Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Estados Unidos
Bush toma el relevo de Clinton después de cinco semanas de recuentos manuales
Rosa Bergés

El pasado 13 de diciembre, el Tribunal Supremo anunció quién sería el nuevo presidente de Estados Unidos. El 43º presidente norteamericano, el republicano George W. Bush, se proclamó vencedor de las elecciones más largas y feroces de la historia americana, después de 36 días de contencioso postelectoral que colocó al país al borde de la crisis constitucional.

El candidato demócrata, Al Gore, no tuvo más remedio que aceptar su derrota y reconocer al líder republicano como el próximo titular de la Casa Blanca. Ni el hecho de haber conseguido el mayor número de votos populares le dio la victoria. Esta se decidió en el estado de Florida, después de muchos recuentos manuales de votos y de que el Tribunal Supremo diera la razón a los republicanos.

36 días de suspense. 537 votos de diferencia. Las presidenciales en Estados Unidos se convirtieron en el culebrón del año 2000. El 7 de noviembre, los estadounidenses acudían a las urnas para elegir al sucesor de Bill Clinton. El recuento se prolongó cinco semanas en Florida. Al final, el candidato republicano, George W. Bush, ganó la batalla al demócrata Al Gore, aprovechando la tendencia a la alternancia política, que casi siempre se produce después de ocho años de un mandato de un partido y que ya dio la victoria, en 1992, a Bill Clinton.

Por primera vez desde hace más de cien años, el inquilino de la Casa Blanca no es la persona que ha obtenido más votos populares en las elecciones. Las irregularidades del sistema electoral en Florida han conducido a que sea el Tribunal Supremo de Estados Unidos quien haya decidido por un solo voto de diferencia el nombre del sucesor de Bill Clinton y han abierto un fuerte debate sobre la legitimidad de esta victoria. El sistema de elección indirecta a través de compromisarios es una de las causas de la eterna espera para saber el resultado de estas elecciones, en las que es posible alcanzar la presidencia sin mayoría de los votos populares. El mayor problema radica en la deteriorada maquinaria electoral del Estado de Florida, cuyos medios y organización están bien lejos de la precisión de la tecnología americana cuando se trata de conducir a los ciudadanos a las urnas. La precariedad de medios, mayor en los condados más pobres, ha perjudicado la candidatura del demócrata Al Gore.

El hasta ahora titular, Bill Clinton, ha intentado en los últimos meses de su mandato asegurar su legado de paz en Irlanda, donde se tambalea la aplicación de los acuerdos de Stormont y más todavía la base política del líder protestante David Trimble. También lo ha intentado en Oriente Próximo, donde ha estallado la segunda Intifada entre israelíes y palestinos. La apuesta por la paz lanzada por el primer ministro laborista, Ehud Barak, se ha convertido en la última esperanza de Clinton.

Da la casualidad de que Florida, el estado causante ...

Cronología año   2000

12 de enero: Cuando el regreso del niño balsero, Elián González a Cuba parecía inminente, el servicio de Inmigración estadounidense lo aplaza unos días a petición de un juez de Miami.

24 de enero: Fusión entre dos de las empresas más importantes de comunicación, AOL i Time Warner. A partir de ese momento surgen muchas demandas afirmando que esta unión rompe las normas del monopolio..

15 de abril: Los jueces castigan a Bill Gates. Los magistrados creen que su gran imperio, la multinacional Microsoft, atenta contra la ley de monopolio.

24 de abril: Agentes federales armados irrumpen en la casa donde vivía Elián con sus tíos en Miami para devolvérselo a su padre.

24 de julio: La empresa de MP3 (música por Internet), Napster, a juicio.

3 de octubre: Primer cara a cara televisado en Boston de Bush y Gore.

11 de octubre: Segundo debate televisado de los candidatos en la ciudad de Salem, en Carolina del Norte.

18 de octubre: Tercer debate televisado, en la ciudad de St. Louis. Muere el gobernador demócrata de Missouri, Mel Carnahan, en accidente aereo.

7 de noviembre: Los estadounidenses acuden a las urnas para elegir a su 43º presidente.

8 de noviembre: Tras una noche electoral larga y confusa, se realiza un segundo recuento de los casi seis millones de votos de Florida. Por su parte, Hillary Clinton consigue su escaño para el Senado de Nueva York, por delante del otro candidato, Ricky Lazio.

16 de noviembre: El Supremo de Florida desautoriza a la secretaria de Estado, Katherine Harris, y dictamina que los recuentos manuales de votos pueden proseguir.

21 de noviembre: El Supremo de Florida sentencia a favor de Gore y ordena a las autoridades de ese estado que tengan en cuenta el escrutinio manual.

22 de noviembre: Bush presenta dos apelaciones ante el Supremo de EE UU.

24 de noviembre: Bush obtiene una victoria legal ante el Supremo de EE UU, que acepta a trámite su demanda, la cual pone en cuestión la constitucionalidad de los recuentos a mano.

29 de noviembre: Clinton inicia el traspaso oficioso de poderes y permite a Bush acceder a documentos secretos.

4 de diciembre: El Supremo de EE UU anula la decisión del Supremo de Florida, que autorizó los recuentos manuales.

9 de diciembre: El Tribunal Supremo de EE UU ordena la suspensión inmediata de todos los recuentos manuales en curso en Florida.

12 de diciembre: Un Supremo profundamente dividido da la victoria a Bush.

21 de diciembre: Bush nombra a los que formaran parte de su gobierno: Paul O’Neill (secretario del Tesoro), Colin Power (secretario de Estado), Christie Whitman (jefa de la Agencia de Protección Ambiental), Mel Martínez (secretario de Vivienda), John Ashcroft (Fiscal General), Gale Norton (secretario de Interior), Donald Rumsfeld (secretario de Defensa), Condoleezza Rice (secretaria de Seguridad Nacional) y Linda Chávez (secretaria de Trabajo). Esta última renuncia al cargo un día después, al descubrirse que en su casa vivió un inmigrante ilegal. A falta de la aprobación del Congreso de algunos de estos nombramientos, George W. Bush, 43º presidente de Estados Unidos espera impaciente el 20 de enero, cuando se celebrará el traspaso de poderes en la Casa Blanca.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull