Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Estados Unidos
El 11-S desata el “síndrome de Pearl Harbor” y acelera la recesión económica
Claudia C. Blass

La mañana del 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos se levantaba con la noticia de que dos aviones se habían estrellado inexplicablemente contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, y que otro avión lo había hecho poco después contra el edificio del Pentágono, en Washington D.C. Las torres no resistieron los daños causados en sus estructuras y se desplomaron, atrapando en su interior a trabajadores y miembros de los equipos de rescate del cuerpo de policías y bomberos de Nueva York que habían entrado en los edificios para evacuarlos. Un cuarto avión, que había desaparecido de los radares de los aeropuertos, se precipitó en un bosque en las cercanías de Pennsylvania.

El 11-S acelera el camino a la recesión

Incertidumbres del bioterrorismo

Crisis diplomática en las relaciones con China

Un Bush en la Casa Blanca, de nuevo

Ejército omnipresente

Estados Unidos de América: denominación de origen

Pasados los primeros momentos de conmoción ante la noticia, se habla de atentados terroristas, ya que la hipótesis de un simple accidente resultaba a estas alturas demasiado improbable. Se empieza a especular sobre la autoría de los ataques y se llega a la conclusión de que no puede tratarse de la obra de un grupo de fanáticos, sino de una cuidada organización, financiada por una compleja estructura. Todo apunta hacia el magnate saudí y enemigo declarado de Estados Unidos Ossama Bin Laden. Éste había sido expulsado de Afganistán en 1996 debido a las presiones de Washington, pero regresó respaldado por los talibán, integristas musulmanes, cuando éstos se hicieron con el poder en Afganistán.
Tras los atentados, los vuelos nacionales e internacionales con destino u origen en Estados Unidos fueron cancelados o desviados a Canadá y las fronteras aéreas norteamericanas cerradas.
Fue, y sigue siendo, extremadamente difícil precisar con certeza el número de víctimas mortales. Los incendios en el llamado ground zero, la explanada donde antes se levantaban las Torres Gemelas, sólo se lograron sofocar a los cien días de los atentados. Los últimos datos señalan más de tres mil muertos pero, tres meses después de los atentados, aún se están retirando escombros de las torres y es difícil hallar los cuerpos, fundidos en el amasijo de hierros al que han quedado reducidas las dos torres.
Estados Unidos y todo el mundo esperaban una respuesta por parte de su presidente, George W. Bush, quien aseguró que los ataques serían respondidos con contundencia. El presidente novel, que en diversas ocasiones se ha reconocido poco dado a los asuntos de carácter internacional, tenía que hacer frente a la mayor situación de emergencia que jamás pudo imaginar. El Congreso enseguida dio carta blanca a Bush para iniciar la guerra y aprobó la donación inmediata de 40 millones de dólares para llevar a cabo las tareas de rescate y la ofensiva militar.
Desde el primer momento, los estrategas militares de Bush coincidieron en que la represalia debía prepararse minuciosamente, pues no podían correr el riesgo de repetir una acción como la de su antecesor Bill Clinton con la respuesta que dio a los ataques terroristas a sus embajadas en Kenia y Tanzania de 1998.
Primer jaque al terrorismo
Los primeros movimientos de Bush en esta operación contra el terrorismo fueron, en primer lugar, congelar todas las cuentas corrientes que actuaban como fuente de financiación de la red terrorista Al Qaeda, a ...

Cronología año   2001

3 enero: La Reserva Federal (Fed) baja por sorpresa los tipos de interés en medio punto, de un 6,5% a un 6%.

20 enero: George W. Bush asume la presidencia de Estados Unidos como 43º presidente de la historia norteamericana.

31 enero: La Fed baja de nuevo los tipos medio punto hasta situarlos en el 5,5%. Pese a todo, Wall Street recibe la bajada con pérdidas.

5 febrero: Empieza en Nueva York el juicio contra 4 de los 22 presuntos implicados en los atentados terroristas de las embajadas norteamericanas de Kenia y Tanzania sucedidos en 1998. Los sospechosos están vinculados al magnate saudí Ossama Bin Laden.

9 febrero: Un submarino nuclear de la Navy, el "USS Greenville", hunde un buque escuela japonés, el "Ehime Maru".

18 febrero: Uno de los agentes más veteranos del FBI es detenido en Virginia acusado de pasar información al Kremlin desde hacía quince años.

20 marzo: La Fed baja de nuevo los tipos de interés medio punto, hasta el 5%, el más bajo desde agosto de 1999.

30 marzo: Bush no ratificará el Tratado de Kioto ni aplicará sus medidas, ya que las considera perjudiciales para la economía norteamericana.

1 abril: Un avión espía de la Navy realiza un aterrizaje forzoso en Hainan, China, tras chocar con un caza chino que lo interceptó.

18 abril: La Fed baja de nuevo por sorpresa los tipos de interés al 4,5%.

19 abril: 5º aniversario del atentado de Oklahoma en el que murieron 168 personas. Su autor, Timothy McVeigh, será ejecutado y su muerte será retransmitida por circuito cerrado de televisión a petición de los familiares de las víctimas.

15 mayo: Nuevo recorte de la Fed en los tipos de interés, que se sitúan en un 4%.

24 mayo: El senador James Jeffords deja el partido republicano y pasa a ser independiente. Esta decisión deja a Bush en minoría en el Senado.

11 junio: Timothy McVeigh muere por inyección letal en la cárcel de Terre Haute, Indiana.

12 junio: George W. Bush inicia su gira por Europa.

27 junio: La Fed rebaja un 0,25 los tipos de interés, situándolos en un 3,75%.

21 agosto: Ante la continua debilidad de la economía estadounidense, la Fed recorta los tipos de interés un 0,25, dejándolos en el 3,5%.

11 septiembre: Dos aviones de la compañía American Airlines son secuestrados y estrellados contra las Torres Gemelas de Nueva York. Las estructuras de los edificios están seriamente dañadas y acaban derrumbándose. Otro avión es desviado y se estrella contra el edificio del Pentágono, en Washington D.C. Se trata de los atentados terroristas más graves de la historia de Estados Unidos y no hay certeza sobre el número de víctimas.

14 septiembre: El Congreso da carta blanca a Bush para hacer la guerra y se movilizan a 50.000 reservistas.

17 septiembre: La Fed baja medio punto los tipos de interés, hasta el 3%, el día en que Wall Street, tras su reapertura después del 11-S, cierra con una caída del 7,13%

2 octubre: Washington muestra a la OTAN pruebas que implican a Ossama Bin Laden en los atentados. La Alianza activa por primera vez el pacto de defensa mutua.

5 octubre: Estados Unidos envía sus primeros mil soldados a la frontera norte de Afganistán.

7 octubre: Dentro de la operación denominada “Libertad Duradera” inician los bombardeos aéreos selectivos sobre las bases de Al Qaeda en Afganistán.

6 noviembre: La Fed recorta los tipos de interés al 2 %.

12 noviembre: La Fed recorta los tipos de interés por décima vez en este año y los sitúa en el 1,75%, el nivel más bajo de los últimos 40 años.

11 diciembre: Procesado en EE. UU. Zacarias Musaui, el primer inculpado por los atentados terroristas del 11 de septiembre.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull