Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Siria
El núcleo duro del régimen sirio frena la apertura política iniciada por Bashar
Isabel González

La apertura política anunciada por Bashar el Asad tras la muerte de su padre, Hafez el Asad, a mediados de julio del año 2000, no ha prosperado durante el año y medio que lleva al mando del Gobierno, debido, entre otras razones, a la presión ejercida por destacados miembros de la "vieja guardia" de su padre y al firme control que tiene sobre los principales órganos políticos y económicos el partido gobernante Baaz.

Las promesas que Bashar realizó antes de tomar posesión de su cargo, con las que se proponía modernizar y democratizar el país, para acabar con la sensación de miedo con la que ha vivido la sociedad siria durante las tres décadas que Hafez dirigió el país con mano de hierro, se quedan en meras cuestiones anecdóticas o de imagen, ya que no van acompañadas de verdaderos cambios estructurales.

No obstante, la concesión de un cierto margen de maniobra a la oposición y a los medios de comunicación permitió la creación, a principios de año, de foros de debate público a través de los cuales la sociedad podía expresar tímidamente sus críticas al Gobierno, algo insólito hasta el momento.

Aunque inicialmente estos foros de debate cuentan con la aprobación del presidente sirio, Bashar el Asad, son sofocados rápidamente por el núcleo duro del Partido Socialista Árabe, Baaz, el sector más influyente y a la vez más reticente a cualquier transformación aperturista en el país.

Los argumentos de todopoderoso Baaz contra las peticiones de intelectuales y personalidades, tanto del país como del exterior, para aumentar la libertad individual, levantar el estado de excepción vigente desde 1963 o convocar elecciones libres, es que estas peticiones están orquestadas por intereses extranjeros que pretenden acabar con la integridad de la república.

La aniquilación, por parte del Baaz, de cualquier posible agente desestabilizador del régimen va más allá de la imposición del silencio, ya que la detención y secuestro de personas críticas con el sistema constituye una realidad más que presente en el día a día. Un ejemplo de ello es el secuestro el 21 de junio del periodista Nizar Nayuf, por parte de los servicios secretos, cuando tenía previsto dar una conferencia sobre la implicación de las fuerzas de seguridad del Estado en las flagrantes violaciones de los derechos humanos en Siria y en el exterior.

Las circunstancias de la detención del director del diario “Sawt al-Democratiya (La voz de la democracia)” pusieron en evidencia la autonomía con la que actúan los cuerpos de inteligencia respecto al poder político, pues todo apunta a que la desaparición de Nayuf no respondiera a una orden directa del presidente sirio, sino más bien a una decisión de los altos mandos de los servicios secretos.

Aceleradas reformas económicas

A diferencia de las reformas políticas, que han quedado en simples actos de fe, las reformas económicas sí han tenido una mayor ...

Cronología año   2001

31 de enero: Los gobiernos de Siria e Irak firman un acuerdo de libre comercio por el que se eliminan las aduanas y las limitaciones administrativas para las transacciones entre ambos países. El acuerdo se produce tan sólo una semana después de que Bagdad firmase un acuerdo similar a éste con el Gobierno de Egipto. A pesar de que Siria e Irak han estado enfrentados durante dos décadas, desde que Damasco diera su apoyo a Teherán en la guerra entre Irán e Irak entre 1980 y 1988, el acercamiento comercial entre ambos países se inició en 1997. No obstante, el acuerdo alcanzado hoy supone un nuevo paso para conseguir la creación de un mercado común árabe.

17 de febrero: Siria vuelve a autorizar los ataques de la guerrilla chií libanesa proiraní Hezbolá en el sur del Líbano contra Israel tras la presión ejercida primero por el ministro iraní de inteligencia, Ali Yusení, que hace un mes y medio exigió a Bashar que levantara las restricciones que había impuesto al grupo islámico Hezbolá; y segundo, por el ministro iraní de Petróleo, Biján Nandar Zangané, que amenaza a Damasco con una subida del precio del petróleo.

29 de marzo: El Parlamento sirio inicia la reforma económica del régimen con la liberalización del sistema bancario, después de que el pasado 2 de diciembre, se aprobase una ley que permitía la creación de bancos privados y el establecimiento de un mercado de valores en el país. La ley contempla que socios extranjeros puedan poseer hasta el 49% de los bancos de nueva creación o privatizados por el sector público del país. Con esta medida legislativa, se acaba con 40 años de monopolio gubernamental.

28 de marzo: En la cumbre que la Liga Árabe celebra en Amán, Siria reconoce, tras 8 años negándose a hacerlo, la Autoridad Nacional Palestina que preside Yasir Arafat en los territorios autónomos de Gaza y Cisjordania.

16 de abril: Israel ataca una estación de radar en la localidad de Dhar al Baydar, en el sur del Líbano. El Gobierno de Israel justifica el ataque contra una posición siria alegando que el Gobierno de Damasco es el responsable de los ataques que lanza el grupo fundamentalista Hezbolá al norte de Israel.

17 de abril: El Gobierno de Damasco pone en alerta máxima a sus 35.000 efectivos desplegados en el Líbano desde el 1976.

6 de mayo: El Papa, Juan Pablo II, exige a Israel en Siria, donde se encuentra de visita, que cumpla la legalidad y abandone los territorios ocupados.

20 de junio: El presidente sirio, Bashar el Asad, ordena la retirada de parte de las tropas sirias de algunas zonas de Beirut y el Monte Líbano, reduciendo el número de soldados de 30.000 a 20.000 para rebajar la tensión que se vive en el Líbano por la presencia de tropas sirias, acantonadas en el país desde hace 25 años.

21 de junio: Los servicios secretos sirios secuestran al periodista Nizar Nayuf, cuando tenía previsto dar una rueda de prensa sobre presuntos crímenes del Estado en su país. El periodista del diario "La voz de la democracia" se encontraba en libertad vigilada, con la condición de no implicarse en una actividad política, desde que saliera de la cárcel el 6 de mayo.

27de junio: Bashar el Asad es recibido con hostilidad en Paris por la comunidad judía francesa, y por el propio alcalde de París, Bertrand Delanoë, tras las polémicas declaraciones que Bashar realizó durante la visita del Papa a Damasco hace aproximadamente un mes.

2 de julio: Después de un paréntesis de tres meses, el grupo chií libanes Hezbolá lanza un ataque contra Israel. Como respuesta, la Fuerza Aérea israelí ataca una estación de radar siria en el valle de la Bekaa. Éste es el segundo ataque que Israel lanza contra posiciones sirias en lo que va de año.

9 de diciembre: El presidente de Siria, Bachar el Asad, encarga al primer ministro, Mohamed Mustafa Miro, que forme un Gobierno con "sangre nueva" para agilizar las reformas económicas en el país. Este será el segundo Gobierno de Bachar desde su acceso a la presidencia.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull