Anuario 1998

Alemania
Argelia
Argentina
Birmania
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Dinamarca
Ecuador
España
Francia
Gran Bretaña
India
Irlanda
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Mauritania
Nigeria
Paraguay
Perú
Portugal
Sáhara Occidental
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Venezuela
Paraguay
La sombra de los dictadores sigue presente en Paraguay con el “caso Oviedo”
Mar Ferrando

que coloca a Paraguay como el tercer país más pobre de América Latina.

La droga y la corrupción que se vive en Ciudad del Este (centro de blanqueo de dinero, comercio ilegal y tráfico de estupefacientes) son dos de los aspectos que el nuevo Gobierno tendrá que afrontar para conseguir el apoyo de Estados Unidos, de los socios de Mercosur (Mercado Común del Sur, formado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, y sus asociados Bolivia y Chile) y demás organismos internacionales. Una nueva imagen del país que podría devolver la confianza de las entidades y empresas extranjeras e incrementar las inversiones para mejorar la situación económica.



Divisiones “Coloradas”

El “conflicto Oviedo” no acabó en las elecciones, ya que las discrepancias dentro el Partido Colorado se han incrementado durante el año. El sector oviedista, formado por Cubas y Oviedo, y los partidarios del ex presidente Carlos Wasmosy se separan cada vez más. Incluso, dentro el mismo Ejército hay partidarios de Oviedo y detractores, una división interna que empezó a surgir con el intento de golpe de Estado, en 1996.

Las divisiones todavía se hicieron más patentes cuando, en septiembre, la Corte Suprema ratificó una condena de 10 años de prisión para Oviedo. La reacción de Cubas ante esta notificación fue negarse a aceptar la sentencia, acusando al Supremo de violar el orden constitucional. La actuación de la justicia en este caso fue ejemplar y constituyó una pieza clave al garantizar los derechos y deberes de toda democracia (tan débil en este país), hecho que transmite una cierta tranquilidad de cara al futuro.

Por su parte, el Ejército amenazó con llevar a cabo un golpe preventivo si Oviedo volvía a la prisión. Incluso, los diarios del país recogieron la filtración de una conversación en la que los militares afirmaban que disolverían el Congreso y convocarían nuevas elecciones si se encarcelaba a Oviedo.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)

Página anterior

Cronología año   1998

31 de enero. Demostración de fuerza militar en Asunción en la que el Ejército pidió la libertad del general retirado Lino Oviedo, candidato favorito en las elecciones del próximo 10 de mayo, que estaba detenido por el golpe de Estado que encabezó en abril de 1996.

17 de abril. El Tribunal Supremo ratifica la condena de 10 años de prisión para el militar Lino Oviedo, una sentencia que dictó un tribunal militar tras acusarle de intento de golpe de Estado.

10 de mayo. Primeras elecciones presidenciales con garantía democrática desde 1989. Gana Raúl Cubas, del Partido Colorado (derecha). También consiguen mayoría en el número de senadores diputados, gobernadores y regidores territoriales.

13 de mayo. El presidente electo, Raúl Cubas, estudia la adopción de una amnistía general que permita poner en libertad al general Lino Oviedo, condenado a 10 años por un intento de golpe de Estado.

18 de agosto. Raúl Cubas perdona la condena impuesta a Oviedo.

20 de agosto. La oposición paraguaya, con el apoyo de algunos diputados oficialistas, solicita abrir un juicio político contra Cubas por el indulto firmado a favor de Oviedo.

1 de septiembre. Un tribunal militar extraordinario anula el caso abierto contra Oviedo, que estaba acusado de intento de golpe de Estado.

24 de septiembre. El Tribunal Supremo ratifica la sentencia de 10 años de prisión para Oviedo.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull