Anuario 1998

Alemania
Argelia
Argentina
Birmania
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Dinamarca
Ecuador
España
Francia
Gran Bretaña
India
Irlanda
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Mauritania
Nigeria
Paraguay
Perú
Portugal
Sáhara Occidental
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Venezuela
Venezuela
Un país cansado de la corrupción confía en el golpista Hugo Chávez para el cambio
Mar Ferrando

anunció que convocaría un referéndum popular, el 15 de febrero (dos semanas después de jurar el cargo como presidente). En esta convocatoria, la población tendría que decidir si reformar o no la Constitución, con el objetivo de que Chávez pueda disolver el Congreso y sustituir el poder judicial por tribunales de salud pública, además de autorizar la reelección inmediata del jefe del Estado, e instaurar un cuarto poder, el “poder moral”, encargado de defender la noción de ciudadanía.



Un discurso incierto

En sus discursos, muy populistas, prometió a los trabajadores que recuperarían su poder adquisitivo y que aplicaría medidas de protección social, además de mejorar el sistema educativo del país y de ampliar la ayuda a la agricultura.

Este mensaje esperanzador contrasta con su pasado golpista y la intención que tiene de dar a los militares (que colaboraron en el golpe de 1992) cargos importantes en el Gobierno. El cariz populista se contrapone con las ansias de Chávez de gobernar, que hacen pensar que adopte una tendencia autocrática, como ya ha pasado en otros países. Ante el miedo que despertó el nuevo presidente, Hugo Chávez anunció que haría un viaje a varios países de Europa y América para establecer los primeros contactos diplomáticos, dar a conocer su política y borrar, de esta manera, la imagen de dictador. Unas intenciones que fructificaron a finales de diciembre cuando Chávez llevó a cabo una gira por Europa (Francia, Italia, Alemania) antes de volar hacia México, Colombia y Argentina.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)

Página anterior

Cronología año   1998

14 de abril. El Tribunal Superior de Salvaguarda del Patrimonio Público establece una nueva orden de detención del ex presidente Carlos Andrés Pérez. Pérez afirma ser víctima de una intriga política y de una persecución judicial y se muestra sorprendido por la severidad con que le tratan, mientras el ex golpista Hugo Chávez está libre y se perfila como próximo presidente en las encuestas de las elecciones del diciembre. A Andrés Pérez se el acusa de enriquecerse durante su segundo mandato de gobierno de 1989 al 1993.

30 de agosto. La economía se ve gravemente perjudicada por la caída de los precios del petróleo. El desequilibrio provoca que el Gobierno sitúe el tipo de interés al 70% en un desesperado intento de defender la cotización del bolívar.

8 de noviembre. Elecciones parlamentarias y regionales. El partido de Chávez, El Movimiento V República (MVR), y la primera fuerza de su liga electoral, Polo Patriótico (PP), ganan en la mayor parte de los cuatro estados del país. El gran otro partido, Acción Democrática (AD), sólo gana en dos estados.

6 de diciembre. Comicios presidenciales. Se presenta Hugo Chávez por Polo Patriótico. Para evitar la cantada victoria de Chávez, Henrique Salas se presentó como representante del frente electoral unido: Acción Democrática (AD) (socialdemócratas) y Copei (democristianos). Finalmente, ganó Hugo Chávez, con el 56% de los votos de los electores.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull