Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Austria
El nuevo Gobierno compartido con Haider provoca la repulsa de la UE
Gustavo Da Silva

La participación de la extrema derecha en el Gobierno, en coalición con el democristiano Partido Popular (ÖVP), provocó la mayor crisis diplomática en la historia reciente de Austria. Durante siete meses, sus socios de la UE suspendieron las relaciones bilaterales con Viena. En el ojo del huracán de esta reacción internacional estuvo el líder del Partido Liberal (FPÖ), Jörg Haider, un demagogo xenófobo con antiguas veleidades filonazis.

La génesis del terremoto Haider se remonta a las elecciones legislativas de octubre de 1999. Los resultados invitaban a reeditar el pacto de Gobierno entre el Partido Social Demócrata (SPÖ) y el ÖVP, una fórmula vigente desde 1987. Las negociaciones se dilataron tanto, que Austria tuvo un Gabinete en funciones durante cuatro meses, presidido por el socialdemócrata Viktor Klima. Ante la incapacidad para llegar a un acuerdo, la aritmética parlamentaria sólo otorgaba una mayoría estable a una alianza entre el ÖVP y el ultraderechista FPÖ. El vicecanciller interino, el democristiano Wolfgang Schüssel, vio la ocasión de acabar con el monopolio histórico del SPÖ –desde 1945, sólo estuvo en la oposición entre 1966 y 1970–.
El día en el que Schüssel y el líder del FPÖ, Jörg Haider, comenzaron los contactos para consensuar un programa de gobierno, la alarma por la cercana llegada al poder de una formación neofascista saltó en la conciencia histórica de Occidente. Haider, gobernador del Estado federado de Carintia, llegó a la dirección de los liberales en 1986. En 13 años consiguió que el FPÖ pasara de tener un 5% de votos a un 27% –1’3 millones de sufragios– en las últimas legislativas, convirtiéndose en la segunda fuerza política de Austria. Por el camino, había hecho declaraciones a favor de la política de empleo de Hitler o tildado a los ex combatientes de las SS como “gente decente”. Aunque en la campaña electoral de 1999 se disculpó por estas afirmaciones, sí mantuvo un discurso nacionalista contra el peligro de la inmigración. A Haider le define su falta de escrúpulos en el ejercicio político, el sentido oportunista y su populismo exacerbado. Ha hecho del FPÖ un partido escoba, que acoge a un votante interclasista desencantado con el reparto proporcional del poder, característico del bipartidismo hegemónico. Los liberales han simbolizado la resistencia feroz al anquilosamiento de los últimos Gobiernos.
Con la presión internacional en plena ebullición, se consumó el acuerdo entre los democristianos y la extrema derecha. Mientras un frío Thomas Klestil, presidente federal, investía al nuevo Ejecutivo, la UE, en una decisión sin precedentes, anunciaba un aislamiento diplomático basado en la suspensión de las relaciones bilaterales entre los catorce Estados miembros y su socio centroeuropeo. Sin embargo, el bloqueo no afectaba al ámbito de las instituciones comunitarias.
La adversidad de los Gobiernos de la UE atizó el antieuropeísmo de Haider, quien ...

Cronología año   2000

4 de febrero. El nuevo Ejecutivo de coalición entre ÖVP y FPÖ toma posesión. El canciller es Wolfgang Schüssel (ÖVP) y el FPÖ se adjudica la vicecancillería y los ministerios de Finanzas, Justicia, Defensa, Infraestructuras, y Asistencia social. El programa de Gobierno prioriza la reducción del gasto público, el aumento de la edad para acceder a la jubilación anticipada, la rebaja de la factura farmacéutica del Estado y la reducción del cuerpo de funcionarios. Los países de la UE suspenden sus relaciones bilaterales con Austria.

17 de febrero. Viktor Klima dimite como líder del SPÖ. Le releva Alfred Gusenbauer.

28 de febrero. Jörg Haider renuncia como presidente del FPÖ. Le sustituye la vicecanciller Susane Riess-Passer.

17 de mayo. El Gobierno indemnizará con 72.000 millones de pesetas a 150.000 trabajadores forzados del III Reich.

12 de septiembre. Los Estados miembros de la UE reanudan sus relaciones diplomáticas con Viena.

15 de octubre. Elecciones en el Estado federado de Estiria (capital: Graz): ÖVP, 47’3% –sube un 11%–; SPÖ, 32’4% –baja un 3’5%–; FPÖ, 12’4% –baja un 4’7%–.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull