Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Costa Rica
La gran excepción de Centroamérica, en pleno apogeo económico
Asunción Rosselló

Costa Rica es considerada la Suiza centroamericana por ser el país más estable de toda Centroamérica. A diferencia del resto de países de la América Central, la población de Costa Rica está formada por un 90 % es de origen español, y tan solo un 2 % es descendiente de africanos y un 1 % corresponde a la población indígena. Así pues, la homogeneidad de la población costarricense hace que el país no se vea agravado por problemas étnicos que son gran parte del cáncer que sufren los países vecinos.

El hecho de que haya una cierta igualdad de étnias y culturas en la población costarricense contribuye a la paz social, y en consecuencia, también en la economía.

No obstante, Costa Rica ha terminado el año 1999 con un crecimiento favorable. El crecimiento del PIB se ubica alrededor del seis por ciento, muy por encima del promedio de 1997, año en que recuperó la vertiginosa caída de 1996, que fue del cuatro por ciento. Las exportaciones , una de los principales fuentes de ingreso del país conjuntamente con el turismo, crecieron a un ritmo cercano al veinte por ciento. Por orto lado, las importaciones aumentaron menos del diez por ciento.

Debido a la continua entrada de capitales privados, las cifras que marcan las inversiones extranjeras sigue siendo altamente positiva, y por ello las reservas internacionales del Banco Central cerraron 1999 en un nivel cercano a los 1.400 millones de dólares. No obstante, y a pesar de que el repaso a los principales datos económicos de Costa Rica durante el año 1999 evidencia la buena salud de la economía del país, existen algunos factores que pueden condicionar el crecimiento. El mayor problema es la gran disparidad en el crecimiento entre los distintos sectores productivos. La caída de los precios del café, plátano y otros productos agropecuarios, en contraste con los altos precios del petróleo hace desequilibrar la balanza. Pero, en general, debe considerarse que éste ha sido un buen año para la economía costarricense , representando con un 6 % el segundo índice de crecimiento más elevado de toda América Latina.

Las exportaciones y el turismo son los dos elementos que han contribuido a sacar a Costa Rica del bache sufrido en 1996, la recesión más severa sufrida por el país desde los años ochenta. Una vez superada esta crisis, Costa Rica se ha mostrado muy activa en el transcurso de los últimos tres años. A esta buena progresión ha contribuido, en gran medida, la inserción competitiva en los mercados mundiales. Costa Rica exporta mayoritariamente café y plátanos, y su gran cliente es Estados Unidos seguido por la Unión Europea.

Por otra parte, cabe destacar el gran incremento del turismo que ha tenido Costa Rica a lo largo del añoe 1999. Por lo que se refiere a la inflación hay que decir que algo más del doce por ciento.

Nuevo Gobierno

Este auge económico ha venido acompañado de un nuevo Gobierno encabezado por Miguel Ángel Rodríguez, del Partido de la Unidad Social-Cristiana, que se proclama como una derecha moderada. El nuevo presidente, que tomó las riendas del Gobierno en mayo de 1998, ha estabilizado una situación económica que al final del mandato de su antecesor, José María Figueres, no era muy alentadora fundamentalmente por la deuda que 3.200 millones de dólares que le tocó como herencia de la caótica gestión que ejerció Figueres.

En consecuencia, una economía que se había venido abajo de manera progresiva desde 1992, se ha recuperado de un modo muy satisfactorio durante el primer año de mandato de Miguel Ángel Rodríguez.Gracias a la nueva dinámica en la progresión y desarrollo de la economía de Costa Rica, así como su estable situación política y social, podríamos concluir este análisis del país afirmando que Costa Rica es un oasis de calma y equilibrio comparado con sus turbulentos vecinos.

De todos modos, durante los dos últimos años se ha producido una sensible subida de la delincuencia que el Gobierno lo relaciona con las inmigraciones; mayoritariamente, provinientes del resto de países de América Central.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull