Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Cuba
La IX Cumbre Iberoamericana evidencia el parón reformista de Castro
Asunción Rosselló

“Que Cuba se abra al mundo ", este fue el mensaje que lanzó el Papa Juan Pablo II durante su visita a Cuba en enero de 1998. Casi dos años después de la mítica visita de el Papa, Castro ha mantenido inalterable el rumbo socialista de su gobierno, aunque la celebración de la IX Cumbre Iberoamericana en La Habana ha supuesto, indirectamente, una cierta apertura al mundo.

En este encuentro se dieron cita prácticamente todos los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la región. Cinco fueron las excepciones de asistencia a la Cumbre: Eduardo Frei, presidente de Chile, y Carlos Menem, presidente de Argentina, no acudieron a La Habana por su desconformidad por el caso "Pinochet" ; y los tres países restantes: Costa Rica, El Salvador y Nicaragua argumentaron su ausencia alegando su condena al Régimen de Castro. La Cumbre se desarrolló bajo el efecto indirecto del " caso Pinochet", así como de la situación interna del país anfitrión. Los principales objetivos a abordar en el encuentro fueron los complejos desafíos que plantea un mundo globalizado a la incipiente comunidad iberoamericana. Lo prioritario fue tratar todas aquellas parcelas que significan el futuro de la región, tales como el desarrollo, la gobernabilidad, el diálogo inter-ciudades, las universidades, la investigación, y así un largo etcétera. A pesar del cúmulo de intereses, metas y puntos de partida del conjunto de América Latina, la reunión de La Habana no dejó resultados fecundos. Y es que, ante la atomización de situaciones que vive la región como consecuencia de las diversas y nuevas divisiones del subcontinente, unificar criterios no resulta fácil . Estas distribuciones del subcontinente, actúan con gran fuerza y alejan a unas naciones latinoamericanas de otras. Por ello, la Cumbre constituyó un conducto indispensable para la conservación de afinidades existentes , así como para construir nuevas convergencias por difíciles que parezcan. No obstante, el encuentro entre los dirigentes hispanoamericanos no contribuyó a poner en práctica políticas comunes, pero sí que facilitó la generación de enfoques comunes. Así pues, la reunión favoreció el intercambio de experiencias y conocimientos, algo que denotó un cierto grado de compenetración entre todas las partes.

Durante los dos días que duró la Cumbre, los medios informativos internacionales desnudaron la realidad del régimen de Castro: el freno impuesto a las reformas y una población que se afronta a unas difíciles condiciones de vida. Y es que la Revolución Cubana, a pesar de la muerte en 1991 de la Unión Soviética, sigue creyendo que Cuba representa la Utopía realizable. Por su parte, la oposición al régimen de Castro aprovechó la Cumbre para mostrar su postura, y hacerse escuchar buscando que el Gobierno tuviese que aceptar la visión que la oposición da de sí misma .Los disidentes ...

Cronología año   1999

16 de marzo. La Sala Segunda de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal de La Habana condena a cino años de prisión a los disidentes del “ grupo de los cuatro “.

11 de maig. Encuentro de representantes del gobierno cubano y estadounidense en Nueva York con el fin de abordar el tema migratorio.

2 de junio. Cuba presenta una demanda contra Washington por reparación de daños e indemnización de perjuicios derivados de la muerte de 3.478 ciudadanos cubanos víctimas de una política agresiva de EEUU.

7 de junio. Seis disidentes inician un ayuno patriótico en La Habana para reclamar la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos.

12 de noviembre. Castro detiene a un líder de la disidencia que se iba a entrevistar con Aznar, en vísperas de la inauguración de la IX Cumbre Iberoamericana.

14 de noviembre. Por primera vez en la historia los Reyes de España visitan Cuba en una visita calificada como privada con proyección pública.

16 de noviembre. Comienza la IX Cumbre Iberoamericana con el fin de plantear los desafíos que la globalización plantea a la comunidad iberoamericana.

25 denoviembre. Un niño “balsero” llega solo a EE.UU. y crea una guerra política entre ambos países


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull