Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Nicaragua
El huracán “Mitch” marca un antes y un después en la historia de Nicaragua
Asunción Rosselló

Nicaragua ha vivido un año marcado por la catástrofe que causó el huracán Mitch, cuando en octubre de 1998 asoló el país. Después de Honduras, Nicaragua fue el país más afectado por las inclemencias de este fenómeno meteorológico. Ha pasado ya algo más de un año desde que el huracán Mitch provocara casi 900.000 damnificados (el 19 % de la población), causara la muerte de más de 3.500 personas, unas pérdidas materiales superiores a los 1.500 millones de dólares (el 75 % del PIB) y destruyera el 22 % de la superficie cultivada.

La catástrofe natural impulsó la cooperación internacional, pero, ante las numerosas deficiencias en la coordinación de la ayuda por parte del Estado, así como una sospechosa escasez de datos fiables suministrados por éste, la comunidad donante impuso al Gobierno de Nicaragua, el pasado mayo, ciertas condiciones ineludibles para seguir apoyándole. Transparencia, fortalecimiento de las instituciones, descentralización, así como transferencia de recursos y competencias a los gobiernos locales son algunas de las condiciones impuestas por los cooperantes. El efecto del Mitch también destapó numerosos casos de corrupción, entre los que se encuentra el enriquecimiento personal de Arnaldo Alemán, presidente del Gobierno de Nicaragua, a cargo de las arcas públicas, caso que está siendo investigado por la Oficina de Control General de la República. Fue el 10 de enero de 1997 cuando Arnaldo Alemán, liberal y antiguo opositor a la revolución sandinista, tomó la presidencia de manos de Violeta Barrios, viuda del ex presidente Chamorro, para convertirse en el tercer presidente de Nicaragua desde la caída de los Somoza. Desde que el oficialista Partido Liberal Constitucionalista (PCL) llegó al poder, su discurso político ha estado plagado de públicos enfrentamientos con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). El huracán Mitch también sirvió para activar la rivalidad entre el Gubernamental PCL y el FSLN. Y es que las principales localidades afectadas por el huracán son gobernadas por sandinistas, por lo cual el reparto de las ayudas ha sido tratadas de forma partidista. A pesar de ello, ha aumentado el seguimiento al FSLN, incluso en lugares de escasa representación sandinista. El huracán subyace detrás de este cambio ya que los sandinistas han aprovechado la ocasión para poner en evidencia las lagunas de la gestión, a veces un tanto oscura, del presidente Arnaldo Alemán. Aprovechando la ocasión, el líder del FSLN, Daniel Ortega, exige al Gobierno reformas sociales radicales. Así pues, la Nicaragua de 1999 no se puede entender sin el huracán Mitch. Éste ha servido para desenterrar los problemas del país de una forma harto brusca. No hay que olvidar que Nicaragua vivió una larga guerra que dividió en dos al pueblo nicaragüense, y que por ello, pasa hoy por una de las transiciones más complejas y frágiles de América Latina. La economía del país está anclada en una profunda depresión. La deuda externa alcanza los 1.250 millones de dólares y la actividad productiva se halla totalmente paralizada.

Cronología año   1999

24 de octubre 98. El paso del huracán Mitch devasta gran parte de América Central, ocasionando más de 6.500 muertes y destrucciones materiales cifradas en miles de millones de dólares. Nicaragua es el país más afectado, después de Honduras.

8 de marzo. El jefe de la Casa Blanca, Bill Clinton, comenzó en Nicaragua una gira de cuatro días de solidaridad por la Centroamericana devastada por el huracán Mitch. El Presidente de los Estados Unidos viajó a Nicaragua 31 años después de Lyndon Johnson. Su acto principal fue en Posoltega, donde el lodo y las piedras mataron a 2.300 personas de sus 17.000 habitantes.

28 de mayo. Los países e instituciones donantes reunidos en Estocolmo deciden conceder a América Central una ayuda de 9.000 millones de dólares para reconstruir las zonas más afectadas por el huracán Mitch.

18 de junio. . Unas negociaciones entre el Partido Liberal Constitucionalista ( PLC ),en el poder, y los sandinistas desembocan en el nombramiento de un procurador de los derechos humanos. Fue tres años después de la creación de esta institución.

10 de noviembre. El presidente del Gobierno español, Jose Mª Aznar, realiza una visita oficial a Nicaragua para conocer los efectos del huracán y firma unos acuerdos de cooperación


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull