Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
República Dominicana
Hipólito Mejía intenta reactivar la economía de la República Dominicana
Luis Concepción

El 16 de mayo, cuatro millones de dominicanos acudieron a votar en un sistema en el que las mujeres concurren a las urnas por la mañana y los hombres por la tarde. Concluido el escrutinio, el socialdemócrata Hipólito Mejía obtuvo 49,86% de los votos, casi el 50% necesario para evitar la segunda vuelta, que estaba prevista para el 30 de junio de 2000. Tanto el candidato del oficialista Partido de Liberación Dominicano (PLD), Danilo Medina, como Joaquín Balaguer, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), decidieron retirarse de la carrera presidencial y reconocieron la victoria del líder opositor. De lo contrario hubieran obligado al país a efectuar una segunda ronda que, en palabras de Medina, significaría “un camino tortuoso que podría crear inestabilidad y perjudicar a la economía”.

La victoria del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que no ganaba unas elecciones desde 1986, supone el inicio de una alternativa real de partidos en el poder después de una tradición electoral de fraude, protagonizada en muchos casos por el ex presidente Balaguer. Hace 40 años, Balaguer fue uno de los más estrechos colaboradores del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Nonagenario, ciego y con dificultades motrices, Balaguer sigue aspirando a ganar unas elecciones.

Los comicios de este año en la República Dominicana estuvieron marcados por las severas críticas del candidato del Partido Revolucionario Dominicano, Hipólito Mejía, a la política económica del presidente saliente, Leonel Fernández. Importantes medios de comunicación y el PRD coincidieron en denunciar que en los últimos cuatro años de crecimiento económico la población (según el Fondo Monetario Internacional el PIB por habitante es de 1.346 dólares) no ha palpado los éxitos económicos de la Administración. A su vez Hipólito Mejía tachó a la formación neoliberal del presidente Leonel Frenández de “distante” ante los verdaderos intereses del pueblo. Hipólito Mejía aseguró que frente a estas deficiencias que había demostrado el Partido de Liberación Dominicano (PLD), él daría “un rostro humano” al crecimiento económico.

En los meses previos a las elecciones de mayo, Leonel Fernández decide recortar el presupuesto a la mayoría de instituciones del Estado para retener fondos y que el próximo gobierno no se encuentre con un presupuesto mínimo e inmanejable. Pero al poco de acceder al Palacio Nacional, sede del Gobierno, Mejía comienza a transmitir al país que el Estado había sido dejado en bancarrota y que no quedaba más remedio que afrontar un severo plan de ajustes. Al tiempo que Mejía y su equipo examinaban las cuentas públicas, se desataba la crisis mundial por el alza de precios del petróleo, episodio que oscurecía aún más las expectativas de la economía dominicana y obligaba a incrementar en un 25% el precio de los combustibles. A principios de noviembre, en dos discursos consecutivos, Mejía aseguraba que el Gobierno del PLD había dejado una deuda de 25.000 millones de pesos (1.562 millones de dólares) y un déficit fiscal de 7.000 millones de pesos (437 millones de dólares). El partido de centroizquierda, el PRD, decide crear un fondo contra la pobreza generado por los recursos del recorte de los sueldos del propio Hipólito Mejía y de los salarios de los funcionarios públicos.

En los primeros meses de Gobierno del socialdemócrata Hipólito Mejía se han repetido los enfrentamientos con los ex funcionarios del PLD acusados de corrupción. En septiembre, 1.425 ex funcionarios no habían declarado aún sus bienes, entre ellos el ex presidente Leonel Fernández, cuando el PRD ya llevaba más de un mes gobernando. En los últimos meses del año se han encarcelado a varios altos cargos de la Administración del PLD, incluidos tres ex ministros, todos acusados de fraude por apropiación ilícita de fondos públicos.

Mejía dispone de unos 700 millones de dólares prestados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la financiación de 15 proyectos importantes que el presidente tendrá que realizar durante los próximos cuatro años.

Cronología año   2000

16 de mayo. Se celebran las elecciones presidenciales en el país. Joaquín Balaguer y el candidato del partido gobernante (PLD), Danilo Medina, se retiran de la carrera presidencial ante la victoria clara del socialdemócrata Hipólito Mejía en la primera ronda de los comicios. El candidato del Partido Revolucionario Dominicano obtiene el 49,86% de los votos, mientras que Medina consigue el 24,95% y Balaguer, con 93 años, es apoyado por el 24,61% de los dominicanos que acuden a las urnas.

7 de junio. El Banco Mundial comunica a Mejía que el próximo Gobierno dispondrá de más de 180 millones de dólares en préstamos que no fueron utilizados por Leonel Fernández, del PLD. La Administración “peledeísta” sólo utilizó el 40% de la cartera de préstamos disponibles, unos 120 millones de dólares.

7 de julio. El Banco Interamericano comunica a Hipólito Mejía que su Gobierno dispondrá de unos 700 millones de dólares para la financiación de 15 proyectos importantes.

25 de julio. Vence el plazo que tenía la Corporación Dominicana de Electricidad, institución pública, para el pago de la deuda del Gobierno a las empresas privadas que suministran energía eléctrica al país. La deuda asciende a 33,2 millones de dólares (532,9 millones de pesos). Las empresas son: Smith-Enron, AES Dominican Power, Compañía eléctrica de Puerto Plata, transcontinental Capital, Metaldom, Laesa, Maxon Engineering y Cayman Power.

16 de agosto. El candidato del PRD y ganador de las elecciones de mayo, Hipólito Mejía, toma posesión de su cargo como presidente de la República Dominicana e inicia su mandato.

21 de agosto. Mejía revela que en los últimos tres días del mandato de Leonel Fernández se firmaron cheques por 1.600 millones de pesos.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull