Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Afganistán
Las tensiones internas provocan que los talibán se estanquen en el control del país
J. Salvador Martínez

Por primera vez desde su irrupción en el escenario político en 1994, los talibán (movimiento fundamentalista de etnia pashtú) no han conseguido ningún progreso sobre el terreno en su intento de controlar el país. Las tensiones internas y un cierto relajamiento entre los talibán (que controlan el 85% del territorio), además del equilibrio militar entre los bandos que se disputan el país (por una parte los talibán y por otra la coalición del norte, dirigida por Ahmed Shad Massud) han sido las causas de esta situación de "statu quo".

Los talibán han lanzado ofensivas regulares sobre los tres ejes claves del país: la llanura de Shamali, al norte de Kabul; la frontera tayiko-afgana, al este de Kunduz, y el valle de Darra-ye, al noreste del país; sin embargo, no han tenido éxito. Las contraofensivas de la coalición tampoco tienen grandes resultados, únicamente han conseguido recuperar el control de algunas poblaciones aisladas del norte del país, pero nunca han llegado a amenazar el control que los talibán tienen sobre la capital, Kabul. En marzo, los talibán intentaron extenderse hacia el este, pero también fueron detenidos por el ejército que lidera Massud. Desde entonces los talibán han tenido que afrontar un problema de efectivos: los medios tribales pashtú, su apoyo tradicional, se niegan a enviar a sus jóvenes de forma permanente al ejército talibán. Ahora, estos dependen de los voluntarios reclutados en las escuelas religiosas de Pakistán (acentuando así la dependencia de los talibán con respecto a este país) para engrosar sus filas. En febrero y en mayo, dos intentos de atentados fallidos contra su jefe carismático, Mollah Omar, han avivado los nuevos focos de tensión que aparecen en el este del país, donde los talibán también están teniendo problemas para controlar esa zona. Los autores no han sido atrapados.

Aislamiento internacional

La comunidad internacional se niega a reconocer el gobierno de los talibán que, por su parte, siguen empeñados en hacer valer su propia versión de la ley islámica y en convertir a Afganistán en un país ultraortodoxo sin parangón en el mundo. El cierre de escuelas femeninas, la prohibición de trabajar a las mujeres y la imposición de rezar cinco veces al día, son un ejemplo.

Los talibán se encuentran muy aislados en el plano internacional desde la entrada en vigor, en octubre de 1999, de las sanciones aprobadas por la ONU (Naciones Unidas), que consistieron en bloquear las ayudas internacionales que Afganistán iba a recibir, a petición de los Estados Unidos. El objetivo es conseguir de los talibán la expulsión de Osama Ben Laden, un militante islámico radical saudí acusado por Washington de ser el autor de los atentados contra las embajadas norteamericanas de Kenia y Tanzania en agosto de 1998. Washington ha denunciado también que el terrorista está implicado en el ataque de octubre pasado contra el destructor estadounidense “USS Cole”, en Yemen, que causó la muerte de 17 marinos y heridas a otros 39.

Los rusos también presionan ...

Cronología año   2000

5 de febrero. Fundamentalistas islámicos secuestran, en Londres, un avión pakistaní con 166 personas a bordo.

6 de febrero. Los secuestradores dejan en libertad a nueve pasajeros en Moscú. Su intención es llegar a Londres.

7 de febrero. Las autoridades británicas negocian con los secuestradores afganos y tres personas son liberadas. Una semana después, todos los pasajeros son liberados.

21 de febrero. La oposición a los talibán avanza en los distritos del norte.

28 de febrero. Atentado fallido contra el jefe carismático de los talibán, Mollah Omar. El atentado se atribuye a miembros del ejército de coalición.

6 de marzo. La OCI (Organización de la Conferencia Islámica) intenta una mediación en Arabia Saudí para que los talibán suavicen su política represiva en el país. Los talibán piden que el papel su dirigente, Mollah Omar, no sea cuestionado.

23 de marzo. Los talibán tratan de extenderse en el este del país. La contraofensiva del ejército de la coalición del norte, que lidera Shad Massud, repele el intento.

22 de mayo. El ministro de Justicia afgano considera que las ejecuciones públicas protegen la vida porque evitan que los hombres comentan crímenes.

13 de julio. Las mujeres afganas se unen en el ciberespacio contra la represión talibán.

23 de julio. Ministros talibanes proponen quitar programas de televisión para proteger la pureza de su Estado islámico.

27 de julio. Los talibanes y la coalición que lidera Massud tienen duros enfrentamientos militares en el norte del país.

7 de agosto. Rusia condena el terrorismo de los talibán. El Gobierno ruso considera que los militares chechenos se entrenan en Afganistán.

8 de agosto. Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares por la captura del líder saudí, Osama Ben Laden, y siete personas más acusados de atentados contra embajadas norteamericanas.

21 de agosto. Las Naciones Unidas ayudan a a las víctimas del norte de Afganistán a escapar de la zona de guerra.

23 de agosto. A las Naciones Unidas le preocupa que los extremistas islámicos usen Afganistán como base.

6 de septiembre. Los talibán se hacen con Talogan, una importante ciudad del norte de Afganistán, tras un duro enfrentamiento con la oposición que lidera Massud.

27 de octubre. Cerca de un millón de afganos podría morir de hambre este invierno si la comunidad internacional no envía ayudas urgentes. La FAO empieza una campaña para conseguir dinero.

10 de noviembre. Pakistán estima que entre septiembre y noviembre 46.000 afganos han emigrado a su país.

15 de noviembre. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) sitúa a Afganistán como el segundo país del mundo que más porcentaje de desnutridos tiene.

4 de diciembre. Nuevas propuestas, no oficiales, del Consejo de Seguridad de la ONU proponen discutir una nueva lista de sanciones contra los talibán. Las propuestas incluyen el embargo de armas, restricciones de visados para los oficiales talibán y el cierre de algunas embajadas.

15 de diciembre. El embajador talibán en Pakistán acusa a Washington de pedir más sanciones, bajo el pretexto de Ben Laden, en vez de ayudarles a combatir la sequía. Los talibán consideran que este hecho es una violación de los derechos humanos.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull