Anuario 1998

Alemania
Argelia
Argentina
Birmania
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Dinamarca
Ecuador
España
Francia
Gran Bretaña
India
Irlanda
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Mauritania
Nigeria
Paraguay
Perú
Portugal
Sáhara Occidental
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Venezuela
Birmania
Myanmar, paradigma de la represión y de la inestabilidad política
J. Salvador Martínez

Myanmar (46 millones de habitantes), la antigua Birmania, vive desde 1992 bajo la tiranía de la dictadura militar dirigida por el general Than Shwe. Desde entonces, la situación ha empeorado considerablemente y las manifestaciones protagonizadas por estudiantes son duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad. Tampoco la presión internacional ha contribuido a mejorar la situación.Tras conseguir la independencia en el año de 1948 y mantener un régimen democrático parlamentario, Birmania cayó en una profunda depresión tras el golpe militar (1962) del general Ne Win.

Suu Kyi, la alternativa prohibida

En el mes de enero se celebró el 50º aniversario de la independencia del país. La celebración fue aprovechada por la Premio Nobel de la Paz (1991), Aung San Suu Kyi, líder de la Liga Nacional para la Democracia (LND, principal partido de la oposición) para solicitar un cambio de gobierno con elecciones democráticas. El gobierno militar, sin embargo, no sólo ignoró la petición, sino que reforzó las medidas represivas.

El 15 de noviembre de 1997 la Junta Militar anunció la disolución del SLORC (Consejo para el Restablecimiento de la Ley y el Orden) y la creación del Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado (SPDC), compuesto por 19 militares. Cuatro de ellos pertenecían a la junta anterior y el resto eran jóvenes militares regionales. El nuevo Consejo realizó una remodelación del Gobierno, que definitivamente estaría compuesto por 40 personas, muchos de ellos civiles. El hostigamiento y la persecución contra militantes y dirigentes de la LND continuó durante el año 1998, pero el Gobierno autorizó un congreso de la oposición para celebrar el octavo aniversario de las elecciones generales.

En agosto de 1998, los militares lanzaron una virulenta campaña de prensa contra Suu Kyi, quien había sido detenida en un puesto de control de la Armada cuando, por cuarta vez, intentaba salir de Yangon (la capital, anteriormente conocida como Rangún) para encontrarse con sus partidarios. En uno de esos intentos, Suu Kyi estuvo encerrada durante seis días en su coche hasta que fue sacada a la fuerza por la policía y devuelta a su casa en una ambulancia, un hecho que atrajo considerables críticas internacionales al régimen del SPDC. La Junta calificó a Suu Kyi como "enemigo público número uno" y los diarios gubernamentales agregaron que quien se encontrase con ella en público no habría de "vivir mucho".

El partido de la oposición manifestó su intención de convocar unilateralmente un “Parlamento Popular” con los candidatos electos y representantes de los grupos étnicos minoritarios, lo que fue apoyado por manifestaciones estudiantiles en Yangon. En septiembre la LND estableció un Comité de Representantes, dirigido por Suu Kyi y Aung Shwe que actuaría en nombre del Parlamento Popular, que declaró ilegales todas las leyes aprobadas por la Junta en los últimos diez años y pidió la libertad incondicional para todos los presos políticos. En octubre de 1998 el vicesecretario general de la ONU, Alvaro de Soto, viajó a Myanmar, donde se entrevistó con miembros del ...


Periodismo Internacional © 2018 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull