Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Filipinas
El Gobierno de Estrada se afianza en el poder mientras la economía se recupera de la crisis
Juan Carlos González

Después de la proclamación de Joseph Estrada como nuevo presidente de Filipinas, en mayo de 1998, el Gobierno se ha afianzado en el poder. Pero el presidente de la República ha suscitado sorpresa por la originalidad de sus métodos. Su deseo de disponer de poderes económicos de urgencia para hacer frente a la crisis, el regreso a un primer plano de las personas de confianza del antiguo presidente Ferdinand Marcos y la política exterior llevada a cabo.

Filipinas parece recuperarse poco a poco de la crisis asiática. El Gobierno de Manila ha conservado la confianza financiera internacional. El volumen de exportaciones ha crecido cerca de un 18%, y el total de importaciones ha bajado en un 17%. Entre las exportaciones, han subido considerablemente las que se han destinado al mercado europeo. Por este motivo, el Gobierno filipino vio con buenos ojos la conversión de parte de sus divisas en euros. La utilización del euro minimizará los riesgos en el intercambio de divisas e impulsará las exportaciones a los países europeos, que representan actualmente el 20% del comercio de las islas. El PIB por habitante se sitúa en 3.500 $, y el índice de paro en un 20%. Para reducir su deuda externa, que asciende a 45.433 millones $, y para recuperarse de la crisis asiática. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el pasado mes de febrero un préstamo de 1.400 millones de $ para que el país haga reformas con el objetivo de estimular su crecimiento. Dentro de las reformas que el Gobierno de Estrada va a llevar a cabo, se encuentra la liberalización del mercado, la desregularización y las privatizaciones. A estas reformas se le sumará el control de l gasto público para mejorar las bases económicas del país. Estas reformas pretenden también atraer inversión extranjera.
En política interior, el Gobierno de Manila ha intensificado este año sus negociaciones con el Frente Moro Islámico de Liberación (MILF) y con los comunistas del Frente Nacional Democrático. En febrero, representantes del Gobierno se sentaron a negociar con los musulmanes de la isla rebelde de Mindanao, que reclaman su independencia. La isla de Mindanao tiene una población mayoritariamente musulmana en un país donde la mayoría es cristiana. Filipinas es el único país asiático de población mayoritariamente cristiana. Las conversaciones que mantuvieron el presidente de la República de Filipinas, Joseph Estrada, y el comandante en jefe del FMLI, Hashin Sabanat, no llegaron a buen puerto, pues en el tema a discutir, la posible independencia de la isla, no acercaron posturas. Los combates entre las milicias filipinas y las guerrillas musulmanas han cobrado miles de muertos y cerca de 100.000 personas se han visto obligadas a huir de sus casas. Los enfrentamientos duran ya casi tres décadas. Estos enfrentamientos ente el FMLI y el Gobierno tiene su origen en el enfrentamiento de religiones, tal y como ha sucedido en su vecina Indonesia. Por otro lado, el ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull