Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Líbano
La evacuación israelí del sur de Líbano reabre el debate sobre la tutela siria
Mario Fort

Siria son de completo tutelaje por parte del Gobierno de Damasco. Esta relación entre sirios y libaneses, que cuenta con el beneplácito de los Estados Unidos, nuevo aliado sirio tras la desaparición de la URSS, se vio materializada en la firma de los acuerdos de mayo de 1992, una vez finalizada la operación militar internacional en la Guerra del Golfo, y después de que Siria enviase soldados al conflicto. A todo ello, cabe añadir que los dos países, separados por un régimen económico divergente, se necesitan.

Una semana más tarde, el 29 de noviembre, el patriarca cristiano maronita libanés, Nasrallah Sfeir, pedía mediante un texto firmado por todos los obispos maronitas la retirada del Ejército de Siria, reavivando, de nuevo, las permanentes disensiones confesionales del país, causa principal de todas las guerras que Líbano ha vivido, y principalmente de la Guerra Civil que asoló Líbano en los setenta y en la que los cristianos fueron los que salieron peor parados.

El documento acusaba asimismo a los obreros sirios que trabajan en Líbano, alrededor de setecientos mil, y al consumo de productos de origen sirio como factores principales de la crisis económica en la que se está precipitando el país.

Las altas jerarquías musulmanas libanesas, suní y chií, partidarias éstas a la presencia siria en Líbano, defendieron, junto con el presidente de la República, cristiano maronita y partidario de Siria, la política militar impuesta por el régimen de Damasco.

El potentado Hariri

El ganador de las terceras elecciones legislativas de Líbano después del final de la guerra, celebradas el 3 de septiembre, fue el multimillonario Rafic El Hariri, cuya fortuna se estima que equivale al producto interior bruto libanés. Hariri, que llevó a cabo una exhaustiva campaña mediática por sus radios, televisiones y periódicos, con un coste de más de 50 millones de dólares, ganó los votos de la capital, Beirut, e hizo morder el polvo a los dirigentes suníes, Selim El Hoss, anterior primer ministro, y Talam Salam, en repetidas ocasiones jefe de gobierno.

Hariri consiguió su victoria gracias a las alianzas con los dirigentes drusos, chiíes y cristianos. Asimismo, se ganó la confianza del electorado suní, desilusionado con el estilo de gobierno de Salim El Hoss, quien, a su juicio, les ha hecho perder fuerza en el Estado multiconfesional. Y, por supuesto, contaba con el beneplácito de Siria.

Las elecciones legislativas libanesas transcurrieron bajo un ...

Página anterior

Cronología año   2000

26 de enero: Un soldado israelí muere en el sur de Líbano tras un ataque de la guerrilla chií proiraní de Hezbollah.

30 de enero: Abatido uno de los máximos dirigentes de la guerrilla proisraelí de Líbano.

13 de febrero: Los libaneses del sur apoyan a Hezbollah. Los guerrilleros chiíes proiraníes aportan ayuda social a la población y mantienen en jaque al Ejército israelí.

18 de febrero: Manifestación antinorteamericana ante la sede de la CNN en Beirut por el supuesto apoyo de Estados Unidos a los ataques del Ejército israelí en el sur de Líbano.

20 de febrero: Primera visita de un jefe de Estado de Egipto a Líbano.

6 de marzo: Israel aprueba la retirada del sur de Líbano.

6 de abril: El Ejército de Israel inicia las operaciones para la retirada de Líbano.

13 de abril: Vigésimo quinto aniversario de la guerra de Líbano.

19 de abril: Israel libera a trece presos libaneses acusados de espionaje.

24 de abril: Movilización de los cristianos de Líbano contra la tutela militar siria en el país.

3 de mayo: El Ejército israelí empieza a desmantelar sus bases en el sur de Líbano.

4 de mayo: Catorce civiles libaneses heridos tras un ataque israelí en el “país de los cedros”.

5 de mayo: Quince israelíes heridos en una nueva ofensiva de Hezbollah.

22 de mayo: El Ejército israelí se retira del sur de Líbano, después de 22 años de ocupación. Miles de libaneses regresan a sus pueblos de la mano de Hezbollah. El hostigamiento israelí no freno “la marcha de la libertad”. Hezbollah toma el control de las zonas que deja Israel y captura a sus colaboradores.

26 de mayo: Clamor en Líbano para que el Estado llene el vacío de poder dejado por Israel. La población cristiana se siente desamparada ante la masiva presencia de Hezbollah.

27 de junio: La evacuación israelí del sur de Líbano reabre la cuestión de la presencia siria. La influencia de Damasco alcanza a toda la clase dirigente libanesa desde hace años.

28 de agosto: Los libaneses inician sus terceras elecciones legislativas después de la Guerra Civil que asoló el país bajo la atenta mirada del Gobierno de Damasco.

3 de septiembre: El multimillonario Rafic El Hariri logra una gran victoria en las elecciones legislativas de Líbano. Los dos partidos chiíes, Hezbollah y Amal, dominaron en la planicie de la Bekaa y en las provincias del sur. Era, asimismo, la primera vez que estas circunscripciones entraban dentro de los comicios después de la retirada israelí de la zona en el mes de mayo.

22 de noviembre: Miles de estudiantes libaneses, en su mayoría cristianos, piden el fin de la poderosa tutela de Siria sobre Líbano. La evacuación israelí del mes de mayo redobla las peticiones para una retirada militar siria.

29 de noviembre: El patriarca cristiano maronita, Nasrallah Sfeir, pide mediante un texto firmado por todos los obispos maronitas, la salida del contigente de 35.000 soldados sirios del país. El escrito reaviva las permanentes disensiones confesionales de Líbano a la vez que acusa a los sirios que trabajan en el país y al consumo de productos de origen sirio como principales causas de la crisis económica en la que se está precipitando Líbano


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull