Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Israel
La victoria electoral del laborista Barak desbloquea las negociaciones entre israelíes y palestinos
Xavier Tedó

La victoria de Ehud Barak en las elecciones israelíes del mes de mayo ha permitido reactivar el proceso de paz en Oriente Próximo. El carácter intransigente del primer ministro saliente, Benyamin Netanyahu, que congeló los acuerdos de Wye Plantation de octubre de 1998, dejó el proceso de paz en una situación crítica, puesto que el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasir Arafat, amenazó a Israel con proclamar, de manera unilateral, el Estado palestino el 4 de mayo de 1999.

Una coalición complicada en Israel

Arafat, sin embargo, se echó atrás y el 28 de abril anunció que posponía la proclamación, para no interferir en las elecciones israelíes. Esta renuncia contribuyó a la holgada victoria de la coalición Un Israel, que bajo el liderazgo de Barak, integraba al Partido Laborista, al Partido Guesher, de orientación sindicalista, y al partido Meimad, una formación religiosa de talante moderado y progresista. Barak, el militar más condecorado de la historia de Israel, obtuvo la victoria con el 58,5 % de los votos, que le proporcionaron 26 diputados en la Kneset (Parlamento israelí), mientras que el ex primer ministro Benyamin Netanyahu presentó, tras los resultados, su dimisión al frente del Likud, al pasar de 32 a 19 diputados con el 41,5 % de los sufragios.

Las negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo, que se alargaron tres meses —el 7 de julio Barak presentó el gobierno de coalición a la Kneset— permitieron al dirigente laborista israelí conseguir el apoyo de 75 de los 120 diputados del Parlamento, hecho que denotaba su anhelo por buscar el mayor consenso posible. La coalición Un Israel estaba formada, entre otros, por Meretz, una unión parlamentaria que incluye tres partidos sionistas laicos de izquierdas: el Movimiento por los Derechos Civiles, el Mapam y el Shinui. Además de estos grupos, también formaban parte de la coalición Israel Baalia, partido centrista ruso; el Partido Nacional Religioso, movimiento ortodoxo y sionista afín a los colonos; el Shas, partido ultraortodoxo sefardita que defiende el regreso a la Biblia; el Partido del Centro, escisión del Likud liderada por Isaac Mordejai; y el Judaísmo de la Torá, formación ultraortodoxa askenazi (judíos, cuyo origen está en el norte de Europa, están arraigados en el inicio de la diáspora y hablan yidish), partidario de la teocracia.



El reparto de las carteras del nuevo Ejecutivo fue calificado de arriesgado por los analistas, dado que el Partido Nacional Religioso —la formación de los colonos judíos que defiende la política de los asentamientos— va a gestionar el Ministerio de Construcción y Viviendas. Esta designación, que fue acogida con inquietud por el mundo árabe, sumado al mantenimiento de David Levy como ministro de Exteriores, evidenciaban que Barak anteponía la seguridad de Israel a las concesiones e iba a negociar con firmeza.

Tres días más tarde, el 10 de julio, Barak inició una ronda de visitas que le llevaron a entrevistarse, entre otros, con el presidente egipcio, ...

Cronología año   1999

22 de enero: La ANP confirma que aplazará la proclamación del Estado palestino para no interferir en las elecciones israelíes.

18 de mayo: Victoria del laborista Barak en las elecciones con el 58,5 % de los votos. El líder del Likud, Benyamin Netanyahu, presenta su dimisión tras el fracaso electoral.

2 de julio: Barak consigue el apoyo de 75 de los 120 diputados de la Knesset.

20 de julio: Clinton y Barak promueven una iniciativa para firmar la paz con los árabes, en 15 meses.

5 de septiembre: Barak y Arafat pactan el acuerdo de Sharm el-Sheik, que pone las bases para la resolución final del conflicto. Este acuerdo habla del calendario de aplicación del tratado de Wye Plantation.

9 de septiembre: Israel libera a 199 presos palestinos en cumplimento de los acuerdos de Wye.

25 de octubre: Apertura del corredor palestino que une Gaza y Cisjordania, uno de los compromisos de los acuerdos de Wye.

16 de noviembre: Primeras discrepancias entre la ANP e Israel por el repliegue de las fuerzas de ocupación israelíes de Cisjordania.

15 de diciembre: Primer encuentro entre una delegación israelí, encabezada por el mismo Barak, y una siria tras tres años de interrupción. Ambos países acuerdan retomar las conversaciones el 3 de enero.




Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull