Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Serbia
Vojislav Kostunica, la nueva cara de la República Federal Yugoslava (RFY)
Mireia Maristany

Slobodan Milosevic quiso reunir a todos los serbios bajo una misma bandera y un mismo Estado, una Gran Serbia creada a base de interminables conflictos con todos sus vecinos de fronteras. Allá donde haya un solo serbio se extiende Serbia, dijo en su día el ex presidente de la República Federal de Yugoslavia (RFY). No pudo ser. Lo único que consiguió a base del sufrimiento de los suyos y de los demás, de cuatro guerras (Eslovenia, Croacia, Bosnia y Kosovo) y de más de cinco millones de desplazados, fue una Pequeña Yugoslavia, formada por Serbia y por una República de Montenegro que cada día que pasa se hace más independiente. La actual RFY ha perdido incluso el control sobre Kosovo, la cuna de Serbia, que sigue ocupada por las fuerzas de la Alianza Atlántica en misiones de seguridad en la región.

Los 12 días que marcaron el fin de una era

Este año 2000 que cierra sus puertas ha supuesto para Yugoslavia el cambio, la mejora, el giro brusco de timón hacia occidente, hacia las instituciones ocupadas por los Quince. La nueva y democrática RFY ya ha visto como los responsables de Exteriores de la UE levantaban las sanciones aéreas y el embargo de petróleo que habían impuesto al régimen yugoslavo desde 1998, algo que más tarde llevaría a cabo también Washington; ha visto como el Fondo Monetario Internacional (FMI), de dónde el régimen anterior fue despedido hace ocho año, aceptaba a la nueva Yugoslavia como nuevo miembro; ha vuelto a establecer relaciones diplomáticas con los cuatro países que encabezaron la campaña de bombardeos de la OTAN en 1999: Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Alemania; ha sido integrada en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y ha visto como era aceptada dentro del Pacto de Estabilidad para los Balcanes, lo que le permitirá recibir cuantiosas ayudas económicas de Occidente. Este nuevo país ha asistido en poco tiempo a muchos cambios, ya que la Yugoslavia de Kostunica era también admitida como nuevo miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En el año 1992 el Consejo de Seguridad decidió suspender a la antigua Yugoslavia como socio de pleno derecho y otorgarle un estatuto de invitado especial en el Consejo de Europa.

Muchas cosas han cambiado en la RFY desde que el abogado de oficio de 56 año Vojislav Kostunica jefe de filas de la Oposición Democrática Serbia (DOS), se hiciera con la Presidencia un día antes de Navidad. Pero la victoria de las fuerzas reformistas no consigue ocultar muchas cosas que siguen siendo preocupantes, como el hecho de que un 30% de los votantes respaldaron a alguno de los partidos del antiguo régimen y que la baja participación (57,7%) suma una mayor oposición al cambio. El principal problema al que se enfrenta ahora Kostunica, a parte de las ya enquistadas divergencias con Montenegro y con Kosovo, es el mantenimiento de la unidad en su propio partido, ya que el DOS está formado por una coalición de 18 partidos muy dispares entre sí.

Desde que Slobodan Milosevic firmara el 27 de julio de 2000 la convocatoria de elecciones generales (presidenciales y legislativas) en Yugoslavia (Serbia y Montenegro) para el 24 de septiembre, muchas cosas han cambiado en el seno de la unión, pero el fondo de los problemas que tanto preocupan en Europa sigue latente. Slobodan Milosevic sigue ocupando su ...

Cronología año   2000

7 de enero: Intentos de secesión de Montenegro impedidos a toda costa desde Belgrado. Montenegro, después de proclamar su soberanía económica, anuncia su intención de convocar durante este año un referéndum, si Serbia no le concede el estatuto confederal.

2 de febrero: Ibrahim Rugova, líder de los albano-kosovares moderados, anuncia que ha disuelto la “Presidencia” de Kosovo y todos los órganos de poder paralelo en esta región serbia, conforme a las exigencias de la ONU.

6 julio: El Parlamento Federal adopta las enmiendas a la Constitución yugoslava, de las cuales una modifica el modo de elcción del presidente yugoslavo. La reforma permite a Slobodan Milosevic, cuyo mandato actual expira en el 2001, luchar por otro mandato.

27 julio: Las elecciones federales (presidenciales y legislativas) se convocan para el 24 de septiembre. La República de Montenegro anuncia su decisión de boicotearlas.

24 de septiembre: La oposición, encabezada por Vojislav Kostunica, se lleva la primera vuelta de las elecciones. Se convoca un segundo escrutinio para el 8 de octubre. La oposición rechaza una segunda vuelta y llama a la desobediencia civil.

26 de septiembre: Slobodan Milosevic reconoce su derrota frente a Kostunica, pero pretende forzar una segunda vuelta.

25 de octubre: El Parlamento Serbio aprueba un Gobierno de transición hasta las elecciones de diciembre.

28 de octubre: Elecciones municipales en Kosovo. Ibrahim Rugova (Liga Democrática, LDK) se proclama vencedor en la mayoría de los 30 municipios en concurso, incluida la capital Pristina. Su oponente es Hashim Thaci, ex líder del ELK y representante del Partido Democrático (PDK).

24 de diciembre: Se celebran en la RFY la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Se proclama vencedor Vojislav Kostunica (Oposición Democrática Serbia, DOS).


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull