Anuario 1998

Alemania
Argelia
Argentina
Birmania
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Dinamarca
Ecuador
España
Francia
Gran Bretaña
India
Irlanda
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Mauritania
Nigeria
Paraguay
Perú
Portugal
Sáhara Occidental
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Venezuela
Gran Bretaña
El Gobierno laborista de Blair cumple su primer año manteniendo las distancias frente a la UE
Sílvia Porta

Durante la primavera de 1998, el Partido Laborista cumplió su primer año al frente del Gobierno británico con Tony Blair como primer ministro tras 18 años de hegemonía conservadora. La política de los laboristas ha girado en torno a la denominada “tercera vía”, que intenta poner en práctica un modelo político nuevo diferenciado del conservadurismo vigente y de la socialdemocracia clásica.

El programa electoral de los laboristas, en las elecciones legislativas de 1997, destacaba por las propuestas fiscales y financieras. Blair se presentaba como un dinámico reformador que tenía una idea favorable sobre la Unión Europea y, a largo plazo, propuso medidas que incidieran en la educación, la delincuencia y el paro juvenil, unas reformas que eran originales en comparación con las ideas tradicionales de la izquierda y de los conservadores.

En estos doce meses, no ha habido ningún contratiempo que haya conseguido hacer disminuir la popularidad del Ejecutivo laborista, aunque las críticas de la izquierda cada vez se han hecho más insistentes. Blair ha envuelto las medidas conflictivas con un lenguaje más parecido a un sermón religioso o humanista que al de un primer ministro con 419 diputados de mayoría en un Parlamento de 659 escaños. Las palabras "comprensión, compasión, tolerancia o respeto" se perpetúan en su discurso político.



Londres preside el euro

En enero, Gran Bretaña asumió la presidencia rotatoria de la Unión Europea. Tony Blair tenía una visión europea clara que le desmarcaba del gobierno que le había precedido. Para Blair, la entrada en el euro era sólo una cuestión económica y, sin duda, la opción más significativa de su primer año de mandato es la no adhesión a la primera fase de Unión Económica y Monetaria (UEM), a pesar de cumplir los criterios de Maastricht.

De alguna manera, con la presidencia de la UE, los laboristas querían contribuir a la participación de Gran Bretaña en la construcción de la Unión, hecho que fue duramente reprochado por los conservadores. La oposición criticó que su país haya permitido la falsificación de los criterios de convergencia de algunos países concurrentes en la UE, como por ejemplo la deuda pública de Italia. Así, la UE lanzó la moneda única bajo la batuta de los británicos, durante el mes de mayo en Bruselas, y todo el mundo reconocía a Blair el mérito de presidir el nacimiento del euro sin estar integrado.

Merced al calendario, dos hitos, que pasarán a la historia de la UE, han coincidido bajo la presidencia británica: uno, el nacimiento del euro; el otro, el inicio de las negociaciones para la adhesión de cinco países del este europeo y Chipre, un hecho que, impulsado por Alemania, constituye el primer paso del proceso de ampliación más numeroso y complejo que se haya hecho nunca en la Europa comunitaria. Ahora bien, parece que el ingreso británico en la unión ...

Cronología año   1998

6 de enero. El líder del Partido Conservador, William Hague, se niega a cambiar la posición tory sobre el euro.

10 de enero. El Gobierno británico prepara un plan de autonomía para el Ulster. Por otro lado, Blair promete garantizar las ayudas a los ingleses realmente necesitados.

15 de enero. Blair lanza una cruzada para vender la reforma del Estado del Bienestar.

12 de marzo. Londres pone la primera piedra de la futura Europa de los 26.

25 de marzo. El Ejecutivo laborista presenta el modelo de nueva alcaldía para Londres.

3 de abril. Blair y Ahern esbozan un ente administrativo para toda Irlanda.

13 de abril. Blair invita al ex primer ministro John Major a participar en la campaña del referéndum sobre el acuerdo de paz a en el Ulster.

28 de abril. El tory Patten dirigirá la reforma policial en el Ulster.

5 de mayo. La oposición reprocha a Blair no haber dirigido bien el lanzamiento del euro. Los liberales lamentan quedarse al margen de la moneda única.

6 de mayo. Espectacular nivel de abstención en los comicios municipales ingleses.

12 de mayo. Londres destinará ayudas millonarias al Ulster para potenciar la paz.

8 de julio. Londres hará la reforma militar más ambiciosa desde la II Guerra Mundial.

27 de julio. Peter Mandelson, el cerebro del Nuevo Laborismo, es nombrado ministro de Comercio e Industria.

6 de septiembre. Un asesor de Blair propone decidir por referéndum la sucesión del trono.

11 de septiembre. Londres libera los primeros presos terroristas del Ulster.

23 de septiembre. El Partido Nacionalista Escocés finaliza su programa independentista.

26 de septiembre. Los nacionalistas escoceses cierran su congreso anual y salen como segunda fuerza del país.

27 de septiembre. La política económica de Blair es criticada en el congreso laborista, celebrado en Blackpool.

5 de octubre. La tories aprueban aplazar diez años el ingreso británico al euro. Hague exhorta a los tories europeístas a aceptar el rechazo del partido al euro.

17 de octubre. Londres detiene Pinochet para que se someta a la justicia española.

27 de octubre. Dimite el ministro británico por Gales para evitar un escándalo sexual

28 de octubre. La justicia británica reconoce la inmunidad del general Augusto Pinochet pero mantiene el arresto hasta que se resuelva la apelación en la Cámara de los Lores.


Periodismo Internacional © 2018 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull