Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Gran Bretaña
Los unionistas radicales acosan a Trimble y amenazan el proceso de paz en el Ulster
Gustavo Da Silva

El compromiso del Ejército Republicano Irlandés (IRA) para que la comisión independiente encargada de gestionar la desmilitarización del Ulster inspeccione y controle que sus depósitos de armas no se utilizan, ha facilitado la recuperación del autogobierno norirlandés. La Administración de Belfast (ver Cronología), piedra angular del histórico Pacto de Stormont, superó así la suspensión de sus funciones, decretada durante tres meses por Gran Bretaña a raíz de los nulos avances en el decomiso de los arsenales del IRA.

El euro divide a los ministros y se convierte en la diana ‘tory’

El neolaborismo de Blair ralentiza las reformas sociales

Las trabas en el proceso de paz en el Ulster han protagonizado la política británica en el 2000, un año donde la andadura neolaborista del primer ministro, Tony Blair, ha tropezado con algunos obstáculos. Los más visibles fueron las protestas de las bases laboristas por la insuficiencia del sistema de pensiones y las movilizaciones por la subida del precio de los combustibles, que casi colapsaron el país.

La debilitada autoridad de David Trimble como líder del Partido Unionista del Ulster (UUP) –probritánico– se ha convertido en el principal peligro para la pacificación de Irlanda del Norte. La negativa del IRA a iniciar su desarme ha fortalecido al sector radical de la formación unionista mayoritaria, que presiona a Trimble para que abandone la presidencia del Gobierno autónomo del Ulster y disuelva así la institución que representa a las comunidades protestante y católica. La maniobra de Londres de suspender el autogobierno de la provincia, no contemplada en Stormont, escondía la voluntad de salvar la cabeza de Trimble, quien en su día se comprometió ante los unionistas a dimitir si la intervención del armamento del IRA no había comenzado antes de febrero de 2000. Ésta fue una condición sine qua non para que el UUP aprobara la constitución del Ejecutivo autónomo, en noviembre de 1999, compartido, entre otros, con el Sinn Fein, brazo político del IRA.

El desarme es el punto más controvertido a la hora de desplegar el Pacto de Stormont, que el 10 de abril de 1998 sentó las bases para conseguir la normalización de la convivencia entre los católicos, a favor de la anexión del Ulster a la República de Irlanda, y los protestantes, defensores de la permanencia de la provincia en la Corona británica. En el texto del también llamado Acuerdo de Viernes Santo, las partes firmantes se comprometen a “ejercer toda su influencia para completar la entrega de armas de todos los grupos paramilitares que operan en el Ulster, en el plazo de dos años [22 de mayo de 2000]”.

Sin embargo, hasta hoy ninguna organización terrorista ha depuesto sus efectivos militares. El IRA es la banda que posee un mayor arsenal de armas; su tamaño es un gran secreto y se reparte en zulos situados en recónditos parajes de la República de Irlanda. Aunque va a entrar en su quinto año de alto el fuego, la reticencia del bastión de la lucha católica a desarmarse se explica por tres motivos: uno, simbólico, ya que escenifica una especie de capitulación; otro, porque considera que el ...

Cronología año   2000

11 de febrero. El Gobierno británico suspende las prerrogativas de las instituciones autónomas del Ulster. El Gobierno norirlandés (poder ejecutivo) está formado por doce miembros, repartidos así: cuatro del Partido Unionista del Ulster (UUP) –protestante–, cuatro del Partido Laborista Social Demócrata (SDLP) –católico y nacionalista moderado–, dos del Partido Unionista Democrático (DUP) –ultraprotestante– y dos del Sinn Fein –católico y republicano–. David Trimble (UUP) es el primer ministro y Seamus Mallon (SDLP), el viceministro principal. Por su parte, la Asamblea (poder legislativo) fue constituida después de las elecciones del 25 de junio de 1998. Composición: UUP, 28 diputados; SDLP, 24; DUP, 20; Sinn Fein, 18; lealistas, 5; otros, 13.

5 de mayo. Elecciones municipales. El Partido Laborista sufre sus peores resultados desde que llegó al Gobierno, en mayo de 1997. Pierden el control de 16 ayuntamientos. En Londres, los ciudadanos eligen por primera vez a su alcalde por sufragio directo. Gana el independiente Ken Livingstone, expulsado del Partido Laborista meses atrás por no acceptar el candidato elegido por la dirección del partido. Éste no supera ni la primera vuelta.

6 de mayo. El primer ministro británico, Tony Blair, y su homólogo irlandés, Bertie Ahern, anuncian en Belfast el nuevo acuerdo para el desarme del IRA.

27 de mayo. El Consejo del UUP, tras una dura pugna, aprueba las nuevas condiciones del proceso de paz con sólo el 53% de votos favorables.

30 de mayo. El Ulster recupera sus instituciones de autogobierno.

7 de junio. El Sinn Fein alcanza por primera vez la alcaldía de Londonderry. El nuevo alcalde es Cathal Crumley, ex activista del IRA, que pasó 18 años en prisión.

24 de julio. Concluye la última fase de excarcelaciones de condenados por terrorismo, que abandonan la cárcel de Maze.

28 de octubre. Trimble anuncia que vetará a los ministros del Sinn Fein en las reuniones con el Gobierno irlandés.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull