Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Rusia
Tras la tragedia del “Kursk” Putin reconoce el pésimo estado del país
Laura Jimeno

soviética, y se convirtió en la construcción más alta del mundo con sus 540 metros de altura, hasta que fue superada por la torre de Toronto, en Canadá, nueve años más tarde. Oskántino era una señal más de identidad del gigantismo soviético propio de la época estalinista, pero las llamas convirtieron este estandarte de la pretendida modernización soviética en la chamuscada evidencia de la crisis crónica que azota Rusia.

Elecciones rusas

Sin embargo, estos problemas no son sólo económicos, porque la corrupción también envuelve a los altos cargos políticos. El 26 de marzo se celebraron los comicios presidenciales rusos, después de que Boris Yeltsin dimitiera el 31 de diciembre. Tras ser acusado de corrupción, adelantó las elecciones y nombró a Vladimir Putin su sucesor.

Putin, ex primer ministro de Yeltsin y ex director de los servicios secretos rusos (FSB), ganó los comicios en la primera vuelta por mayoría absoluta. Unas elecciones que fueron presuntamente manipuladas, según investigaciones de los medios de comunicación independientes y de la oposición.

Putin ganó con un 52,9% de los votos, pero tras seis meses de investigaciones, los medios de comunicación independientes han comprobado que bastantes votos fueron sustraídos de otros candidatos y se le otorgaron a Putin; aparecieron 1,3 millones de votantes nuevos porque votaron los niños y los difuntos; en algunos pueblos pequeños salió vencedor cuando casi nadie le había votado; algunos líderes locales amenazaron con dejar sin trabajo a los que no votaran a Putin y algunos empresarios les dieron el voto dentro del sobre a sus empleados. En estos comicios, la mayoría de los votantes optaron por el sucesor de Yeltsin en lugar de su principal rival, el actual líder del Partido Comunista, Guennadi Ziugánov, que obtuvo un 29,2% de los votos.

Putin, un hombre con claras ideas centralizadoras, que fue impulsado al poder por su actuación en la segunda guerra de Chechenia, cuando él era primer ministro de Yeltsin, apostó por acabar con la corrupción y las mafias pero garantizó inmunidad total a su corrupto antecesor.

En un Estado federal como Rusia, en el que las reglas de juego no están consolidadas, el presidente electo ha lanzado unas medidas reestructuradoras bastante polémicas. La primera de ellas fue la creación de siete grandes distritos administrativos territoriales cuyo perfil competencial era dudoso porque estas macroestructuras limitan y disminuyen el poder de las ...

Página anterior

Cronología año   2000

4 de febrero. El primer ministro ruso, Yevgeni Primakov, líder del Partido Comunista, se retira de las elecciones presidenciales de marzo y es sustituido por Guennadi Ziugánov.

26 de marzo. El sucesor de Boris Yeltsin y ex jefe del FSB, Vladimir Putin, gana las segundas elecciones presidenciales democráticas rusas.

14 de abril. Finalmente, el presidente ruso Vladimir Putin ratifica el tratado START-2 para reducir a la mitad el arsenal nuclear de EEUU y de Rusia. Sin embargo, Rusia, en contra de EEUU, mantendrá sus suministros de misiles antinavío a China.

15 de mayo. Putin propone dividir las 89 provincias rusas en siete grandes distritos administrativos que estarán controlados por el Kremlin.

1 de junio. El Parlamento ruso, La Duma, aprueba la reorganización administrativa de Putin.

13 de junio. El propietario de los medios de comunicación independientes Media Most, Vladimir Gusinsky, es detenido sin cargos formales.

17 de julio. El magnate Boris Berezovsky renuncia a su puesto en el Parlamento ruso para protestar por el centralismo de Putin y sus "ataques" a los gobernadores regionales.

8 de agosto. La explosión de una bomba en un concurrido paso subterráneo del centro de Moscú mata a siete personas y causa heridas a 85.

12 de agosto. Se hunde el submarino nuclear "Kursk" con 118 marinos a bordo en el mar de Barents.

17 de agosto. Fallan todos los intentos de rescatar a los marineros del submarino. Las autoridades rusas anuncian que ya no hay nadie con vida.

22 de agosto. Putin se desplaza al lugar de la catástrofe para rendir homenaje a los tripulantes.

23 de agosto. Putin pide disculpas públicamente por su actuación en la tragedia del "Kursk".

24 de agosto. Un almirante noruego confiesa que Rusia obstaculizó la "operación rescate" de los marinos con su falta de información.

27 de agosto. Un cortocircuito provoca un incendio en la torre de televisión Oskántino provocando la muerte a cuatro personas.

7 de septiembre. Rusia descarta atacar Afganistán para defender la zona del integrismo, pero ofrecerá asistencia militar a sus aliados contra la ofensiva de los talibaneses en Asia Central.

8 de septiembre. Rusia reducirá su Ejército en casi un tercio. Este es el primer paso de la reforma militar emprendida por Putin que intenta modernizar un Ejército obsoleto y debilitado.

2 de octubre. Rusia firma un contrato con una compañía noruego-británica para recuperar los cuerpos del "Kursk". Los buzos rusos viajan a una base de entrenamiento de Noruega.

3 de octubre. Rusia coloca minas y refuerza las defensas a lo largo de la frontera entre Tayikistán y Afganistán.

20 de octubre. El Kremlin nombra gobernador de Chechenia al ex alcalde de Grozny Bislan Gantamirov que estuvo en la cárcel seis años por malversación de fondos.

26 de octubre. En uno de los cuatro cuerpos recuperados del "Kursk" se encuentra una carta que revela que 23 marinos estuvieron vivos después de la catástrofe.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull