Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Estados Unidos
Bush emprende la segunda fase de la guerra contra el terrorismo con el objetivo de derrocar a Sadam Husein
Inés Solà

Ante la aparente imposibilidad de Estados Unidos de atrapar al supuesto cerebro de los atentados del 11-S y líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, George W. Bush decidió dar un giro a la guerra contra el terrorismo y centrarse en acabar con otro de los grandes enemigos de la potencia mundial: Sadam Husein. El año 2002 puede considerarse como una preparación para llevar a cabo una ofensiva contra Irak que permita acabar con el régimen de Bagdad y, de paso, desviar la atención de los estadounidenses hacia el exterior para que no se fijen en los problemas del interior del país, como la difícil situación económica, los escándalos financieros o los recortes de las libertades. El argumento oficial de Estados Unidos para atacar Irak era que Sadam tenía en su poder un arsenal de armas de destrucción masiva y constituía un gran peligro para la seguridad mundial; el extraoficial, que, controlando Irak, Estados Unidos dejaría de depender del petróleo de Arabia Saudí, ya que Irak es la segunda reserva petrolera del mundo, y conseguiría una mayor presencia en una zona con una gran importancia geostratégica.
Finalmente, el 8 de noviembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó unánimamente la resolución 1441, que obliga a Sadam a aceptar el retorno de los inspectores de las Naciones Unidas y a declarar todo su arsenal en 30 días. Si Bagdad no cumple todos los aspectos de la resolución, tendrá que afrontar “graves consecuencias”, o lo que es lo mismo, un ataque militar de una coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El petróleo: la clave de la política exterior de Estados Unidos

‘Destino Manifiesto’: el fundamentalismo norteamericano

Más poder para Bush

La inestabilidad y la desconfianza impiden una reactivación económica fuerte

Enron y WorldCom provocan el pánico de los inversores y del poder

El oscuro pasado empresarial de Bush

Estados Unidos se posiciona al lado de Israel

El 7 de diciembre, un día antes de la fecha límite, el régimen de Bagdad entregaba a la ONU un informe de 12.000 páginas en el que volvía a asegurar que no tenía en su poder armamento de destrucción masiva. Sin embargo, todavía era necesario esperar a que los inspectores de desarme de la ONU acaben su trabajo en Irak. Una vez la ONU tenga en su poder ambos informes, el del régimen de Bagdad y el de los inspectores de la UNMOVIC (Comisión de la ONU para la Inspección, Vigilancia y Verificación), decidirá si Sadam ha obstruido de algún modo la investigación y, como consecuencia, si Estados Unidos tiene autorización para atacar Irak. De todos modos, todo parece apuntar que Bush está más que decidido a llevar a cabo una ofensiva militar contra Irak: si los inspectores no encuentran armamento de destrucción masiva, denunciarán que Sadam Husein ha obstruido la investigación y que, por lo tanto, debe atenerse a las “graves consecuencias” que menciona la resolución 1441 de la ONU; si, por el contrario, los inspectores descubren los arsenales, se habrá probado que el régimen de Bagdad constituye un gran peligro para la seguridad mundial. Hasta ahora, Estados Unidos se ha mantenido muy seguro y convencido de que Irak tiene en su poder toda clase de armas nucleares, químicas y bacteriológicas pero, aunque asegura tener pruebas, no ha aportado ninguna. Según Ludolfo Paramio, profesor de investigación en la Unidad de Políticas Comparadas del CSIC, “el problema del presidente Bush para convencer a los europeos de que Irak cuenta con armas de destrucción masiva altamente peligrosas es que no puede recurrir sin incomodidad al único argumento irrebatible: nos consta que es así, nosotros se las dimos durante la guerra contra Irán”.



¿Por qué Irak?

Cuando George W. Bush hizo el discurso sobre el estado de la nación, el 29 de enero, ya se vio por dónde iba a ir la política exterior de Estados Unidos. El mensaje lanzado por el presidente de Estados Unidos era de un tono y de un contenido belicoso extraordinario, y alertaba sobre el peligro de posibles atentados llevados a cabo por cualquiera de los miles de terroristas entrenados por Al Qaeda que “dormían” por todo el mundo. Bush advirtió que cualquier país que amenazase a Estados Unidos con armas de destrucción masiva sería atacado y definió el famoso “Eje del Mal”, formado por Irak, Irán y Corea del Norte. Ante esta situación de amenaza permanente, Bush anunció que el presupuesto militar iba a ser doblado y que ...

Cronología año   2002

5 enero. Bush impulsa el “Plan de Seguridad Económica”, basado en el recorte de impuestos para las empresas y en las ayudas para los desempleados.

9 enero. La Casa Blanca admite que mantuvo seis reuniones oficiales con representantes de Enron.

12 enero. Estados Unidos anuncia que no se les aplicará la Convención de Ginebra a los presos de Guantánamo.

13 enero. Sale a la luz la cantidad que Enron y el presidente de esta empresa, Kenneth Lay, donaron a la campaña electoral de George W. Bush.

15 enero. Wall Street suspende la cotización de las acciones de Enron.

29 enero. El presidente George W. Bush acusa, en el discurso sobre el Estado de la Nación, a Irak, Irán y Corea del Norte de integrar el llamado “Eje del Mal” que amenaza la paz mundial.

4 febrero. Bush presenta al Congreso el Presupuesto para 2003, que prevé un aumento del 14% en la partida de defensa y déficit durante toda la legislatura.

7 febrero. La Casa Blanca, ante las críticas de la comunidad internacional, anuncia que se aplicará la Convención de Ginebra a los presos talibán, pero no a los de Al Qaeda.

14 febrero. El Congreso aprueba la ley de reforma de la financiación política, que limita las donaciones de las empresas a los partidos políticos.

10 marzo. Bush firma un nuevo plan de estimulación económica.

11 marzo. Se cumplen seis meses de los atentados de Nueva York y Washington.

11 marzo. Bush presenta la estrategia antiterrorista de Estados Unidos que apunta a Irak como próximo objetivo de la lucha contra el terrorismo.

4 abril. Bush exige la retirada de las fuerzas israelíes de todos los territorios ocupados y el cese de los atentados suicidas palestinos.

30 abril. Uno de los fundadores y ex director de WorldCom, Bernard Ebbers, dimite de su cargo tras el desplome del valor en Bolsa de su compañía.

6 mayo. Empieza el juicio por el caso Enron con la comparecencia de la consultora Arthur Andersen, acusada de destruir documentos relativos al caso.

15 mayo. Arafat anuncia, presionado por el Cuarteto, elecciones generales para el próximo año.

15 mayo. La auditora Arthur Andersen es declarada culpable del cargo de obstrucción a la justicia por el caso Enron.

2 junio. Bush da un discurso en la academia militar de West Point en el que habla por primera vez de la doctrina del “ataque preventivo”.

26 junio. WorldCom reconoce un fraude en sus balances de 3.850 millones de dólares.

1 julio. Entra en vigor el Tribunal Penal Internacional, sin el reconocimiento de Estados Unidos.

5 julio. WorldCom deja de cotizar en la Bolsa.

7 julio. El Senado responsabiliza al Consejo Ejecutivo de Enron de las irregularidades contables y financieras que provocaron la quiebra.

9 julio. Israel y Palestina reanudan las negociaciones después de dos meses de intensa violencia.

30 julio. Bush firma la ley que establece un endurecimiento de las penas contra las empresas y los ejecutivos que cometan fraude fiscal.

7 agosto. Bush asegura que el régimen de Sadam Husein constituye una gran amenaza para el mundo, pero garantiza que antes de atacar consultará al Congreso y a los aliados.

3 septiembre. Blair coincide con Bush en que es necesario acabar con la amenaza que supone Irak.

6 septiembre. Francia, China y Rusia se oponen a un ataque preventivo contra Irak.

11 septiembre. 1er aniversario de los atentados de Nueva York y Washington.

12 septiembre. Discurso de Bush ante la Asamblea General de la ONU para conseguir el apoyo de los aliados ante una posible ofensiva militar contra Irak.

20 septiembre. La Casa Blanca presenta ante el Congreso la “Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos”.

30 septiembre. La Unión Europea concede inmunidad absoluta a los diplomáticos y a los soldados de Estados Unidos ante el Tribunal Penal Internacional.

6 octubre. Atentado contra un petrolero francés frente a las costas de Yemen

8 octubre. Atentado contra marines norteamericanos en Kuwait.

10 octubre. El Congreso autoriza a Bush a atacar Irak cuando todas las vías diplomáticas se hayan agotado.

12 octubre. Atentado masivo en el centro turístico de Bali.

14 octubre. Bush atribuye a Al Qaeda los atentados de Kuwait, Yemen y Bali.

23 octubre. La Reserva Federal advierte que el crecimiento económico es “lento” y “mediocre”.

5 noviembre. Elecciones de toda la Cámara de Representantes, un tercio del Senado y de 36 gobiernos estatales. Los republicanos consiguen mayoría en las dos cámaras del Congreso.

5 noviembre. El presidente de la SEC, Harvey Pitt, presenta su dimisión.

6 noviembre. La Reserva Federal rebaja medio punto los tipos de interés, que se sitúan en el 1’25%.

8 noviembre. El Consejo de Seguridad de la ONU vota unánimamente a favor de la resolución 1441 sobre el desarme de Irak.

13 noviembre. Dos días antes de la fecha límite, Sadam Husein acepta “sin reservas” la resolución 1441 de la ONU.

13 noviembre. El Congreso da luz verde a la creación del nuevo Departamento de Seguridad Interior – “superministerio”- para la lucha antiterrorista.

18 noviembre. Los inspectores de desarme de la ONU llegan a Irak.

21 noviembre. La OTAN apoya las advertencias de la ONU a Irak pero no se compromete a llevar a cabo una intervención colectiva en caso de una ofensiva militar contra Irak.

28 noviembre. Sharon gana las primarias del Likud y se convierte en el candidato del partido para las elecciones del 28 de enero.

6 diciembre. El secretario del Tesoro, Paul O’Neill, y el asesor económico de Bush, Lawrence Lindsay, dimiten de sus respectivos cargos a petición de la Casa Blanca.

7 diciembre. El régimen de Bagdad entrega a la ONU, un día antes de la fecha límite, un informe donde asegura que no tiene ni fabrica armamento de destrucción masiva.

9- 10 diciembre. Bush nombra a John Snow nuevo secretario del Tesoro, a Stephen Friedman su nuevo asesor económico y a William Donalson presidente de la SEC.

12 diciembre. Después de una revisión preliminar de los informes del régimen de Sadam Husein sobre su arsenal armamentístico, Estado Unidos considera que son “incompletos”.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull