Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Panamá
Primer cambio en la política de peajes del Canal desde que dejó de pertenecer a EE.UU.
Miguel Sánchez

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) decidió, con el apoyo del Gobierno y del Parlamento, hacer el primer cambio en la política de esta vía oceánica desde que no es propiedad de Estados Unidos e introdujo así el noveno aumento de precios en sus 88 años de historia. Dicha modificación consistía en un incremento medio de las tasas en un 8% desde el 1 de octubre y otro de un 4,5% a partir de julio de 2003. Además, incluía una claúsula que trataba de manera distinta a las embarcaciones según su tamaño. Así, hasta octubre, las embarcaciones pagaban a razón de 2,57 dólares por tonelada, sin tener en cuenta su peso total, mientras que ahora las embarcaciones pagarán 2,80 dólares por tonelada hasta las 10.000 primeras y, posteriormente, 2,22 cada 1.000 kilos. La decisión no pasó desapercibida para los principales países que comercian por la zona y, tras el anuncio del Gobierno panameño, Bolivia, Chile, Corea del Sur, Ecuador, Japón y Perú hicieron pública su oposición aduciendo que afectaría negativamente a sus comercios. Aun así, el 21 de agosto se aprobaba la nueva estructura de peajes y se insistía en que las ganancias extras conseguidas por este incremento –entre 60 y 70 millones de dólares anuales, según la ACP- serían invertidas en la mejora del Canal.

En otros aspectos, el Estado de Panamá, gobernado por Mireya Moscoso desde 1999, siguió en la línea de los últimos años. El crecimiento económico fue irregular según los diversos sectores. Por ejemplo, el secundario e infraestucturas crecía hasta julio un 2,4%, pero, por el contrario, el sector primario, fuente de trabajo de la mayoría de la población, registraba pérdidas de un 6,4%. En cuanto al Producto Interior Bruto, el año fue mejor que en 2001, cuando creció un 0,3%. Para 2002 se espera un cierre final con un crecimiento de entre el 1 y el 1,5%, según el Ministerio de Economía y Finanzas, y algunos analistas panameños. Las exportaciones bajaban a mitad de año un 4%; la deuda interna y externa también bajaban respecto al año anterior, pero subían comparándolas con las del primer trimestre. Por último, la inflación había ascendido algo más de un 1% en julio.

Estos datos macroeconómicos se verían acompañados de distintos retos que plantearon sectores como los de la construcción o la sanidad. Tras sendas jornadas de paros laborales, 8.000 obreros y 800 médicos volvieron a sus puestos de trabajo tras conseguir que el Gobierno de Moscoso y los empresarios aceptaran parte de sus demandas salariales.

En cuanto a dos de los problemas que más afectan tanto interior como exteriormente a Panamá, la corrupción y el hecho de ser considerado un paraíso fiscal, anduvieron por caminos distintos. La corrupción siguió en el punto de mira y, pese a ser descubiertos diversos casos que afectaban a miembros del Parlamento, una encuesta extraoficial sentenciaba que sólo cuatro de los 71 miembros titulares del Poder Legislativo accederían a renunciar a su inmunidad si se diera alguna circunstancia que lo exigiera. Por el contrario, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) anunció en abril que Panamá ya no permanecía en la lista negra de "países fiscales no cooperativos" que esta

organización presentó en junio de 2000.

En política exterior se dio un acontecimiento con cierta relevancia histórica mirando el pasado inmediato y que levantó las quejas de la oposición, encabezada por el Partido Revolucionario Democrático. El Gobierno de Moscoso llegó a un pacto con Washington que ampliaba un acuerdo contra el tráfico de drogas de 1991 y que permitiría al Ejército estadounidense sobrevolar cielo y mar panameños y llevar a cabo las operaciones que consideraran pertinentes. La oposición criticó que el acuerdo se firmara sin comunicarlo antes a la opinión pública y consistiera en permitir a EE.UU. “el sobrevuelo indiscriminado del territorio nacional con aeronaves militares”. Así, concluía el comunicado: “El acuerdo implica graves riesgos para los intereses y la seguridad panameña”.

Cronología año   2002

2 de enero. Toman posesión los nuevos cargos de la Corte Suprema de Justicia y de la Junta Directiva del Canal.

12 de enero. Panamá y El Salvador firman su primer acuerdo sobre libre comercio.

21 de febrero. El Gobierno decide subastar las fincas embargadas a Noriega.

5 de febrero. Panamá y EE.UU. firman una acuerdo de lucha contra el narcotráfico para hacer patrullas conjuntas aéreas, en aguas Panameñas y en alta mar.

17 de abril. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo confirma que Panamá ya no se encuentra en la lista de los países paraisos fiscales.

6 de mayo. Las lluvias de los últimos días dejan 2.000 damnificados y 7.000 personas aisladas al norte del país.

13 de mayo. Panamá y Afganistán establecen relaciones diplomáticas.

14 de mayo. El Canal de Panamá adjudica un contrato de consultoría a empresas estadounidenses.

13 de agosto. El Gobierno panameño y la Unión Europea firman un acuerdo para la mejora del sistema penitenciario panameño.

18 de agosto. El mayor partido de la oposición (PRD) elige como líder a Martín Torrijos.

30 de septiembre. El fiscal de Drogas de Panamá ordena la congelacióon de siete millones de dólares de Alemán.

1 de octubre. El canal inicia hoy un aumento de precios de peaje.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull