Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
República Dominicana
El descontento social contra el Gobierno sigue creciendo pese a un auge del 4% en la economía de la República Dominicana
Miguel Sánchez

Pese a la constante caída del sector turístico, que supone el 20% del PIB, la economía de la República Dominicana ha registrado notables mejoras durante los últimos doce meses en sectores como el de las comunicaciones, el transporte o la energía. Así lo constató en una visita a Santo Domingo el premio Nobel de Economía Robert Mundell, quien recordó que la República Dominicana es el país iberoamericano que está viviendo la recuperación económica más importante. A finales de octubre, el Banco Central calculaba que el PIB, a final de año, registraría un aumento situado alrededor del 4%, después de que hubiera una mejoría del 4,7% en el tercer trimestre. Sin embargo, estos datos no parecen haber contentado a un pueblo que ha centrado su mirada crítica en distintos problemas que han afectado al país durante el año. Entre éstos, destacan las denuncias de la oposición contra el Gobierno por fraude electoral, los constantes apagones, las subidas en las tarifas de servicios básicos o las reformas constitucionales promovidas y llevadas a cabo por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en el poder. Esto ha conllevado que las sucesivas encuestas realizadas a la población mostraran un constante descenso en la valoración del presidente, Hipólito Mejía, y de su partido, el PRD. Los últimos datos, de septiembre, mostraban cómo un 59% de los dominicanos desconfiaba del partido en el poder y un 57% del presidente de la República.

Quizás la mayor crisis político-institucional ha sido la protagonizada por la Junta Central Electoral (JCE). Este organismo, que tiene el control de los procesos electorales del país, sufrió graves acusaciones por parte del Partido de Liberación Dominicano (PLD), el principal de la oposición, con motivo de los comicios legislativos y municipales del 16 de mayo, que dieron una amplia victoria al PRD, la formación del presidente de la República, Hipólito Mejía. Días después de la votación, el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), también en la oposición, y el PLD presentaron distintas denuncias por irregularidades en el proceso. Las acusaciones más graves hablaron del cambio de algunos votos o la imposibilidad de votar de miles de jóvenes por no constar en el censo. Hay que tener en cuenta que la comunidad de jóvenes en general y la universitaria en particular constituyen un importante frente de oposición a Mejía. Pero las denuncias no llegaron a ninguna parte y, con el agravante del nombramiento de nuevos miembros de la JCE con el apoyo unilateral del partido en el poder, la oposición bloqueó la actividad política del país con su no presencia en las instituciones. El conflicto cesó cuando los partidos decidieron iniciar un llamado "diálogo nacional". Éste contó con la presencia de todas las fuerzas políticas, que llegaron a la conclusión de dividir a la JCE en dos, con una cámara contenciosa y otra administrativa, donde podrán estar mejor representados todos los poderes de la nación.

Pero si algo ha afectado a la población dominicana más pobre –el nivel de población por debajo del umbral de pobreza es de un 25% aproximadamente- han sido las medidas tomadas por Hipólito Mejía y las constantes carencias en servicios mínimos como la electricidad. El presidente anunció nuevas fórmulas para mejorar el ahorro interno consistentes en recortar gastos y subir impuestos, lo que, teniendo en cuenta el déficit en las finanzas del país, fue recibido por la clase política como razonable. Pero esta decisión del Ejecutivo llegó en un momento en el que los ciudadanos dominicanos sufrían continuos apagones en la corriente eléctrica durante 20 horas y el agua potable escaseaba. Esta coincidencia se tradujo en numerosas protestas que escenificaron perfectamente el descontento de la sociedad con el poder. Poco más tarde, Mejía aseguraba en un discurso que los tres millones y medio de dominicanos más pobres tendrían luz durante 18 horas diarias.

Por otra parte, ...

Cronología año   2002

6 de marzo. El colectivo de profesores de la República declaran “día de luto” en reclamo de mejoras laborales.

7 de marzo. Firma de tratado de libre comercio entre República Dominicana y Costa Rica.

14 de marzo. Una encuesta revela que el partido en el Gobierno (PRD) goza de peor imagen en la población que sus máximos rivales (PLD) (PRSC).

5 de abril. El Partido izquierdista Alianza por la Democracia devuelve los recursos asignados para su campaña por considerarlos “insuficientes”.

23 de abril. El Senado suspende sus sesiones hasta después de los comicios del 16M.

20 de mayo. Resultados oficiales de las elecciones: vuele a ganar el PRD. La oposisción acusa a la Junta Central Electoral de irregularidades en los recuentos.

23 de mayo. El Congreso español y la República Dominicana cierran un acuerdo para el control de los flujos migratorios.

21 de junio. El Senado, de mayoría del PRD, aprueba el reestablecimiento de la reelección presidencial.

15 de julio. Muere el ex presidente Joaquín Balaguer. Luto oficial en el país.

25 de julio. Presentan la nueva Constitución, que elimina los colegios electorales cerrados y recupera la reelección presidencial.

1 de agosto. Huelga general de transportistas contra la subida de precios de los peajes.

26 de septiembre. El senado ratifica a los miembros de la JCE pese al rechazo de la oposición.

8 de octubre. Los diputados de los dos mayores partidos de la oposición declaran que no acudirán al Congreso por la decisión del Senado sobre la JCE.

14 de octubre. Mejía avisa que gobernará por decreto si los diputados no acuden al Congreso.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull