Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Libia
Gaddafi abandona su testaruda “rebeldía” y decide hacer las paces con el resto del mundo
Cristina Hermida

A pesar de su irrelevante peso demográfico – casi cinco millones y medio de habitantes- la Libia de Gaddafi siempre ha aspirado a desempeñar un papel de primera fila en los conjuntos árabe y africano, gracias a su potencial económico, derivado de los hidrocarburos. Pero a nivel internacional, Libia es considerada un Estado“rebelde” y por ello, ha sido incluida en la “lista negra”. Este año, no obstante, Gaddafi está reconsiderando su política exterior para sacar al país de su ostracismo internacional.

Libia se ha ganado a pulso la reputación de “Estado terrorista” por haber prestado apoyo financiero, político y logístico a ciertos movimientos de liberación, como el OLP y el Frente Polisario; a movimientos independentistas de Irlanda, Córcega, Filipinas; a movimientos subversivos minoritarios de Níger, Malí, Mauritania e incluso a grupos de terroristas y extremistas, como la organización palestina de Abu Nidal. A todo aquel que contribuyese a acelerar el fin de toda forma de imperialismo, sobre todo el estadounidense.

El 31 de septiembre, en conmemoración del 33º aniversario del golpe de Estado que le llevó al poder, Gaddafi anunció en un discurso televisado que su país dejará de ser un Estado rebelde y, en adelante, “aceptará la legalidad internacional”. Durante años “hemos tenido un comportamiento revolucionario y hemos actuado como un Estado rebelde”, reconocía, pero no olvidó subrayar que “tenemos que aceptar la legalidad internacional pese a que esté falseada e impuesta por Estados Unidos; de lo contrario, nos va a aplastar”.

Se trata de un cambio radical en la testaruda actitud de Libia, que ha vuelto a sorprender en la escena internacional, como ya lo hizo en 1999, cuando tras once años de negarse a extraditar a los dos agentes secretos presuntos autores del atentado de Lockerbie, finalmente aceptó entregarlos. Decisión por la que fue “premiado” por la ONU, que suspendió provisionalmente el embargo que impuso al país en 1992.

Recientemente, EE.UU. amplió la lista de países que conforman el “eje del mal”. A Irán, Irak y Corea del Norte, se ha sumado a Cuba, Libia y Siria. En el informe anual del Departamento de Estado americano, titulado “Pautas del terrorismo 2001”, se detalla que éstos continúan sus esfuerzos por adquirir armas nucleares, así como armamentos químicos y biológicos. Pero el citado documento destaca que países como Sudán y Libia “parecen estar reconsiderando” sus políticas y adoptando medidas para seguir en la “dirección correcta”. Y así es, Libia ya hace tiempo que ha dado muestras de haber dejado de apoyar al terrorismo. El 11-S dio una nueva oportunidad a Gaddafi para salir de más de dos décadas de aislamiento internacional. El dirigente libio se declaró “horrorizado” por los ataques contra las Torres Gemelas y el Pentágono, y fue también de los primeros en calificar como actos de “autodefensa” las represalias militares contra Al Qaeda, cuya red islamista se infiltra en un sector de la oposición libia en el ...

Cronología año   2002

2 marzo.El presidente libio, Muhamar Gaddafi, insta a su Gobierno a formalizar su retirada de la Liga Árabe, una decisión que parece vinculada al plan de paz saudí.3 marzo.Visita oficial del secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, a Gaddafi, para tratar de evitar que Libia abandone la organización.14 marzo.La Sala de Apelación del Tribunal escocés especial, establecido en Camp Zeist (Holanda) para juzgar el caso Lockerbie, rechaza la apelación del libio Abdel Baset al Megrahi, condenado el año pasado a cadena perpetua. 30 mayo. Cumbre en Trípoli. Los ministros o secretarios de Estado de Exteriores de cinco países de Europa y cinco del Magreb se comprometen a reforzar la lucha contra el terrorismo. 16 julio. Gaddafi, el líder libio, inicia una campaña por África para elevar su estatura de líder en la región.7 agosto.El Gobierno libio afirma que está dispuesto a pagar una compensación por el atentado de Lockerbie, y asegura que considerará la petición de la ONU de aceptar su responsabilidad en la tragedia. 31 septiembre.En conmemoración del 33º aniversario del golpe de Estado que le llevó al poder, Muammar el Gaddafi anuncia en un discurso televisado que su país dejará de ser un Estado rebelde y en adelante, “aceptará la legalidad internacional”.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull