Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Libia
Gaddafi abandona su testaruda “rebeldía” y decide hacer las paces con el resto del mundo
Cristina Hermida

exilio. Su buena disposición fue recompensada por EE.UU. con la inclusión de la guerrilla libia Grupo de Combate Islámico entre los movimientos terroristas más buscados. Estos integristas armados representan la única oposición seria al régimen de Trípoli, que en 1994 reclamó a Interpol la detención de Osama Bin Laden.

Sin embargo, ante este “supuesto” giro de 180 grados en su política exterior, el director de la agencia de misiles de defensa del Pentágono alertó en octubre de 2002 de que Libia continúa con su propósito de comprar misiles de largo alcance. “Los libios han estado activos procurando obtener capacidades misilísticas y no solamente de corto alcance”, dijo el general de la Fuerza Aérea, Ronald Kadish.

Los países de la “lista negra” tienen prohibido recibir ayudas económicas de Estados Unidos y son objeto de un riguroso control. Ante el panorama actual de “Todos contra el terrorismo”, Gaddafi se está apresurando a salir del centro de la diana de los norteamericanos, pero para poder abandonar la lista, no basta con que un país renuncie al terrorismo, sino demostrar que nunca más lo utilizará como medio para lograr sus objetivos. Por ello, Gaddafi está negociando una posible declaración de responsabilidad y un acuerdo económico en relación al atentado de Lockerbie.

La ONU ha fijado cuatro condiciones para levantar por completo las sanciones, hasta ahora solamente suspendidas. En primer lugar, extraditar a Holanda a los agentes secretos relacionados con el atentado de Lockerbie, medida que Libia ya cumplió en su momento. En segundo lugar, renunciar al terrorismo, campaña que Gaddafi ya se ha espabilado a poner en marcha, anulando su tradicional apoyo financiero, político y logístico a movimientos considerados “conflictivos”. Y, finalmente, abonar una compensación económica a las familias de las 270 personas que perdieron la vida en el atentado aéreo de Lockerbie, en 1988, acción terrorista supuestamente perpetrada por dos agentes del servicio secreto de Libia; sin embargo, el Gobierno libio sigue negando que estuvieran involucrados. Como parte del trato, también se exige que Libia reconozca oficialmente su responsabilidad en la tragedia. Cuestión más complicada de acatar, tras diez años de negar su implicación.

El 30 mayo, el régimen afirmó estar dispuesto a pagar 2.700 millones de dólares, (cerca de 2.940 millones de euros) cifra equivalente a la cuarta parte de los ingresos anuales libios por exportación de petróleo. Se ...

Página anterior

Cronología año   2002

2 marzo.El presidente libio, Muhamar Gaddafi, insta a su Gobierno a formalizar su retirada de la Liga Árabe, una decisión que parece vinculada al plan de paz saudí.3 marzo.Visita oficial del secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, a Gaddafi, para tratar de evitar que Libia abandone la organización.14 marzo.La Sala de Apelación del Tribunal escocés especial, establecido en Camp Zeist (Holanda) para juzgar el caso Lockerbie, rechaza la apelación del libio Abdel Baset al Megrahi, condenado el año pasado a cadena perpetua. 30 mayo. Cumbre en Trípoli. Los ministros o secretarios de Estado de Exteriores de cinco países de Europa y cinco del Magreb se comprometen a reforzar la lucha contra el terrorismo. 16 julio. Gaddafi, el líder libio, inicia una campaña por África para elevar su estatura de líder en la región.7 agosto.El Gobierno libio afirma que está dispuesto a pagar una compensación por el atentado de Lockerbie, y asegura que considerará la petición de la ONU de aceptar su responsabilidad en la tragedia. 31 septiembre.En conmemoración del 33º aniversario del golpe de Estado que le llevó al poder, Muammar el Gaddafi anuncia en un discurso televisado que su país dejará de ser un Estado rebelde y en adelante, “aceptará la legalidad internacional”.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull