Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Sáhara Occidental
Peligra el proceso de paz en el Sahara, ante una ONU al borde de perder la paciencia
Cristina Hermida

Después de 25 años, desde la salida de España del territorio como potencia colonial, el conflicto del Sahara Occidental se encuentra más colapsado que nunca. Actualmente, hay cuatro propuestas encima de la mesa. Una de ellas prevé la partición de la zona, una alternativa similar al acuerdo que Marruecos y Mauritania firmaron en 1976, pero sin tener que mantener necesariamente los límites exactos que se establecieron. Esta opción supondría que el norte quedaría en manos de Rabat y el Frente Polisario se quedaría el sur, teniendo absoluta libertad para proclamar un Estado independiente.

Otras dos propuestas, cuyo fracaso ya ha quedado claramente visible, son el Plan de Arreglo y su consiguiente referéndum de autodeterminación, y el llamado Acuerdo Marco o Tercera Vía, presentado el verano pasado, que convertiría al Sahara en una autonomía integrada en el reino de Marruecos. La última opción es la retirada de la Minurso (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental), que fue creada en 1991 para mediar el conflicto, tras haber logrado que Marruecos y el Frente Polisario firmaran una tregua después de 15 años de violentos combates. Ésta es la alternativa más desagradable para la ONU, puesto que representaría resignarse a reconocer que ha sido incapaz de llegar a una solución, tras once años de negociaciones.

El 19 de febrero de 2002, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, propuso por primera vez la partición del territorio como posible solución para poner fin al conflicto, que lleva demasiado tiempo en punto muerto y en el que la ONU ya se ha gastado más de 500 millones de dólares en vano.

La proposición fue inmediatamente rechazada por Marruecos, alegando que era la alternativa idónea para Argelia, que “aspira a disponer de una desembocadura en el océano Atlántico y al mismo tiempo, debilitar a su vecino marroquí”. “No, ni hoy ni en cien años, aceptaremos esta opción”, respondió el embajador marroquí, Abdelaziz Bennuna, ante la ONU. “No renunciaremos a ni un sólo palmo de nuestro Sahara, inalienable e indivisible”, tajante contestación del rey de Marruecos, Mohamed VI. Rabat sólo está dispuesto a aceptar aquella solución que implique convertir la zona en una autonomía bajo su control. Ésta es la única alternativa por la que Marruecos cedería y, justamente, también la única que el Frente Polisario rechaza. El Polisario, que recientemente afirmó estar dispuesto a negociar también la proposición de partición, ha defendido desde un principio la fórmula original del Plan de Arreglo, propuesta por la ONU el 6 de septiembre de 1991, en la que se fijaba la celebración de un referéndum de autodeterminación. Pero Marruecos ha obstaculizado constantemente la realización de la consulta popular. En 2000, llegó a presentar 130.000 recursos individuales de apelación contra el censo propuesto por los expertos. Éste ha sido el principal motivo de confrontación entre Marruecos y el Polisario: el número de personas con derecho a voto en el citado referéndum.

Empieza la cuenta atrás. La ONU ya no puede ...

Cronología año   2002

21 febrero. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, propone por primera vez la partición definitiva del Sáhara para poner fin al conflicto.5 marzo. El rey de Marruecos, Mohamed VI, inicia una visita de 48 horas al Sáhara, donde preside un Consejo de Ministros.6 marzo. El rey de Marruecos, Mohamed VI, afirma que su país “no renunciará a un solo palmo del Sáhara, inalienable e indivisible”. 24 abril. Mohamed VI se entrevista con el presidente de EEUU, George Bush.25 abril. Washington se decanta por la vía de la autonomía para el Sáhara Occidental, lo que supone renunciar al referéndum para la independencia. La ONU pospone el debate sobre el futuro del territorio al lunes 29 de abril. 27 abril. El enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, James Baker, amenaza con abandonar sus labores de mediación si el Consejo de Seguridad no aprueba el plan de autonomía bajo soberanía marroquí diseñado por él.

30 abril. La ONU aprueba por unanimidad prorrogar otros tres meses, hasta el 31 de julio, su misión en el Sáhara.4 julio. El Parlamento Europeo se declara a favor de un referéndum para el Sáhara.

22 julio. EEUU vuelve a presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU un nuevo proyecto de resolución que privilegia la opción de autonomía para el Sáhara Occidental.31 julio. La ONU decide prorrogar otros seis meses la misión de paz (Minurso) y expresa su voluntad de volver a “considerar” la autodeterminación de la ex colonia española. 25 septiembre. Marruecos organiza de nuevo, por enésima vez, elecciones legislativas en el Sáhara para el día 27 de septiembre. El Polisario considera estos comicios “ilegales”, por eso solicita su suspensión y anuncia movilizaciones.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull