Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Sri Lanka
La paz llega a Sri Lanka después de 19 años de guerra civil
Maria Altimira

El Gobierno de Sri Lanka y la guerrilla de los Tigres de Liberación de la Patria Tamil (TLPT), que desde hace 19 años luchan por el control del norte y del este del país, han llegado a un acuerdo de paz, dejando atrás los fracasos de las negociaciones de 1995 y 2001.
Han sido diversas las condiciones que han permitido que ambas partes apostaran por la paz. En primer lugar, el papel de Noruega como mediador en el conflicto y los encuentros que durante tres años ha mantenido tanto con el Gobierno como con la guerrilla. En segundo lugar, los esfuerzos del primer ministro y miembro del Partido de Unión Nacional (PUN), Ratnasiri Wickramanaye, por cumplir la promesa de llegar a un acuerdo con los rebeldes, que hizo a su electorado antes de ganar los comicios. Y finalmente, los gestos y las concesiones que los rebeldes del TLPT han hecho en beneficio del proceso de paz. Esta guerrilla, liderada por Vellupilai Prabhakaram, lucha desde 1983 por conseguir la independencia de norte y del este de la isla, donde vive concentrada la minoría tamil, que supone el 17,6% de la población. Los rebeldes alegan que los tamiles, mayoritariamente hindúes y en nombre de los cuales empuñan sus armas, son discriminados por los cingaleses, un 75% de la población

El comienzo de este largo camino hacia la paz tiene lugar el 24 de diciembre del 2001, cuando los rebeldes anunciaron un alto al fuego unilateral, a lo que el Gobierno respondió con idéntica medida. El final del embargo de siete años contra la ciudad norteña de Vanni, controlada por los rebeldes, por parte del Ejecutivo el 15 de enero, precedió a la extensión del alto el fuego que el 23 de febrero se transformó en un cese indefinido de las hostilidades firmado por ambas partes. La llegada a Sri Lanka del líder del ala política de los TLPT, Anton Balasingham, y la aparición del máximo dirigente de la misma organización, Velluillai Prabhakaram, tras haber pasado trece años escondido en la selva, significaban un gran paso adelante en los esfuerzos que el Gobierno y los rebeldes estaban haciendo para acercar posiciones. Sin embargo, el TLPT sólo estaba dispuesto a iniciar conversaciones si el Gobierno retiraba la prohibición que desde 1998 pesaba sobre esta organización. Pese a las reticencias de la presidenta del Gobierno, Kamaratunga, quien es más partidaria de la lucha armada, la guerrilla tamil abandonó su clandestinidad el 4 de agosto.

A pesar de todos estos logros, en este período de tiempo se produjeron cuatro acontecimientos que estuvieron a punto de acabar con todo lo que se había conseguido hasta entonces. Uno de ellos fue el enfrentamiento que se produjo entre miembros del TLPT y la marina de Sri Lanka, cuando esta última interceptó un barco cargado de material logístico destinado a la guerrilla, que navegaba por los mares del noreste del país. Poco después, el Gobierno tailandés se incautó de un cargamento de armas destinado a los rebeldes. Tailandia ha sido históricamente una base de operaciones de abastecimiento de armamento para los TLPT, algo de lo que ha sido acusado por el Gobierno de Sri Lanka. Bangkok intentó limpiar su imagen ofreciendo la base naval de Sattahip, a 200 kilómetros de la capital, como sede para la celebración de la primera ronda de las negociaciones. El nueve de octubre, la muerte de siete tamiles que intentaban atacar una base de policía en el distrito sudoriental de Ampara volvió a poner en peligro los avances para el fin del contencioso. Finalmente, la sentencia de un Tribunal de Sri Lanka que fijó en 200 años la condena que el líder del TLPT debería cumplir volvió a poner de relieve la fragilidad de este proceso que, poco después, conduciría a la mesa de negociaciones.

En las tres rondas de ...

Cronología año   2002

10 de enero. Una delegación noruega llega a Sri Lanka para mediar en el proceso de paz entre el Gobierno y Los Tigres de Liberación de la Patria Tamil (TLPT).

15 de enero. El Gobierno de Sri Lanka pone fin a un embargo económico contra la zona norteña del país controlada por el TLPT.

20 de enero. Los Tigres Tamiles extienden el cese unilateral del fuego un mes más.

21 de enero. El gobierno prolonga el alto el fuego por otros treinta días.

22 de febrero. El Gobierno de Sri Lanka y el TLPT acuerdan el cese bilateral de las hostilidades.

14 de marzo. El primer ministro de Sri Lanka visita la ciudad norteña de Jaffna por primera vez en 20 años.

25 de marzo. El líder tamil Antón Balasingham vuelve a Sri Lanka después de tres años de exilio voluntario.

8 de abril. Se reabre la llamada carretera de la muerte que conecta el norte de Sri Lanka con el resto del país.

10 de abril. El máximo líder del TLPT, Velupillai Prabhakaran, concede una rueda de prensa, tras 15 años de silencio.

21 de mayo.El TLPT y oficiales del Gobierno mantienen conversaciones directas por primera vez en siete años.

2 de julio. La policía tailandesa se incauta de un cargamento de armas destinado a los rebeldes de la guerrilla tamil de Sri Lanka.

24 de julio. El primer ministro de Sri Lanka se reúne con George Bush en Washington para buscar su apoyo en el proceso de paz iniciado con la guerrilla tamil.

4 de agosto. El Gobierno legaliza al TLPT.

13 de agosto. El Gobierno de Sri Lanka acuerda permitir a la guerrilla tamil la comunicación y el acceso entre sus bases del norte y del este.

16 de septiembre. Empiezan las históricas negociaciones de paz entre Sri Lanka y el TLPT en Sahattahip, Tailandia.

9 de octubre. Miembros de las fuerzas especiales de seguridad matan a siete tamiles que intentan atacar la base policial en el distrito suroriental de Ampara.

11 de octubre. Tres personas mueren y 25 resultan heridas en un ataque con granadas protagonizado por tamiles y dirigido a la población cingalesa en la región de Tricomalee, por lo que las autoridades decretan el toque de queda.

31 de octubre. Empieza la segunda ronda de las conversaciones de paz entre el Gobierno de Sri Lanka y el TLPT en la localidad tailandesa de Nakon Phaton, a 50 kilómetros al oeste de Bangkok.

25 de noviembre. La capital noruega acoge una reunión presidida por el primer ministro de Sri Lanka, Ramil Wickremesinghe, y Anton Balansingham con la intención de recaudar fondos para la reconstrucción de las zonas más afectadas por la guerra en Sri Lanka. Acuden 22 países y la Unión Europea.

5 de diciembre. Empieza la tercera ronda de las negociaciones de paz.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull