Anuario 2002

Afganistán
Argelia
Argentina
Australia
Azerbaiyán
Belice
Bielorrusia
Brasil
Burundi
Chile
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
India
Japón
Kazajstán
Kenia
Kirguistán
Libia
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Pakistán
Panamá
República Dominicana
Rusia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Taiwán
Tanzania
Tayikistán
Tíbet
Túnez
Turkmenistán
Turquía
Ucrania
Uganda
Uruguay
Uzbekistán
Belice
Belice intenta hacerse un lugar entre los paises que acogen capitales extranjeros
Victòria Miró Julià

de la que dependió al principio, dio paso a la de cítricos y plátanos que, aunque consiguió mejorar la situación, no logró resolverla. Actualmente un 27% de la población se dedica a la agricultura, pero ésta se encuentra en una situación de gran precariedad, y se ve amenazada por las políticas de libre comercio que desde hace pocos años han potenciado los EE.UU. Ante esto Belize ha ido dirigiendo su econimia hacia el turismo, volcándose en el sector de la construcción. Pero la explotación del turismo como fuente de ingresos ha causado un incremento espectacular de la contaminación del medio ambiente de la zona y la destrucción de parte de su riqueza, según denunció en septiembre la UNEP (Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente). Así, según los cálculos de esta entidad, el 90% de los arrecifes de coral del mar Caribe, que son los segundoa más importantes del planeta por su extensión y biodiversidad, están en peligro porque la contaminación los mata.

Pero si el turismo ha supuesto un rápido desarrollo del sector de la construcción, este desarrollo ha sido posible gracias a las inversiones extrangeras que han escogido el pais para depositar grandes capitales. La desregulación que ha llevado a cabo el pais desde los años ochenta, ha atraido capital extranjero de Europa, Japón y Norteamérica, que ha llegado para aprovechar sus ventajas fiscales. Así Beliza se ha convertido en lo que se llama un OFC (Offshore Banking Center) o, como se le conoce mejor: un paraiso fiscal. Así entre las ventajas que ofrece está el acceso a inversiones norteamericanas i globales, la protección contra la devaluación de la moneda del pais de origen y contra las fluctuaciones extremas de los tipos de interés y de cambio. Además los OBC también ofrecen mantener el secreto bancario, que blinda las cuenta ante eventuales inspecciones. Esto hace que, en la práctica, los paises que ofrecen estos tipos de ventajas fiscales acaben acogiendo el blanqueo de dinero o de capitales provenientes del narcotráfico. En este sentido, en el informe anual de la CIA, Belize junto con otros paises del Caribe como Antigua y Barbuda, las Bahamas, las islas Barbados o Jamaica, figura como un centro de lavado de capital, además de cómo un pais con una nula o escasa transparencia i cooperación internacional.

Este hecho también fue denunciado por los diarios británicos "The Times" y "The Guardian" que, durante la década de los noventa fue publicando informaciones que ponian de manifiesto ...

Página anterior

Cronología año   2002

25 enero: El secretario general de la Commonwealth, Don Mckinnon, hace una visita oficial a Belize, donde habla con el primer ministro, Said Musa, y con el líder de la oposición, Dean Barrow.

26 marzo: Dentro del proceso de resolución del conflicto territorial, los miembros de los equipos de negociación de Guatemala y Belize se reúnen con la OEA (Organización de Estados Americanos) en Washington.

2 mayo: Representantes de las industrias de azúcar, cítricos i los plátanos se reúnen con el primer ministro de Trabajo y Transporte con el objetivo de identificar oportunidades comunes y aprovechar sinergias.

27 septiembre: Se celebra una ceremonia para clausurar el proceso de facilitación de las negociciones territoriales entre Belize y Guatemala en Washington.

19 diciembre: El Gobierno y los líderes de la alianza Maya firman un acuerdo para empezar a llevar a cabo la primera de las diez inicitivas pactadas para mejorar la situación de la minoría maya.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull