Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Colombia
El escepticismo envuelve el proceso de paz entre el Gobierno y los grupos armados
Ramon Aymerich

Colombia está en el punto de mira de la Comunidad Internacional. El país, vive una de las guerras encubiertas mas grandes del mundo, registrando año tras año miles de muertos. Ante esta dramática situación, el Presidente del país, Andrés Pastrana intenta mantener vivos los diálogos de paz con los diferentes grupos armados colombianos.

Un país sumido en la violencia

El Ejército de Liberación Nacional, líder en secuestros

Estos diálogos son muy complejos, y la idea de conseguir una tregua, más o menos estable, es aún muy lejana. Los colombianos, viven está situación como un hecho cotidiano. Son pocos los que aún confían en las cumbres organizadas entre el Ejecutivo y los guerrilleros. Unas cumbres, que generalmente sirven para descongelar el proceso de paz y para poco más. Al cabo de unos días, las matanzas vuelven a estar al orden del día y las conversaciones se vuelven a romper - hasta que no se produce una nueva reunión de carácter urgente-.

Este conflicto es muy antiguo y según los analistas, los grupos armados son únicamente una parte de sus diferentes ramificaciones. Las guerrillas, prosiguen los analistas, no son el problema, son la consecuencia de un problema aún más grande que se ha ido forjando tras varias décadas de malas gestiones gubernamentales. Los diferentes políticos que se han ido sucediendo en el poder a lo largo de los años, han sumido en el olvido a las zonas rurales del país y han provocado que en Colombia, como en la gran mayoría de paises de la América Latina, existan unas diferencias sociales y económicas abismales entre las grandes ciudades y los diferentes municipios rurales. La gente que no vive en las grandes ciudades, ven en las guerrillas y el cultivo de coca su única opción para poder seguir malviviendo.

Después de los atentados del 11 de setiembre, el clima que se vive en Colombia es, si cabe, todavía más denso. Los tres grupos armados del país, las FARC, el Ejército de Liberación Nacional- ambos de ideología izquierdista- y los paramilitares de extrema derecha de las Autodefensas Unidas de Colombia han sido incluidos en la lista de formaciones terroristas elaborada por la Administración Bush. Si ha todo esto, le sumamos la importante presencia militar norteamericana en el país debido al Plan Colombia -un proyecto financiado en gran parte por el Gobierno estadounidense que pretende, teóricamente, sólo acabar con el cultivo de coca- no es difícil deducir que esta zona es un auténtico polvorín que podría estallar en cualquier momento.

La guerra abierta, según los diferentes analistas de la realidad socio-política colombiana, se daría si el gobierno obligara a las FARC ha abandonar la zona de distensión, - una zona de 42.000 kilómetros cuadrados que el Ejecutivo de Pastrana entregó al grupo armado en 1998 para llevar a cabo el proceso de Paz-. Este hecho, provocaría un movimiento de las FARC hacia las grandes ...

Cronología año   2001

8 de enero. El Portavoz de la guerrilla de las FARC, Raúl Reyes, acusa a los grupos paramilitares de asesinar el pasado mes de noviembre al congresista Diego Turbay. De esta manera las FARC se defienden de las acusaciones de Pastrana. Según el Ejecutivo este grupo asesinó a Turbay.

9 de febrero. Cita histórica entre Pastrana i el líder de las FARC, Manuel Marulanda “Tirofijo”. De esta manera se reanuda el proceso de paz entre el grupo armado y el Ejecutivo.

11 de febrero. Aumenta el escepticismo tras el acuerdo entre Pastrana y “Tirofijo. Según los analistas este encuentro ha sido, más que nada, un acto simbólico.

11 de abril. El ELN confirma la alianza con las FARC para combatir a los grupos paramilitares de extrema derecha. Los dos grupos se comprometen a llevar a cabo operaciones conjuntas en el norte del país.

17 de mayo. El Ejército colombiano libera en el municipio de Villanueva a más de 100 jornaleros secuestrados por los paramilitares.

31 de mayo. Gustavo Bell, un defensor de los derechos civiles, nuevo ministro de defensa colombiano. La comunidad Internacional ve con buenos ojos la desiganción de Bell para este cargo.

13 de junio. La guerrilla colombiana de las FARC secuestra a Luis Eladio Pérez, senador del congreso. Este secuestro supone un nuevo revés al proceso de paz.

14 de junio. Las FARC secuestran a Angela María del Castillo, una joven española de 23 años que reside en la ciudad de Cali. El Gobierno español pretende solucionar el problema cuanto antes.

8 de julio. Liberan a las española Angela María Castillo.

7 de agosto. El Ejecutivo de Pastrana y el Ejército de Liberación Nacional rompen las conversaciones de Paz. Pastrana espera reunirse con los líderes del ELN para reanudar cuanto antes los diálogos.

23 de noviembre. Gobierno i ELN acuerdan reanudar los diálogos de paz. El acuerdo se ha firmado en base a un documento de 7 puntos, en los cuáles se indican las vías para llevar con éxito el proceso.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull