Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Italia
Italia, sede del descontrol político
Cristina Collado

La tragicomedia que representa Italia æprotagonizada por su primer ministro, Silvio Berlusconiæ ha llegado, en este año 2003, a todas las pantallas europeas gracias a la presidencia de turno del país que, desde el 1 de julio, ha dirigido la Unión Europea. El magnate Berlusconi ha trasladado su manera de hacer política del Parlamento italiano al europeo, y ello gracias a que una serie de leyes recientemente aprobadas æfavorables a Berlusconi y a sus secuacesæ le han permitido alejarse, durante el tiempo que ha durado su empresa europeísta, del banquillo de los acusados en varios procesos por soborno o corrupción.

Si de la anterior presidencia, Grecia, apenas si se había oído hablar, la dirección italiana empezó su andadura europea provocando un conflicto con Alemania, al llamar Il Cavaliere “nazi” al diputado alemán Martin Schulz. A Berlusconi le costó pedir disculpas por este incidente a su homólogo alemán, Gerhard Schröder, provocando que Schröder anulara las vacaciones que tenía previsto pasar en Italia. Si a ello le sumamos las propuestas italianas de admitir en la Unión Europea æde la que Italia ha sido socia fundadoraæ a países como Israel o Rusia, o su apoyo público a la actuación del presidente ruso, Vladimir Putin, en el conflicto de Chechenia æque fue condenado por el resto de miembros de la UEæ viene a la mente la duda de si Berlusconi era la persona idónea para encabezar un momento tan decisivo para el futuro de los europeos, como es la elaboración de una Constitución Europea que englobe, a partir de mayo de 2004, no sólo a los Quince, sino a una Europa de 25 miembros. Tal vez se le dé mejor escribir canciones –como demuestra el disco que ha sacado a la venta en el que, según dicen, el magnate italiano ha compuesto la mitad de los temas___ aunque, como bien ha demostrado, puede compaginar perfectamente sus labores de político con el arte de la música.

Berlusconi es el líder de la coalición centroderechista La Casa de la Libertades æformada por Forza Italia (liderada por Berlusconi), Alianza Nacional (Gianfranco Fini) y Liga Norte (Umberto Bossi)æ desde que en mayo de 2001 ganaron las elecciones, sumiendo a la izquierda en un abismo del que aún no han levantado cabeza. En la actualidad, la oposición italiana no cuenta con una figura fuerte que pueda imponerse al carismático Cavaliere, y ello se debe a las profundas divisiones que hay dentro de la izquierda. Personajes como Piero Fassino (de los Demócratas de la Izquierda, el antiguo Partido Comunista Italiano y principal partido de la coalición de El Olivo), Sergio Cofferati (ex líder sindical) o Francesco Rutelli (portavoz de la minicoalición centrista de la Margarita) no han hecho más que sacar a relucir sus desavenencias ayudando, así, al Gobierno de centroderecha a ganar más popularidad. A lo largo de todo el año ha habido diversos puntos de fricción en las filas izquierdistas. En enero, Fassino sacó a la luz pública un paquete de reformas que promovían una nueva ley que regulara los intereses mediáticos de Berlusconi para que, así, hubiera más pluralidad en la televisión pública. Del mismo ...

Cronología año   2003

17 de enero. Un nuevo “arrepentido” dice que Andreotti intercedió por la mafia. El testigo acusó a Berlusconi de relaciones con la Cosa Nostra

28 de enero. El Supremo italiano falla contra Berlusconi al no permitir el traslado de un juicio por corrupción

30 de enero. Berlusconi acusa a los jueces de usurpar el poder a los electores en la democracia

29 de abril. Berlusconi se enfrenta a la condena de su ex abogado y amigo, Cesare Previti

1 de mayo. Berlusconi promete “resolver el problema de unos jueces politizados” tras la condena de su amigo

6 de mayo. Berlusconi comparece ante el tribunal que le juzga por presunto soborno. El primer ministro italiano implica a Romano Prodi

27 de mayo. La izquierda arrebata la provincia de Roma al Gobierno de Berlusconi. Cesare Previti es condenado a 11 años de cárcel

4 de junio. El Senado italiano aprueba la inmunidad penal de los altos cargos del Estado

1 de julio. Silvio Berlusconi empieza su semestre como presidente de turno de la UE

2 de julio. La izquierda italiana vota contra el programa europeo de Berlusconi. Il Cavaliere llama “nazi” a un diputado alemán en su primer discurso

8 de julio. Berlusconi se disculpa ante el presidente de la Eurocámara por sus insultos a un diputado alemán

23 de julio. El Senado italiano aprueba una ley que permitirá ampliar los negocios de Berlusconi

23 de agosto. Berlusconi y Schröder dan por zanjadas sus diferencias tras una reunión en Italia

25 de septiembre. Berlusconi anima a los estadounidenses a invertir en Italia porque “hay secretarias bellísimas”

24 y 25 de noviembre. Consejo de Ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) donde les son perdonadas a Francia y Alemania las sanciones por haber incumplido el Pacto de Estabilidad. Italia también superó este déficit

12 y 13 de diciembre. Última reunión de la Conferencia Intergubernamental en la que se cerró el curso de las negociaciones sobre la futura Constitución Europea. Berlusconi, como presidente de turno de la UE, fue incapaz de orquestar un acuerdo bajo su dirección.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull