Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Mauritania
Una tentativa de golpe de Estado reafirma el inestable poder político y la crisis social
Marina Teixidó

El presidente de la República Islámica de Mauritania, Muauiya Sidi Ahmed Uld Taya, ha sido reelegido para un tercer mandato de seis años como líder del Partido Republicano Democrático y Social (PRDS), al obtener el 66’69% de los votos, resultado que lo ha librado de una segunda vuelta. Mientras tanto, los candidatos de la oposición denuncian un proceso electoral marcado por el fraude y la falta de transparencia. Estas presidenciales han sido las primeras elecciones que se han celebrado en Mauritania después del intento de golpe de Estado que sufrió el país el pasado 8 de junio, del que aún no se sabe quiénes fueron los artífices, y que ha provocado un fortalecimiento del poder de Taya, una persecución de los islamistas e integristas por parte del Gobierno y un acercamiento con Estados Unidos.

Más de cuatro décadas de camino hacia la democracia

Mauritania, un mosaico social

Estas últimas elecciones, las terceras que dan la victoria al presidente Taya, que llegó al poder a través de un golpe de Estado en 1984, derrocando a su actual opositor, Mohamed Juna Uld Haidalla, también son las terceras que la oposición califica de fraudulentas. En los comicios de 1992 y 1997 el presidente mauritano también fue acusado de haber manipulado los resultados, tras conseguir en ambos casos más del 60% de los sufragios.

Tras las elecciones del 7 de noviembre, los cinco candidatos de la oposición aseguraron que se habían registrado irregularidades en el recuento de votos y acusaron al presidente Taya de intimidar y presionar a los otros cinco candidatos a la presidencia. Estas presiones culminaron el día previo a los comicios con la detención del principal candidato de la oposición y ex presidente mauritano, Mohamed Juna Uld Haidalla, y de diversos miembros de su partido, por su supuesta preparación de un golpe de Estado destinado a derrocar al presidente si salía reelegido. Sin embargo, la policía registró el domicilio del ex presidente y no encontró ninguna prueba del supuesto golpe.

Tras la detención de Haidalla, tanto la oposición como La Federación Internacional de Ligas de los Derechos Humanos pidieron que se suspendieran los comicios por considerarlos “nulos”. Sin embargo el presidente Taya ha defendido en todo momento la “total transparencia” de unos comicios que, según él, tendrían que ser considerados como “un ejemplo para todos los interesados en la propagación de la democracia”.

En estas últimas presidenciales de Mauritania, que tiene un sistema multipartidista desde que se aprobó la Constitución de 1991, seis candidatos se disputaban la presidencia. En primer término, el actual jefe de Estado, Uld Taya, y tras él, con el 18’73% de los votos, su principal rival, el ex presidente Haidalla, que carece de afiliación política y fue presidente de Mauritania de 1980 a 1984 hasta que fue derrocado por un golpe de Estado encabezado por el propio Taya. Ahmed Uld Daddah, candidato de la Reagrupación de Fuerzas Democráticas (RFD), y el descendiente de esclavos Messaud Uld Buljeir, de la Alianza Popular Progresista, han logrado el 6’98% y el 5’3% de los votos, respectivamente. Detrás de ellos, Mulaye El Hacen Uld Jiyid, candidato del Partido Mauritano de Renovación y la Concordia, ha conseguido el 1’48% de los sufragios. La candidatura de Uld Buljeir es significativa puesto que el autodidacta de 59 años es el primer esclavo ...

Cronología año   2003

13 de enero. Mauritania y los Estados colaboradores no han movilizado las ayudas necesarias contra el hambre. El llamamiento realizado por el Gobierno mauritano, el 1 de septiembre de 2002, tan sólo sirvió para suscitar tímidas reacciones por parte de los habituales Estados que colaboran en el desarrollo del país africano.

23 de enero. La Unión Europea concede a Mauritania un lote de material de nivelación, obras públicas y estaciones móviles de telecomunicaciones, valorada en 5,3 millones de euros.

24 de enero. Mientras que las agencias humanitarias envían desesperadamente ayudas para poder alimentar a las víctimas de la sequía, se hace público que el Gobierno de Mauritania dedica sólo un 0,4% de su PIB para esta causa.

29 de enero. Unas 580.000 personas en el Sahel africano se ven amenazadas por una crisis alimentaria de emergencia.

10 de febrero. El Departamento británico para el Desarrollo Internacional decide otorgar 1 millón de libras (1,5 millones de euros) para la Operación de Emergencia del Programa Mundial de Alimentación para Mauritania.

18 de febrero. El Fondo Internacional para el Desarrollo de la OPEP ha decidido colaborar con el llamamiento lanzado por Mauritania ante su grave situación alimentaria a través de la aportación de 280.000 euros.

26 de febrero. Una delegación del Consejo de Administración del Programa Mundial de Alimentación (PMA) realiza una visita a Mauritania para comprobar la correcta utilización de la financiación que la organización destina a la gestión de los proyectos.

19 de marzo. Se confirma que las cooperaciones y donaciones de los tradicionales países colaboradores para hacer frente a la crisis alimentaria de Mauritania han llegado a ser sólo la mitad de lo esperado.

2 de abril. La compañía petrolífera inglesa Dana Petroleum Plc anuncia la presencia de un importante potencial de petróleo y gas en las costas de Mauritania.

6 de junio. El Gobierno de Mauritania prohíbe la publicación de un diario islámico. Las autoridades han cerrado sus instalaciones y han arrestado a sus editores.

8 de junio. Intento de golpe de Estado. No se sabe quiénes son los golpistas ni cuáles son sus motivos.

10 de junio. El Gobierno retoma el control después del intento de golpe de Estado. El presidente Maaouya Ould Taya anuncia que ha sobrevivido a la intentona y que las tropas leales han retomado el control de la capital, Nouakchott.

16 de junio. Iniciado el proceso del registro electoral para las presidenciales. El golpe de Estado no altera la fecha de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 7 de noviembre.

8 de julio. El presidente cesa al primer ministro, El Avia Ould Mohamed Khouna, por su supuesta implicación en el intento de golpe de Estado. Taya designa un nuevo primer ministro, el hasta ahora titular de Justicia, Sghaier Ould Mbarek.

14 de julio. El Banco Mundial aprueba conceder 39 millones de dólares a Mauritania para que el país norteafricano pueda mejorar su industria de explotación minera y lucharcontra la propagación del SIDA.

22 de julio. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprueba un préstamo de 8,8 millones de dólares para la reducción de la pobreza y el crecimiento en Mauritania.

24 de julio. Taya acusa a grupos islamistas de ser los responsables de la tentativa de golpe de Estado y cierra los dos principales centros islámicos en Nouakchott.

28 de julio. Interior censura de nuevo el diario 'Rénovateur'. El motivo es el de la publicación de un artículo en el que se denuncia el valor de la moneda nacional, el ouguiya, en el mercado negro.

29 de julio. El Gobierno ordena una nueva oleada de detenciones de extremistas islámicos.

7 de agosto. Liberados 90 de los 150 detenidos por el intento de golpe de Estado. A los islamistas que continúan en prisión los defenderá el Colectivo Internacional de Abogados.

12 de agosto. Las inundaciones obligan a desplegar fuerzas logísticas en las localidades afectadas. En algunas localidades, infraestructuras e industrias comerciales han quedado devastadas, además de haberse registrado cinco muertes.

15 de agosto. El partido mauritano de la oposición moderada Unión Popular Socialista (UPSD) anuncia que va a dar su apoyo a la candidatura de Taya en las próximas elecciones presidenciales.

29 de septiembre. El Ministerio de Interior confisca el diario 'Essahifa'.

30 de septiembre. La Junta Directiva del Fondo Africano para el Desarrollo (FDA) ha decidido conceder a 3,7 millones de dólares para financiar un proyecto de abastecimiento de agua potable en Nouackchott.

15 de octubre. Taya se disputará la presidencia con otros cinco candidatos. Entre los candidatos se encuentra el anterior jefe de Estado, el militar Mohamed Khouna Ould Haidalla, derrocado por Ould Taya a través de un golpe de Estado hace 19 años.

22 de octubre. Las autoridades mauritanas suspenden al semanario 'Le Calame', por haber debatido en sus páginas asuntos políticos.

6 de noviembre. Mohamed Khouna Ould Haidalla, el principal rival de la oposición para Taya ante las elecciones presidenciales, es arrestado. Según fuentes judiciales, Haidalla y sus colaboradores han sido detenidos bajo la sospecha de perpetrar un golpe de Estado y "amenazar la seguridad del Estado".

7 de noviembre. Acaba la jornada electoral con denuncias de fraude.

8 de noviembre. Nueva mayoría absoluta para el presidente Taya.

19 de diciembre. El reciente brote de langosta experimentado en los últimos meses no cesa, sino todo lo contrario. Según el nuevo informe del grupo de especialistas en langostas de la FAO, la amenaza es cada vez más preocupante para los cultivos.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull