Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Francia
París, a por la “E” de Europa
Cristina Collado

Francia parece no comprender que sus días de grandeza han pasado a la historia. O, probablemente, ya lo sabe y, aun y así, quiere forzar la cuerda al máximo para evitar ser expulsada de la escena política internacional. Por esa razón ha estado presente como una chinche en los asuntos que han vertebrado la historia política de 2003, mostrando su disconformidad æapoyándose en Alemaniaæ ante Estados Unidos, la ONU, la OTAN, e incluso en el seno de la Unión Europea, de la que, al ser una de las principales fundadoras, junto con Alemania, Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica e Italia hace ya más de 50 años æconocida en sus inicios como la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA)æ se cree el centro de gravedad, como han demostrado, entre otras, sus negativas a ceder en relación a un reparto de poder en la Unión más próximo al establecido en el Tratado de Niza, como pedían España y Polonia para la futura Constitución Europea. Tras la última reunión de los jefes de Estado y de Gobierno para conseguir un acuerdo sobre esta Constitución æcelebrada los días 12 y 13 de diciembreæ los Quince no lograron un consenso europeo.

¿Y cómo se ha enfrentado a las diferentes organizaciones? Con una de sus armas posibles: el veto. Francia ha vetado todas las resoluciones de la ONU que ha podido sobre la guerra en Irak y la posterior administración de la posguerra, excepto la última resolución de la ONU, el 17 de octubre, en la que Francia –igual que hicieron Alemania, principalmente, y Rusia y China, en menor medidaæ finalmente aceptó la decisión del Consejo de Seguridad mediante la cual EE.UU. continuaría con el control de Irak y podría crear una fuerza de paz internacional bajo mandato norteamericano. A pesar de haber votado a favor de esta resolución, Francia, Alemania y Rusia han dejado claro su malestar porque el documento no va más allá a la hora de transferir el poder a los iraquíes y ampliar el papel político de la ONU. Desde el primer momento en el que Estados Unidos amenazó con atacar Irak por la supuesta posesión de armas de destrucción masiva, Francia defendió el papel primordial de la ONU. “Toda decisión corresponde sólo al Consejo de Seguridad de la ONU”: eran palabras del presidente francés, Jacques Chirac.

El objetivo principal de Chirac ha sido, y es, hacer de Europa una fuerza de contrapeso de Estados Unidos. Para conseguirlo, cree su presidente, es necesario que Francia y Alemania lleven el timón. Esta es la idea de Chirac, con la que algunos países europeos no están de acuerdo ya que no se ven identificados con la Europa de la que hablan el presidente francés y el canciller alemán, Gerhard Schröder æsobre todo en el contexto de la guerra en Irakæ, de la que sólo parecen formar parte Francia y Alemania. Algunos de estos países, como fueron España, Reino Unido o Dinamarca, entre otros, mostraron abiertamente su disconformidad ante esta concepción del término “Europa” con la redacción de una carta de apoyo a los norteamericanos en el conflicto bélico contra Sadam Hussein. Con el advenimiento de la ampliación, además, Francia teme que su influencia se vea mermada en el sentido de que muchos de los países entrantes han apoyado a Estados Unidos en el conflicto de Irak, con lo que podrían introducir en la unión un nuevo aire más atlántico que europeo.

Pero Francia no ha estado sola en sus ansias de llevar las riendas de Europa, ya que este año se ha unido a Alemania. Ambos países han cerrado –parece que definitivamente, como quieren demostraræ sus heridas y diferencias y se han lanzado, cogidas de la mano, a la conquista de Europa. Esta solidificación del eje ...

Cronología año   2003

15 de enero. Francia y Alemania proponen una presidencia bicéfala de la UE

19 de enero. El ministro de Interior francés, Nicolas Sarkózy, se convierte en el “hombre fuerte” del Gobierno gracias a sus duras iniciativas legislativas

21 de enero. Los Parlamentos de Francia y Alemania celebrarán una sesión conjunta

22 de enero. El eje París-Berlín (la firma del Tratado del Elíseo) cumple 40 años

1 de febrero. El ex líder socialista, Lionel Jospin, rompe su silencio para reclamar la unión de la izquierda y deja abierta la posibilidad de regresar

7 de febrero. Francia, Alemania y Bélgica bloquean los planes de la OTAN

18 de febrero. Chirac se opone a una segunda resolución de la ONU “en estos momentos”

25 de febrero. Francia, Rusia y Alemania presentan una propuesta alternativa y exigen a la ONU una prórroga de cuatro meses para los inspectores

7 de marzo. París y Berlín resucitan el proyecto de la Europa de dos velocidades

22 de marzo. Francia y Alemania convocan una cumbre sobre la defensa europea sin contar con Londres

26 de marzo. París, Berlín y Bruselas se unen para lanzar la Europa de la Defensa

23 de abril. Sarkozy desafía el velo musulmán

30 de abril. Francia, Alemania, Bélgica y Luxemburgo acuerdan en una minicumbre crear el núcleo de un nuevo sistema de defensa europeo

18 de mayo. El socialismo francés se pone en manos del pragmático Hollande para salir del “agujero”

21 de mayo. Francia, Rusia y Alemania apoyarán en la ONU el proyecto de EEUU para la reconstrucción de Irak

11 de junio. Schröder y Chirac apoyan el acuerdo de Constitución Europea

15 de julio. Francia insta a la suavización del pacto del déficit para crecer más. Chirac insta a los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro a suavizar el Pacto de Estabilidad

16 de julio. Valéry Giscard d’Estaing presenta oficialmente el proyecto de borrador de la futura Constitución Europea

28 de agosto. Francia dará prioridad al crecimiento del PIB. Jean-Pierre Raffarin (primer ministro francés) dice que el Gobierno está comprometido con el Pacto de Estabilidad europeo de control del déficit público por debajo del 3% del PIB

3 de septiembre. La falta de disciplina presupuestaria de Francia ha contribuido a disparar el déficit público de la zona euro y amenaza con situarlo por encima del techo máximo fijado por el Pacto de Estabilidad

10 de septiembre. Francia aplaza hasta el 2006 la rebaja del déficit público

18 de septiembre. Schröder y Chirac presentan un documento con 10 iniciativas para el crecimiento de Europa

20 de septiembre. Francia roza la recesión tras caer el PIB el 0,3% en el segundo trimestre

4 de octubre. Primera reunión de la llamada Conferencia Intergubernamental (CIG)

8 de octubre. El líder derechista francés, Alain Juppé, se sienta en el banquillo de los acusados por la financiación ilegal del partido de Chirac

10 de octubre. La fiscalía francesa pide ocho meses sin cumplimiento contra el ex “número dos” del RPR y actual líder del UMP, Alain Juppé

14 de octubre. Jospin carga contra Chirac y afirma que Francia está dirigida por unos embaucadores

17 de octubre. Francia acepta la última resolución de la ONU mediante la cual EE.UU. continuaría con el control de Irak y podría crear una fuerza de paz internacional bajo mandato norteamericano

18 de octubre. Chirac habla en nombre de Schröder en una cumbre política en un gesto histórico en la Unión

24 y 25 de noviembre. Consejo de Ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) donde les son perdonadas a Francia y Alemania las sanciones por haber incumplido el Pacto de Estabilidad

12 y 13 de diciembre. Última reunión de la Conferencia Intergubernamental en la que se cerró el curso de las negociaciones sobre la futura Constitución Europea.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull