Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
India
India estrecha la mano a China y a Pakistán
Susanna González

El Gobierno indio de Atal Bahari Vajpayee ha mejorado este año las relaciones con el gigante chino y, con un acercamiento a Pakistán, ha intentado resolver el conflicto de Jammu y Cachemira. Dentro de las fronteras, las lluvias, más generosas este año, han dado un respiro a la economía de un país que, con una superficie de tres millones de kilómetros cuadrados, depende en gran parte de la agricultura. La población de India, que asciende a mil millones de personas, ha aprovechado unos bajos tipos de interés para pedir créditos y adquirir así bienes de consumo, aumentando la demanda y ayudando a incrementar la producción. Así que, aunque perduran los conflictos entre la población de diferentes etnias y estados, el partido del Gobierno avanza bastante relajado hacia las generales, sobre todo después de haber arrebatado tres estados al Partido del Congreso, líder de la oposición, en las elecciones regionales de diciembre.

El camino del diálogo para resolver el conflicto de Cachemira

En junio de 2003 y por primera vez en diez años, un primer ministro indio viajó oficialmente a China. La visita de Atal Bahari Vajpayee inició una nueva etapa de las relaciones indo-chinas y puso fin a los litigios que les condujeron a enfrentarse en la guerra de 1962 y que, durante décadas, han marcado la relación entre ambos. Las reuniones entre las autoridades de los dos gigantes asiáticos finalizaron el 27 de junio. India reconoció la soberanía de China sobre el Tíbet. Y China, que el ex reino de Sikkim (fronterizo con el Tíbet) pertenece a India. Entre reconocimientos y concesiones quedó sin embargo muy claro que India no iba a modificar el estatus del Dalai Lama, que fue acogido por Nueva Delhi, junto con 100.000 independentistas tibetanos más, en 1959. China considera que el líder espiritual y premio Nobel de la Paz aprovecha sus viajes a diferentes países para difundir ideas separatistas, y, por eso, las embajadas chinas aconsejan que ni se le reciba oficialmente.

Aunque con los seis días que Vajpayee estuvo en Pekín se puso fin a décadas de conflicto por estas zonas del Himalaya, la explicación de las malas relaciones entre India y China no puede reducirse únicamente al problema de las fronteras. El apoyo que China ha dado siempre al plan nuclear de Pakistán, el gran enemigo indio, ha favorecido la desconfianza de India, que se sentía doblemente amenazada. El ministro indio de Defensa, George Fernandes, hizo saber en 1998 que si India necesitaba las armas nucleares era más por la continua amenaza china que por su rivalidad con Pakistán. Y los temores de Nueva Delhi han perdurado hasta la actualidad. El 27 de enero, y en el marco de la conferencia sobre la seguridad de Asia y China 2000-2010, el actual ministro indio de Asuntos Exteriores, Yashwant Sinha, se mostró muy preocupado por los informes sobre la proliferación nuclear y de mísiles de China.

“The Times of India” publicó que la visita de Vajpayee ponía fin a meses de complicadas negociaciones y que la asociación de dos gigantes como India y China podría ser “tan magnífica como temible”. Dos países que suman 2.300 millones de habitantes (un tercio de la humanidad), que aspiran a ser grandes potencias y que, además, son vecinos no podían seguir dejando pasar por alto lo que en términos de mercado significan semejantes demografías. Y es que la principal asignatura pendiente entre India y China es la relación comercial. Mientras en 2002, el balance de intercambio entre ambos fue de 5 ...

Cronología año   2003

8 de enero. Atal Bahari Vajpayee anunca que dialogará con los líderes del grupo insurgente Naga, NSCN (I-M) en India. ninguno de los encuentros en los últimos cinco años de negociaciones ha tenido lugar en el país. El NSCN (I-M) pide un área de administración propia en el norte y el este.

8 de febrero. India expulsa al embajador paquistaní Jalil Abbas Jilani tras acusarlo de cooperar con grupos separatistas cachemires.

26 de febrero. Elecciones en los estados de Himachal Pradesh (PC), Meghalaya (PC), Naga (Frente Popular de Naga) y Tripura (Frente de la Izquierda).

22 de marzo. India y Pakistán envian más efectivos a Cachemira tras varios días de enfrentamientos en la zona.

23 de marzo. Muere asesinado Abdul Majid Dar, líder independentista cachemir, tras proponer diálogo con India.

24 de marzo. 24 personas de la minoría pandit (hindú) son fusiladas en el pueblo de Nadimarg a manos de guerrilleros cachemires.

18 de abril. Atal Bahari Vajpayee propone diálogo con Pakistan durante su visita a Cachemira.

24 de abril. Cinco muertos al estallar un coche bomba en Cachemira.

2 de mayo. India ofrece a Pakistán la reapertura del tráfico aéreo y de los lazos diplomáticos.

4 de mayo. Islamabad propone a India la reapertura de las embajadas.

5 de mayo. India nombra a un nuevo embajador en Pakistán.

21-27 de junio. Reunion entre los dirigentes de India y China. India y China inauguran una nueva fase en su relación y apuesta por negociar las disputas fronterizas.

22 de agosto. Entregado en informe final arqueológico sobre Ayodhya que afirma que no hay construcciones anteriores a la mezquita de Babri.

25 de agosto. Dos coches bomba en Bomabay causan la muerte a 146 personas y hieren a otras 169

28 de septiembre. Mueren 15 guerrilleros islámicos en un enfrentamiento con soldados indios en Cachemira.

1 de diciembre. El BJP gana las elecciones en los estados de Madhya Pradesh, Chhattisgrad y Rajastán. El PC vuelve a ganar en el estado de Delhi.

6 de enero de 2004. India y Pakistán acuerdan iniciar negociaciones formales sobre Cachemira en febrero.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull