Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Sri Lanka
El proceso de paz y la reconstrucción de Sri Lanka, a la espera de elecciones anticipadas tras la crisis constitucional
Susanna González

Jaffna cuando “volaron el bote y murieron en la explosión”, según explicó Teitur Torkelsson, miembro de la misión de control. Milinda Moragoda afirmó que el transporte de municiones y granadas era “una clara violación” de la tregua. Así que ya entonces, en febrero, el alto al fuego se percibía, tras un año de relativa tranquilidad, con cierto escepticismo. Además de evitar incidentes como el del bote, seguía pendiente el cumplimiento de compromisos respecto al reclutamiento de niños en el este de la isla y el respeto de los derechos humanos. Durante la sexta ronda de negociaciones entre el Gobierno y el LTTE, que se celebró en Hakones (Japón) entre el 18 y el 21 de marzo, se acordó conceder mayor protagonismo a la misión de control de la delegación noruega para evitar incidentes en tierra y mar. Asimismo se pretendía garantizar la seguridad de los miembros de esta misión de control. La delegación noruega ha sido, sin embargo, blanco de críticas, por no investigar casos de posibles asesinatos políticos. Los controladores del proceso de paz declinan esta responsabilidad en la policía de Sri Lanka y se centran en los casos de reclutamiento de menores y en la defensa de los derechos de los civiles.

Los tigres siguen gobernando, desde la sombra, en la zona que denominan Eelam y que comprende el área norte de la isla, desde la península de Jaffna, y el borde este, hasta la altura de Colombo. En el resto de Sri Lanka, la población es mayoritariamente cingalesa (un 75% de los 19 millones de habitantes del país). La zona tamil es la que más ha sufrido durante las dos décadas de guerra civil y la que se encuentra en peores condiciones. El LTTE luchaba en un principio por un Estado independiente, pero los tigres reafirmaron su voluntad de autonomía, durante la conferencia de donantes que se celebró en junio en Tokio. Wickremesinghe les ofreció un mayor papel en la reconstrucción de Sri Lanka y los tigres respondieron que lo que pedían era autogobierno. En abril de 2003, los tigres se habían retirado de la mesa de negociaciones tras no ponerse de acuerdo con el Gobierno en el reparto de tareas administrativas del norte y este de la isla.

Pese a las dudas sobre la disposición negociadora de los tamiles, su reacción tras las medidas tomadas por Kumaratunga indicaba que seguían dispuestos a continuar con el proceso de paz. Velupillai Pirapaharan, líder del LTTE, anunció que los rebeldes mantendrían su compromiso con el alto al fuego y el proceso de paz, y pidió ...

Página anterior

Cronología año   2003

3 de enero. El LTTE pide la desmilitarización de la península de Jaffna

17 de enero. Una delegación del FMI negocia con Sri Lsanka posibles planes de financiación a largo plazo `para la reconstrucción del país

1-7 de febrero. El LLTE y una representación del gobierno se reunen en Berlín.

9 de febrero. Los tigres hacen explotar un barco en una atentado suicida

18 de marzo. Ronda de converaciones en Hakone, una estación termal en Tokio. Noruega, mediadora en el conflicto habíahecho presión para evitar un boicot por parte de los rebeldes tamiles después de varios incidentes con la marina cingalesa.

14 de junio. La conferencia intenacional de donantes asigna 3.600 millones de dólares para la reconstrucción de Sri Lanka.

30 de octubre. Los tamiles remprenden el proceso de paz, tras meses de paralización, al presentar un plan de autonomía para el norte y el este de la isla.

4 de noviembre. Kumaratunga expulsa a tres ministros, cierra el parlamento y coloca tropas en puntos estratégicos del país alegando motivos de seguridad.

5 de noviembre. El mercado de valores cingalés cae hasta un 13 por cierto a causa de la crisi constitucional.

10 de noviembre. El ministro de asuntos constitucionales afirma que el primer ministro no puede seguir haciéndose cargo del porceso de paz a causa de las medidas adoptadas por la presidenta.

14 de noveimbre. La delegación noruega encargada de la mediación en el conflicto entre tamiles y gobierno afirma que seguirá velando por el alto al fuego pero que las negociaciones deberán posponerse hasta que se resuelva la crisis política.

15 de diciembre. Se anuncia el adelanto de las elecciones generales tras las negociaciones infructuosas entre primer ministro y presidenta.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull