Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Pakistán
Musharraf y las consecuencias de la lucha antiterrorista
Susanna González

El 14 de diciembre de 2003, el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, escapó de un atentado en un puente cercano a su residencia en Rawalpindi (cerca de Islamabad). Dos semanas después, el 25 de diciembre, se produjeron dos explosiones al paso de la caravana de vehículos del general. Se trataba del segundo atentado contra la vida del mandatario paquistaní en ese mes y del tercero desde que hace dos años lanzó una campaña contra los grupos extremistas islámicos. En abril de 2002, otro atentado con coche bomba tuvo lugar en la ciudad de Karachi. Musharraf ha conseguido salir ileso en las tres ocasiones, aunque el 25 de diciembre murieron quince personas, cincuenta resultaron heridas y el vehículo del general acabó destrozado.

Las tentativas de asesinar al presidente paquistaní desataron la alarma en India. El Ejecutivo indio se mostró preocupado por la seguridad de la cumbre del sur de Asia de enero de 2004. En ese encuentro histórico, Musharraf iba a reibir a Vajpayee en Islamabad para abordar el conflicto de Cachemira, que enfrenta ambos países desde 1947. Finalmente, la cumbre se celebró sin incidentes y Musharraf y Vajpayee pudieron sellar el acuerdo para empezar a negociar la paz de Cachemira en febrero.

El atentado de Rawalpindi, sede del cuartel general del Ejército paquistaní, contó con una sofisticada coordinación. Alguien había informado a los terroristas suicidas sobre la ruta que iba a seguir la caravana presidencial. Se interrogó a los agentes de la escolta de Musharraf y a los policías con puestos de guardia cercanos a su residencia. Finalmente, detuvieron a Mohamed Naim, agente del Servicio de Inteligencia militar paquistaní. Durante la investigación se había encontrado el chip del teléfono móvil de uno de los terroristas suicidas. Se trataba del chip que había registrado la llamada de Naim, llamada que supuestamente había informado de los detalles de la ruta que iba a seguir Musharraf.

El ISI, que en la actualidad se responsabiliza de la lucha antiterrorista (desde que Musharraf se convirtió en aliado estratégico de Estados Unidos en “la lucha global contra el terrorismo”, tras la caída del régimen talibán en Afganistán, en 2001), es el mismo que se encargó de financiar y armar a los talibán cuando surgieron, a finales de 1994, en las escuelas coránicas, ubicadas en Beluchistán y la frontera del noreste. Según fuentes oficiales (del Ejército), el ISI también ha contribuido al triunfo electoral de la alianza radical islámica Mutahida Majlis e Amal (MMA).

Musharraf se enfrenta desde 2002 a un resurgimiento del extremismo en Pakistán. En las elecciones de octubre de 2002, la alianza radical islámica, MMA, consiguió 52 de los 342 escaños de la Asamblea. En la actualidad, MMA gobierna la provincia de la Frontera del noreste, y forma parte de la coalición del gobierno de Beluchistán. La zona en la que surgieron los talibanes en 1994 se encuentra ahora bajo la influencia de la alianza MMA. Parece pues que los vínculos entre los Servicios de Inteligencia y los sectores más integristas siguen vigentes. Según informó Ahmed Rashid en el “Far Eastern Economic Review”, también se acusa al ISI de favorecer una alianza de políticos promilitares liderada por el ...

Cronología año   2003

8 de febrero. India y Paquistán expulsan a sus respectivos embajadores en funciones

1 de marzo. Ataque a un puesto de policía en el consulado Estados Unidos en Islamabad. La policía captura a un paquistaní de 25 años como supuesto atacante.

8 de marzo. Estados Unidos y Pakistán intensifican la búsqueda de Bin Laden tras obtener nuevas pistas.

23 de marzo. Paquistán responde al ensayo de un misil en India con el lanzamiento de otro.

4 de mayo. El primer ministro Zafarullah Khan Jamali propone reabrir las embajadas en ambos países.

26 de mayo. La policía arresta a 13 docenas de legisladores de una asamblea provincial durante una protesta acerca de los cambios constitucionales que ha hecho Musharraf

24 de junio. George Bush recibe a Pervez Musharraf en camp David. Estados Unidos incrementa la ayuda económica a Pakistán, se congratula de los pogresos en la lucha antiterrorista y anima a Pakistan a alejar los fantasmas de la guerra con India.

28 de septiembre. Mueren 15 guerrilleros islámicos en un enfrentamiento con soldados indios en Cachemira

25 de diciembre. Un atentado contra Musharraf provoca la muerte de quince personas, causa heridas a otras cincuenta y destroza el vehículo del presidente, que vuelve a salir ileso.

14 de diciembre. Pervez Musharraf escapa de un atentado en un puente cercano a su residencia.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull