Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Angola
Angola estrena los nuevos símbolos nacionales, y pone en marcha su proceso de reconstrucción
Jordi Borràs

Un año y medio después de los acuerdos de Luanda, que significaron el fin de casi tres décadas de guerra civil, el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, presidido por José Eduardo dos Santos, del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), ha dado los primeros pasos para consolidar la pacificación del país, y ha emprendido una serie de iniciativas con el fin de restaurar sus instituciones políticas, dar un nuevo impulso al crecimiento económico, reparar las infraestructuras dañadas por la guerra e iniciar el proceso de reconciliación social. Asimismo, con el apoyo de las ayudas internacionales, ha lanzado campañas para la lucha contra las epidemias que afectan a la población.

El gran éxodo de los angoleños

La muerte en combate, el 22 de febrero de 2002, de Jonas Savimbi, líder del grupo armado UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola), que durante los años de guerra civil contó con el apoyo de los Estados Unidos, precipitó el encuentro de esta formación con las fuerzas socialistas del MPLA (Movimiento Popular para la Liberación de Angola), oficialmente al gobierno de la nación des de la independencia de 1975, y el 4 de abril de 2002, en presencia de la troica de observadores internacionales, constituida por la antigua metrópoli (Portugal), los Estados Unidos y la Federación Rusa, ambos bandos firmaron un acuerdo de paz en Luanda, que fue el principio del fin de la lucha armada. Des de entonces, UNITA inició una retirada progresiva de sus fuerzas, y el mes de agosto de 2002 se anunció oficialmente la disolución del brazo armado de este movimiento, que pasó a ser entonces un partido político.

Sin embargo el proceso de pacificación ha encontrado un grave obstáculo en Cabinda, frente a l’actividad de las guerrillas de las FLEC (Fuerzas de Liberación del Estado de Cabinda), que fueron neutralizadas por las Fuerzas Armadas angoleñas, acusadas por otra parte, por diferentes asociaciones de derechos humanos, de cometer abusos en su acción en la zona.

El 8 de junio, las FLEC sufrieron un fuerte revés militar, y su líder, Francisco Luembo, junto a seis de sus oficiales, fueron obligados a deponer las armas y a rendirse al ejército gubernamental.

Cabinda, separada de Angola, al norte, por una cuña costera de la República del Congo (Brazzaville), fue ocupada por las fuerzas del MPLA con la ayuda de tropas cubanas durante la guerra civil, por la abundancia de la región en recursos minerales, sobretodo petróleo, que constituye la principal fuente de ingresos del país y cuyo principal cliente importador son los Estados Unidos.

Antonio Luís Lopes, presidente del gobierno en el exilio de la República de Cabinda, con sede en París, mantiene vigentes sus demandas de soberanía para la región, dado el hecho de que la Constitución portuguesa de 1933 establecía como distritos coloniales diferentes Angola y Cabinda. Ambas fueron declaradas independientes en 1975, en sendas fechas, el 11 y el 8 de noviembre respectivamente. Asimismo Lopes acusa al Gobierno de Dos Santos de llevar a cabo una política de empobrecimiento y de limpieza étnica del pueblo cabindés, que vive en condiciones de miseria a pesar de la riqueza de la región en recursos ...

Cronología año   2003

6 de enero. Las negociaciones entre la Empresa Nacional Angoleña de Diamantes (Endiama), y la Sudafricana de Beer, concluyen con la firma de un acuerdo para la defensa de intereses mutuos.

15 de enero. Se reune en Luanda una Comisión Constitucional para debatir la elaboración de una nueva Carta Magna. En el orden del día se tratan los principales puntos del texto legal sobre los que se haran las propuestas de reforma.

6 de febrero. Se disuelve la Comisión del Parlamento para la Paz y la Reconciliación, creada en abril de 2001.

18 de febrero. El Gobierno del MPLA anuncia la realización de un plan político para hallar una solución pacífica en el conflicto de Cabinda. El resto de partidos políticos estan de acuerdo en ello pero no estan dispuestos a hablar de la independencia de este territorio.

12 de marzo. Varias organizaciones humanitarias denuncian el mal estado de la red de comunicaciones y la presencia de minas en almenos 25 áreas donde es necesaria la prestación de ayuda.

7 de abril. El Bloque de Partidos de la Oposición Civil Angoleña pide la celebración de las elecciones para 2004. El Gobierno de dos Santos, sin embargo, no cree que el país esté preparado para los comicios hasta 2005.

28 de abril. Las empresas petroleras extranjeras anuncian su voluntad de iniciar nuevas prospecciones en la cuenca del río Kwanza. Ante las perspectivas de democratización y consolidación de la paz en Angola, los inversores manifiestan su confianza en que se cumplan las previsiones de aumentar el nivel de producción en un 90% para 2005.

20 de mayo. El Banco Central de Angola emite un informe en que expone una serie de medidas correctivas que pretende aplicar, con el fin de hacer disminuir el índice de inflación a un 65% para este año, frente al 100% de 2002.

9 de junio. Francisco Luembo, jefe de las guerrillas independentistas FLEC (Fuerzas de Liberación del Estado de Cabinda), se rinde al Ejército gubernamental, junto a seis de sus oficiales, y acepta participar en el proceso de pacificación de Angola.

25 de junio. UNITA, el principal partido de la oposición en Angola, proclama a Isaías Samakuva como nuevo líder de la formación, en sustitución de Jonas Savimbi, durante la celebración de su 9º Congreso. Aisimismo, Samakuva fue desigando, por mayoría de votos, como el candidato de UNITA para las próximas elecciones.

27 de junio. El presidente Eduardo dos Santos cesa del cargo de jefe de las Fuerzas Armadas a Armando da Cruz Neto, i nombra para sustituirlo a Agostinho Fernandes Nelumba.

21 de julio. El Gobierno inicia una campaña para la vacunación de cinco millones de niños para la prevención de la poliomielitis.

6 de agosto. El ministro de Justicia, Paulo Tjipilica, abre el proceso de revisión del Código Penal del país, en Luanda.

14 de agosto. El vicepresidente del Banco Mundial para políticas de reducción de la pobreza y desarrollo económico, Gobind Nankani, llega a Luanda en una visita de trabajo de dos días, para tratar diferentes programas de desarrollo en el país.

27 de agosto. La Asamblea Nacional Angoleña adopta la nueva bandera. Sin embargo, el país conservará algunos de los antiguos símbolos socialistas, como el machete y la rueda dentada, en otros emblemas.

8 de septiembre. El Banco Mundial anuncia la entrega de 33 millones de dólares para el programa de desmovilización y reinserción social de los antiguos combatientes de UNITA.

15 de octubre. El Programa Mundial de Alimentos anuncia que las operaciones humanitarias en Angola se hallan en una situación crítica por la falta de recursos financieros, y apunta que serían necesarios 2’5 millones de dólares para su mantenimiento en los próximos tres meses.

9 de diciembre. José Eduardo dos Santos es proclamado en Luanda como candidato del MPLA para las próximas elecciones, durante el 5º Congreso del partido.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull