Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Congo
La República Democrática del Congo consolida su proceso de paz con la formación de un Gobierno de transición
Jordi Borràs

exclusión en la distribución de cargos.

La iniciativa de Joseph Kabila puede parecer engañosa desde otra perspectiva si se ve como un negociado de repartimiento de poder y recursos, muy deseados por aquellos que desde hace cuatro años se disputaban su control.

Por otra parte, con una serie de visitas oficiales en que ha establecido relaciones de cooperación bilateral, entre las cuales hay acuerdos para la repatriación de refugiados, Kabila ha ido reforzando sus lazos con los antiguos socios vecinos (Zimbabwe, Angola, Namibia), alineados durante la guerra alrededor de su causa, y que ahora reclaman tímidamente compensaciones por sus respectivas aportaciones en su apoyo al régimen de Kinshassa, como por ejemplo la ayuda de 25 millones de dólares que el Gobierno de Windhoek cedió a su aliado sin la autorización expresa del Parlamento de Namibia, y de lo que ahora esta asamblea pide cuentas.

El presidente congoleño también ha incluido en sus rondas diplomáticas a dos naciones vecinas, investigadas por su implicación en el pillaje de recursos naturales en la RDC: la República del Congo (Brazzaville) y la República Centroafricana, con la que estableció el mes de junio un acuerdo de cooperación en materia de defensa.

Ambos países –Uganda y Ruanda– que daban su apoyo a los principales grupos rebeldes que combatían su régimen tampoco han quedado fuera de la agenda de contactos de Kabila, que reafirmó con el presidente ugandés, Yoweri Museveni, en Daar es Salaam (Tanzania), el once de febrero, la voluntad de acatar los acuerdos de Luanda que ambos firmaron el seis de septiembre de 2002 en materia de seguridad fronteriza y de defensa.

Por otro lado, Kabila ha pedido repetidas veces a Paul Kagame que Rwanda se abstenga de desplegar tropas en la RDC. La presencia de tropas ugandesas y los rumores sobre la actuación de efectivos del Ejército ruandés en el nordeste del Congo han generado diversas tensiones entre Kampala, Kinshasa y Kigali. Frente a las acusaciones de Uganda, el presidente ruandés, Paul Kagame, ha negado que su Ejército haya entrado en la RDC, pero ha advertido que lo hará si la seguridad de sus fronteras se ve amenazada.

La política de Joseph Kabila para terminar con la intervención de fuerzas extranjeras cuenta con el apoyo de la Misión de las Naciones Unidas en la RDC (MONUC) y de la Comunidad Internacional. El 26 de septiembre, a instancias del secretario general de la ONU, Koffi Annan, se firmó un acuerdo entre ...

Página anterior

Cronología año   2003

9 de enero. La ONU anuncia que iniciará una investigación sobre los informes recibidos de posibles casos de canibalismo y violaciones de los Derechos Humanos, cometidos por los grups rebeldes que actuan en el nordeste del país.

27 de enero. El presidente del Congo, Joseph Kabila, hace una llamada a los grupos rebeldes para que abandonen las armas y se conviertan en partidos políticos democráticos.

13 de febrero. Tres facciones rebeldes congoleñas de Ituri han pedido al Gobierno ugandés y a la ONU que permitan la presencia de las fuerzas ugandesas de la UPDF para evitar un posible genocidio en la zona.

24 de febrero. La comisión del Senado Belga encargada de investigar el pillaje de recursos naturals en la RDC concluye que no hubo actos ilegales por parte de las compañías investigadas.

7 de marzo. Los diferentes partidos que participan en el Diálogo Intergongoleño manifiestan su acuerdo para la creación de un Ejército nacional unificado durante el período de un futuro gobierno de transición. En este nuevo ejército se tiene prevista la integración de las fuerzas de los grupos rebeldes que hayan aceptado el proceso de paz.

26 de marzo. Más de 400 hombres de las fuerzas rebeldes de la UPC, lideradas por Thomas Lubanga se rinden anunciando su voluntad para participar en el proceso de paz.

1 de abril. Representantes del Gobierno y de las fuerzas rebeldes aprueban en Sun City (Sudáfrica), en la sesión final del Diálogo Intercongoleño, la constitución de un gobierno provisional por dos años, hasta la celebración de unas elecciones democráticas.

8 de abril. Joseph Kabila es nombrado presidente interino de la RDC en una ceremonia llevada a cabo en la capital, Kinshasa.

24 de abril. Las tropas ugandesas se preparan para retirarse de Ituri, mientra que las tropas de la ONU velan para el mantenimiento de la ley y el orden durante la operación, que empezará en una primera fase hasta que se retiren los cerca de 6.000 efectivos que se hallan al este del Congo.

19 de mayo. Se confirma la muerte de dos observadores militares de la ONU, que fueron brutalmente asesinados durante los últimos enfrentamientos entre milícias rivales en Bunia. Este asesinato a sido condenado por Koffi Annan, quién pidió a todos los congoleños que renuncien a la violencia.

6 de junio. Una unidad de soldados franceses llega a Bunia para preparar el despliegue de 1.400 soldados de una fuerza multinacional de paz. Las fuerzas francesas tienen previsto permanecer tres meses en la RDC, donde llevaran a cabo su tarea de pacificación de la región de Ituri.

26 de junio. El Consejo de Seguridad de la ONU decide prorrogar otro mes el mandato de la MONUC en la província de North Kivu por la inestabilidad que aún hay en la región.

16 de julio. Llegan a Kinshasa los líderes de los grupos rebeldes que formaran parte del Gobierno de transición, entre ellos Jean-Pierre Bemba, que será uno de los cuatro vicepresidentes de la nueva administración.

22 de julio. La ONG Media Rights pide al nuevo Gobierno de transición la protección de la libertad de expresión de los medios, después de que en los últimos meses, periodistas locales de diferentes medios hayan sido perseguidos, detenidos, encarcelados y maltratados por las facciones rivales del país, incluidas las fuerzas gubernamentales.

21 de agosto. Cerca de 20.000 personas, que regresaron a Bunia después del despliegue de las fuerzas internacionales de paz, estan recibiendo ayuda humanitaria. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha distribuido entre ellos 400 toneladas de alimentos.

25 de agosto. La Asamblea Nacional y el Senado abren sus primeras sesiones, respectivamente, para el nuevo período bianual de transición, bajo la presidencia de Joseph Kabila y sus cuatro vicepresidentes.

4 de septiembre. Las tropas de la ONU en la región de Ituri han iniciado la multimillonaria operación de reparar las infraestructuras del aeropuerto de Bunia, y de todo el distrito de Ituri, dañadas por cinco años de guerra.

26 de septiembre. Representantes del Gobierno de la RDC y de tres países vecinos (Uganda, Ruanda y Burundi), han acordado en no interferir-se mutuamente en la solución de conflictos internos, y al mismo tiempo darse apoyo en la lucha contra el tráfico de armas.

3 de octubre. Las milícias Mayi-Mayi del General David Padiri Bulenda firman un acuerdo de alto al fuego con la milícia de la RCD-Goma. Ambas facciones forman parte, ya, del Gobierno de transición.

13 de octubre. Las fuerzas de paz de la ONU inician una investigación para hallar a los responsables de la matanza de civiles del 6 de octubre en Ndunda, en la província de South Kivu.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies