Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Argelia
Buteflika se afianza en el poder tras su contundente victoria en las elecciones
Neus Contreras

La confirmación de los resultados de las elecciones presidenciales argelinas, celebradas el pasado 8 de abril, se hizo esperar. Pero el 9 de mayo, y tras desestimar los recursos presentados por la oposición, el Consejo Constitucional anunciaba su veredicto final: el jefe de Estado saliente, Abdelaziz Buteflika, era reelegido para un nuevo mandato quinquenal con el 84,99% de los sufragios (8.651.723 votos de un total de 10.508.777), pese a no contar esta vez con el respaldo del Frente de Liberación Nacional (FLN), el antiguo partido único, que gobernó Argelia con mano de hierro desde su independencia, en 1962, hasta 1989.

De hecho, el pronunciamiento del Consejo Constitucional no hacía más que confirmar lo que ya se daba por descontado desde la misma noche de las presidenciales, cuando los primeros recuentos de papeletas apuntaban que la victoria del candidato a la reelección sería holgada y que Buteflika conseguiría el 50% de los votos necesarios para evitar una segunda vuelta. Es más: a medida que pasaban las horas incluso fue necesario revisar al alza este pronóstico, pues el presidente argelino no sólo había ganado con holgura, sino que había conseguido un triunfo apabullante.

Nada sorprendente, se podría objetar, en un régimen como el argelino, que no se puede considerar precisamente una de las democracias más consolidadas del mundo. El propio Buteflika llegó al poder en 1999 con el 73,79% de los sufragios, gracias al inestimable apoyo del Ejército y tras la retirada de todos sus adversarios. Ciertamente, nada sorprendente si no fuera porque una serie de factores hacían pensar que de estas elecciones presidenciales, las terceras desde la instauración del multipartidismo, en 1989, saldrían los resultados más ajustados en la historia de la ex colonia francesa.

Unos factores que a principios de año no entraban en las previsiones de nadie. Así, en enero, y aunque Buteflika todavía no había manifestado su deseo de presentarse para un segundo mandato, todo el mundo, y en especial la prensa argelina, daba por hecho que el jefe de Estado optaría a la reelección e incluso que se impondría con facilidad. A primeros de ese mes, por ejemplo, el diario Le Matin, de Argel, pedía “una invalidación de las presidenciales” y rechazaba a la candidatura del Buteflika.



De aliados políticos a rivales en las urnas

Pero el periódico argelino no sólo se oponía a un nuevo mandato del presidente saliente. También le acusaba de sumir a Argelia en una nueva crisis política, cuyo detonante fue la celebración, el 20 de marzo de 2003, del VIII Congreso del FLN. En él, los militantes del antiguo partido único eligieron como secretario general de la formación a Alí Benflis. El flamante líder del FLN era entonces el primer ministro de Buteflika y se le consideraba su delfín político, tras dirigir la campaña electoral para los comicios presidenciales de 1999 y ser jefe de Gabinete.

Con la elección de Benflis como secretario general del partido, y por primera vez en la historia de la Argelia democrática, el FLN se independizaba de la tutela del Estado y, por extensión, de la ...

Cronología año   2004

6 de enero. Seis representantes del movimiento bereber de Cabilia y el primer ministro argelino, Ahmed Ouyahia, firman un protocolo de acuerdo.

9 de enero. El Gobierno argelino y los representantes de las asambleas de las tribus de Cabilia, de cultura y lengua mayoritariamente beréber, llegan a un preacuerdo, con la ratificación del protocolo, para solucionar la crisis en la región.

15 de enero. El Ejército argelino sugiere que intervendrá si las elecciones presidenciales previstas para este año ponen en peligro la estabilidad del país y si todos los candidatos a le piden que garantice la legalidad de la consulta.

19 de enero. Una explosión en la planta de licuefacción de gas natural de Sonatrach en la localidad de Skikda, la segunda más importante de Argelia, provoca la muerte de 27 trabajadores y hiere a otros 74.

23 de enero. El Gobierno y los representantes de las asambleas de las tribus de Cabilia cierran un acuerdo para revocar los cargos de las últimas elecciones municipales y legislativas, una de las principales reivindicaciones de los beréberes de la región.

7 de febrero. Buteflika firma un decreto en que se fija la celebración de la primera vuelta de las elecciones presidenciales el 8 de abril.

8 de febrero. El portavoz del movimiento popular de Cabilia, Belaod Abrika, anuncia la ruptura de las negociaciones con el Gobierno.

19 de febrero. El secretario general del FLN, Ali Benflis, confirma su participación en las elecciones del 8 de abril.

22 de febrero. Tras meses de rumores, Buteflika oficializa en Argel su candidatura a los comicios presidenciales.

10 de marzo. El Gobierno de Chad anuncia en un comunicado que su ejército ha matado a 43 “terroristas” islamistas, la mayoría de ellos argelinos integrantes del GSPC, y apresado a otros cinco tras cinco horas de combates encarnizados cerca de la frontera con Níger.

6 de abril. Los tres principales rivales de Buteflika en las elecciones presidenciales quiebran las dos jornadas de reflexión previas a los comicios y aseguran que se prepara un fraude a gran escala para declarar vencedor a Buteflika en la primera vuelta y anuncian que rechazarán ese resultado.

7 de abril. Muere en un incendio Hakim Aluache, hermano de uno de los líderes de la revuelta en la región de Cabilia.

8 de abril. Celebración de las elecciones presidenciales, con un 59% de participación.

9 de abril. Buteflika es reelegido presidente con el 83,49% de los sufragios. Los candidatos de la oposición denuncian que hubo fraude.

14 de abril. El presidente francés, Jacques Chirac, realiza una visita relámpago a Argelia donde da por sentada la reelección de Buteflika pese a que aún no ha habido una confirmación definitiva de su victoria.

19 de abril. Seis personas -tres civiles y tres militares- mueren y otras quince resultan heridas en dos ataques cometidos por bandas terroristas islamistas en la provincia de Tipaza y Bumerdés.

9 de mayo. El Consejo Constitucional comunica los resultados definitivos de las elecciones presidenciales del 8 de abril: Buteflika obtiene el 84,99% de los votos, frente a un 6,42% de Ali Benflis.

2 de junio. Diez miembros de las fuerzas de seguridad argelinas mueren y 16 más resultan heridos en un ataque de islamistas radicales en una localidad de Cabilia. Por otro lado, Argelia propone a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) eliminar de forma temporal las cuotas de producción por países.

3 de junio. El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, se reúne con Buteflika en Argelia, donde anuncia la creación de una comisión mixta antiterrorista.

18 de junio. El GSPC, a la que se vincula a Al Qaeda desde octubre pasado, pierde a su jefe, Nabil Sahraui, conocido como Abu Ibrahim Mustafa, y a otros cinco dirigentes, en un enfrentamiento con el ejército en Cabilia.

20 de junio. El Ejército argelino asegura que en un comunicado el líder del GSPC, el emir Nabil Saharaui (más conocido como Abu Ibrahim Mustafá), ha muerto en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en las montañas de Cabilia.

23 de junio. Cinco personas asesinadas en la provincia de Medea, a unos 100 kilómetros al sur de Argel, al ser detenidos en un falso control de carretera montado por terroristas islámicos, según un comunicado de los servicios de seguridad argelinos.

3 de julio. Dos policías municipales asesinados a tiros en una emboscada tendida por un comando de terroristas islamistas en la provincia de Jijel (este de Argelia).

14 de julio. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la petrolera Cepsa, Carlos Pérez de Bricio, viaja a Argelia para impulsar un nuevo gaseoducto que irá directamente desde el país magrebí hasta la costa de Almería.

23 de julio. La prensa local informa que siete miembros de bandas de musulmanes integristas perdieron la vida y otros tres fueron capturados, en el curso de una operación de rastreo llevada a cabo esta semana en la región de Bumerdés, al este de Argel.

3 de agosto. La Presidencia de la República argelina emite un comunicado anunciando la dimisión “por motivos de salud” del jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general Mohamed Lamari, considerado el más poderoso de los militares argelinos.

5 de agosto. Buteflika efectúa diversos cambios en la cúpula militar tras la dimisión de Lamari, que será sustituido por el comandante del ejército de tierra

27 de septiembre. La prensa argelina informa que seis personas integradas en los cuerpos paramilitares que combaten a las bandas terroristas islámicas han sido asesinadas por un comando integrista en la región de Ain-Defla.

11 de octubre. El ministro de Exteriores argelino, Abdelaziz Belkhadem, descarta que la tensión existente entre Rabat y Argel por el conflicto en el Sáhara Occidental puede derivar en un conflicto armado entre ambos países.

15 de octubre. El canciller alemán, Gerhard Schröder, viaja a Argel para relanzar las relaciones económicas entre ambos países.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull