Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Rumania
Cambio de ciclo tras el inesperado triunfo del liberal Basescu
Francesc Viver

El 12 de diciembre de 2004 pasará a la historia de Rumanía por ser el día en que sus ciudadanos optaron democráticamente por pasar página a quince años de un gobierno heredero del régimen comunista de Nicolae Ceaucescu, y, de ellos, once bajo la presidencia del socialdemócrata, Ion Iliescu, del PSD. El 12 de diciembre significó el sorprendente, por no esperado, triunfo electoral del candidato liberal Traian Basescu, del Partido Demócrata, que hasta ahora era el alcalde, reelegido en junio, de la capital, Bucarest.

La herencia de Ceausescu

El Capitán de la nave rumana

La economía mejora, pero no para todos

Según los resultados oficiales de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, aportados por la Oficina Electoral Central (BEC), el candidato liberal Basescu consiguió el 51,23% de los votos frente a un 48,77% de su rival, el socialdemócrata Adrian Nastase, actual primer ministro del país y delfín del presidente saliente Iliescu.

Basescu y Nastase ya se enfrentaron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebradas el 28 de noviembre, y, en esa ocasión el vencedor, con siete puntos de diferencia sobre su opositor, fue Nastase. Ninguno de los dos candidatos consiguió más del 50 % de los votos necesarios para ser designado presidente en una primera vuelta electoral, y por esa razón, los dos más votados, Basescu con un 33,84 % de los votos y Nastase con un 40,97 %, tenían que volver a presentarse en una segunda votación.

La primera vuelta de las elecciones rumanas estuvo marcada por la amenaza del fraude, denunciada sobre todo desde el partido del opositor Basescu, pero los resultados fueron aceptados tanto por la Organización internacional para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), como por la UE y la ONG norteamericana Asociación Pro Democracia, que vigilaba el cumplimiento democrático de la celebración de los comicios.

El 12 de diciembre los dos candidatos se volvían a ver las caras en la segunda vuelta de las elecciones. Todo parecía presagiar que Nastase confirmaría la victoria conseguida dos semanas antes, pero el primer ministro rumano no supo movilizar de nuevo a su electorado tradicional: personas mayores de 55 años, campesinos y a la población de las regiones más pobres del país, sectores a los que el Gobierno destinó una subvención económica para asegurarse su voto y alguna que otra maniobra extraña para facilitar su acceso a colegios electorales, como la práctica del “turismo electoral”. El Partido Socialdemócrata de Nastase financiaba un autocar para que los electores de las zonas rurales se pudieran trasladar a la población donde estaban censados para votar. El problema es que esta parte del electorado votaba más de una vez, en distintos pueblos.

En cambio, el opositor liberal, Traian Basecu, supo concienciar a nuevos votantes para su causa política, sobre todo entre los jóvenes y logró aglutinar el voto mayoritario en las grandes ciudades, denunciando la corrupción del Gobierno socialdemócrata, el uso electoral que este hacia del ingreso en la Unión Europea, y la necesidad de modernizar y sacar ...

Cronología año   2004

15 de marzo: Rumanía, con 11 fallecidos y 5 desaparecidos, es el segundo país más afectados por el atentado del 11-M. El gobierno rumano forma un gabinete de crisis ante el alud de llamadas.

29 de marzo: Rumanía y Bulgaria se muestran encantadas por entrar en la OTAN. Estos dos países tienen gran valor estratégico por las bases militares que poseen, a las que USA desea acceder de forma inmediata. Bush da la bienvenida a la OTAN a siete países del este de Europa, con lo que ahora son 26 países los que la forman.

4 de junio: Rumanía y Bulgaria firmarán en 2005. Los líderes políticos van a redactar un tratado de adhesión para Bulgaria y Rumania cuya firma se espera para principios del 2005 , según la agenda de la próxima cumbre de la UE. Para la misma fecha podrían empezar las negociaciones para la entrada de Croacia.

6 de junio: Elecciones municipales en Rumanía. Traian Basecu del Partido Demócrata (PD) es reelegido de la capital, Bucarest.

16 de junio: La UE podrá retrasar un año la entrada de Bulgaria y Rumanía, según una cláusula de salvaguardia, si incumplen sus compromisos. Rumanía está pendiente de negociar la aprobación de estas cláusulas. El Parlamento de Rumanía aprobó por amplía mayoría un paquete legislativo de medidas de protección a la infancia que incluye un nuevo régimen jurídico para las adopciones.

2 de octubre: Theodor Stolojan, principal candidato de la oposición al presidente de Rumanía, Adrian Nastase, se retira de la carrera electoral por problemas de salud. Traian Basescu es designado candidato a las elecciones parlamentarias del 28 de noviembre por “la Alianza Justicia y Verdad”.

6 de octubre: La Comisión europea analiza los progresos realizados por Rumania y Bulgaria y les prepara un plan estratégico que incluye las recomendaciones de Bruselas para estos dos países. La Comisión calcula la eventual adhesión de estos dos países en enero del 2007.

11 de octubre: Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de los Estados Unidos, llega a Rumania en visita oficial de dos días, por invitación de su homólogo rumano, Ioan Mircea Pascu. Rumsfeld inspeccionó varios objetivos militares rumanos, como posibles bases militares para su país, y tiene previsto desayunar con el presidente Ioan Iliescu, con representantes del ministerio de Defensa y con militares rumanos que han vuelto de Afganistán y Irak.

25 de octubre: Rumania mantiene sus militares en Bosnia, Kosovo, Afganistán e Irak. Así lo hizo saber Ion Iliescu, presidente rumano y jefe supremo de las Fuerzas Armadas en la celebración del día del ejercito. Este año marcaba el 60 aniversario de la liberación de las últimas localidades rumanas en el noroeste de Transilvania de la ocupación nazi y húngara en 1944.

28 de noviembre: Celebración de las elecciones parlamentarios en Rumanía. Ninguno de los dos candidatos, Trajan Basecu ni Adrian Nastase, consiguió más del 50 % de los votos necesarios para ser designado presidente en una primera vuelta electoral, y por esa razón, los dos más votados, Basescu con un 33,84 % de los votos y Nastase con un 40,97 %, tenían que volver a presentarse en una segunda votación.

12 de diciembre: Segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Rumanía. Según los resultados oficiales de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, aportados por la Oficina Electoral Central (BEC), el candidato liberal Basescu consiguió el 51,23% de los votos frente a un 48,77% de su rival, el socialdemócrata Adrian Nastase, actual primer ministro del país y delfín del presidente saliente Iliescu.

20 de diciembre: El presidente electo designó, a las pocas horas de ser investido en el cargo, al liberal Calin Popescu-Tariceanu, líder de su aliado Partido Nacional Liberal, como primer ministro del país. Por otro lado, y gracias al hecho de ser la fuerza política con más representación en el Parlamento, Adrian Nastase del PSD fue elegido como presidente de la Cámara de Diputados.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull