Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Túnez
Los tunecinos avalan la gestión social y económica de Ben Alí pese al recorte de libertades
Neus Contreras

A la hora de hacer las apuestas sobre los resultados de las elecciones tunecinas, previstas para el 24 de octubre, los analistas políticos de todo el mundo se encontraron frente a una seria dilema: ¿el presidente saliente, Zin el Abidin Ben Alí, sería reelegido con el 100% de los votos o bajaría hasta el 99%? La mayoría de ellos se inclinaron por la segunda opción, basándose, sobre todo, en los datos de comicios anteriores. Y éstos, ciertamente, mostraban que la candidatura de Ben Alí había experimentado una clara tendencia a la baja desde su llegada al poder, en 1987.

El Gobierno cierra el año con un balance económico favorable

Así, en las dos presidenciales en las que concurrió como candidato único (1989 y 1994) obtuvo el 99,7% y el 99,6% de los votos, respectivamente, mientras que en las de 1999 la contienda electoral fue tan reñida que su porcentaje descendió hasta el 99,4%. Un resultado similar (99,5%) al del referéndum que, en mayo de 2002, sirvió para aprobar una reforma constitucional que permitió a Ben Alí revocar la limitación de mandatos que él mismo decretó en 1988.

Pero, para sorpresa de todos, las elecciones presidenciales del pasado 24 de octubre marcaron un punto de inflexión en la trayectoria política de Ben Alí. Una ruptura que se confirmó pocas horas después de los comicios, cuando el ministro del Interior tunecino, Hedi Mhenni, anunció los resultados oficiales definitivos: con una participación del 91,52%, el candidato a la reelección sólo había conseguido 4.204.292 votos de un total de 4.449.558. O, lo que es lo mismo, el 94,48% de los sufragios, cinco puntos menos que en 1999. El presidente tunecino dejó de ostentar, a partir de este momento, el prestigioso título de Señor 99%.

Ironías aparte, la victoria de Ben Alí en las presidenciales fue tan contundente como la del partido que preside, el Reagrupamiento Constitucional Democrático (RCD), en las legislativas, celebradas también el 24 de octubre. De este modo, el RDC obtuvo 152 de los 189 escaños del Parlamento. Es decir, lo máximo a lo que podía aspirar, ya que la ley electoral vigente impide que un partido tenga más del 80% de los asientos. Otras cinco formaciones se repartieron los 37 escaños restantes, encabezadas por el Movimiento de los Demócratas Socialistas (MDS), con catorce asientos, el Partido de la Unidad Popular (PUP), con 11, y la Unión Democrática Unionista (UDU), que consiguió siete escaños.

La misión de la Liga Árabe, encargada de supervisar los comicios e invitada por el propio Ben Alí, se apresuró a avalar los resultados. “Según los primeros datos, no hemos constatado graves excesos. Sólo algunos detalles de organización, que no afectan en nada a la credibilidad del escrutinio”, aseguró el jefe de los observadores de la organización panárabe, Ahmed Ben Helli. “Globalmente, las condiciones permitieron a los ciudadanos expresar libremente sus opciones”, añadió. También el ex ministro belga Robert Urbain y la escritora italiana Gaetana Pace, que figuraban entre los observadores internacionales llegados a Túnez, se pronunciaron en el mismo sentido.

Una parte de la ...

Cronología año   2004

10 de marzo. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) decide expulsar a la Asociación de Periodistas de Túnez por conceder un premio al presidente tunecino, Zin el Abidin Ben Alí, el gobierno del cual ha sido acusado reiteradamente de presionar y violar los derechos de los informadores

28 de marzo. Ben Alí suspende la celebración de la XVII cumbre de la Liga Árabe, prevista para el 29 y el 30 de marzo, por desacuerdos sobre las reformas políticas

3 de abril. La Liga Tunecina de Derechos Humanos comunica que dos antiguos estudiantes y ex presos políticos han suspendido la huelga de hambre de 57 días para reclamar su derecho a seguir haciendo Medicina, la carrera que estudiaban cuando fueron encarcelados por sus opiniones políticas

22 de mayo. Tras la suspensión, empieza en Túnez la XVII cumbre de la Liga Árabe

12 de junio. Ben Alí y el jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, acuerdan reforzar la cooperación entre los dos estados en la lucha antiterrorista, principalmente a través de los ministerios de Exteriores e Interior

6 de septiembre. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, inicia una visita de dos días a Túnez. El viaje pone fin a su gira por el Magreb

29 de septiembre. Periodistas tunecinos denuncian que la prisión, la persecución policial, las agresiones físicas y la censura se ha convertido en moneda corriente para los profesionales que no se ciñen al discurso oficial

10 de octubre.Inicio de la campaña electoral. Ben Alí presenta un programa de 21 puntos

16 de octubre. Miembros de la oposición se reúnen en París para reclamar que las elecciones sean democráticas y pluralistas, además de pedir que Ben Alí no sea reelegido

17 de octubre. Los exiliados tunecinos empiezan a votar

18 de octubre. El presidente del grupo hotelero francés Accor, Gérard Pélisson, anuncia la construcción de dos nuevos hoteles en el capital del país, un proyecto en el que se invertirán 20 millones de euros

19 de octubre.El presidente de honor de la Liga Tunecina de Derechos Humanos, Moncef Marzouki, denuncia en un artículo en el diario francés Liberatión que la salud de la democracia tunecina no deja de empeorar

20 de octubre. La Liga Árabe anuncia que ha enviado una delegación a Túnez para supervisar el desarrollo de los comicios

21 de octubre. Los partidarios de uno de los candidatos a las presidenciales, el ex comunista Mohamed Haluani, protestan en el centro de Túnez por la prohibición de distribuir un manifiesto electoral

22 de octubre. El Partido Democrático Progresista (PDP), una de las formaciones de la oposición legal tunecina, anuncia que retira a sus 89 candidatos a las legislativas y denuncia irregularidades en la campaña electoral

24 de octubre. Un total de 4,6 millones de tunecinos están convocados hoy a las urnas para votar en las elecciones legislativas y presidenciales. Las primeras estimaciones apuntan que Ben Alí ha sido reelegido por cuarta vez consecutiva jefe de Estado por un mandato de cinco años. La participación, según las autoridades, ha sido masiva y el jefe de la misión de observadores de la Liga Áraba, Ahmed Ben Helli, considera que los comicios son creíbles y que no ha habido “excesos graves”

25 de octubre. Los resultados definitivos dan el 94,48% de los sufragios válidos a Ben Alí, con una participación del 91%. Haluani anuncia que impugnará los resultados al Consejo Constitucional


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull