Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Bielorrusia
Lukashenko consigue que Bielorrusia se convierta en un “bastión de la tiranía”
Eloy Pardo

presidenciales, que deben celebrarse en 2006. Obtuvo un holgado resultado: un 75% de la población apoyó la reforma constitucional y en segundo lugar, con un 15% quedó Vladímir Goncharyk, un candidato que lleva años sufriendo cortapisas (en 2001 se clausuró un periódico que le era favorable).

Paralelamente a este referendum, se celebraron otras elecciones, que debían conformar el puzzle de uno de los dos parlamentos bielorrusos, la llamada Cámara de los Representantes. De los 110 escaños en liza, 107 fueron logrados por una unión de partidos múltiples partidos socialistas, patrióticos, obreros y agrarios. Todo ellos considerados cercanos a las intereses del ejecutivo de Lukashenko.

El papel poco relevante de la oposición quedó reflejado en la manifestación que tuvo lugar en Minsk tras las elecciones, que congregó a tan solo 2.000 personas, 52 de ellas detenidas por la policía. Sin acceso a los medios de comunicación del país, los partidos críticos, un bloque político en el que figuran el Partido Comunista de Bielorrusia, de Sergei Kaliakyn, la Unidad Civil, de Anatoly Lebedko, el Partido Laborista, de Alexander Bukhvostov, el Partido Socialdemócrata Gromada, de Stanislav Shushkevich o la Unión Socialdemócrata, de Valentina Polevikova son hoy una minoría sin prácticamente voz, y la preocupación máxima de Lukashenko es impedir que tengan audiencia. El caso de Mijail Marynich es particularmente turbador a estos efectos. Político de amplio currículum, ex Ministro de Asuntos Exteriores y ex Embajador de Bielorrusia, su actividad como opositor le llevó a ser arrestado y encarcelado, el pasado abril. La represión política es una realidad en Bielorrusia.

Un gran vacío silencio oficial se cierne, además, sobre el auténtico drama bielorruso: los efectos de la catástrofe nuclear de Chernobyl en 1986. Sigue en la cárcel Yury Bandajevsky, un científico que demostró que el 75% de Bielorrusia seguía sometido a los terribles efectos del cesio radioactivo c137, provocando daños irreversibles en los órganos humanos y en los fetos. Bandajevky ha conseguido este año mejorar su situación carcelaria, gracias a la presión ejercida por científicos de otros países. Pero su caso lleva cinco años suscitando una ola de protestas, porque en realidad su única actividad subversiva fue advertir a Lukashenko de que debía avisar a la población de los peligros que entrañaba volver a las tierras más contaminadas.

El mandatario bielorruso no ha llevado a cabo una campaña de ...

Página anterior

Cronología año   2004

5 de febrero. Bandajevki, encarcelado por denunciar el silencio oficial en torno a las consecuencias de la fuga radiactiva de Chernobyl, podría obtener un estatus de semilibertad.

19 de febrero. El Consejo de Europa culpa a Lukashenko de la desaparición de oponentes políticos.

21 de febrero. Querella por el gas entre Rusia y Bielorrusia, tras un fallo de suministro que duró un día.

6 de agosto. La UE pide que el ministro de Deportes de Bielorrusia no acuda a los Juegos Olímpicos de Atenas, al acusarlo de hacer desaparecer a oponentes.

14 de octubre. Bielorrusia recuerda con una estatua a Felix Djerzinski, fundador de la Checa (policia política).

17 de octubre. Lukashenko convoca un referéndum con vistas a obtener un cambio en la Constitución que le permita presentarse otra vez a las presidenciales.

17 de octubre. Elecciones a la Cámara de Representantes, una de las dos cámaras lesgislativas bielorrusas.

18 de octubre. Los primeros datos apuntan a una victoria de Lukashenko, que también gozará del apoyo de una amplia coalición favorable en el Parlamento.

19-20 de octubre. Se manifiestan 2.000 personas en Minsk, y 52 son detenidas.

21 de octubre. Observadores de la OSCE denuncian irregularidades electorales e insta a liberar a los manifestantes detenidos.

8 de diciembre. Lukashenko acusa a Occidente de injerencia en Bielorrusia.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies