Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Bolivia
Tras la crisis del referéndum del gas, comienza a dibujarse un nuevo panorama político en Bolivia
Adriana Garay

La gestión política del líder boliviano Carlos Mesa ha estado marcada por un histórico referendo que ha acabado determinando la titularidad estatal del gas y el petróleo. Tras las revueltas populares que en 2003 dieron como resultado la renuncia y huida del ex presidente Sánchez de Lozada, la consulta popular se presentaba como la solución del conflicto del gas. Las regiones productoras y las empresas extranjeras que operan en el país se mostraron desde un principio contrarias a la celebración de la consulta popular, así como a la nueva Ley de Hidrocarburos que el presidente pretendía llevar a cabo como interpretación del referendo.

Las elecciones municipales que tuvieron lugar en diciembre presentan un nuevo panorama político en el que los partidos tradicionales, pese a continuar siendo mayoría en el Congreso, pierden un apoyo considerable de la población. Las agrupaciones ciudadanas y movimientos indígenas empiezan a ganar terreno en las regiones, en la que ha sido su primera oportunidad de participar en unos comicios, previa reforma de la Constitución impulsada por Mesa. Paralelamente, y a causa del descontento que algunas regiones productoras de petróleo muestran a la Ley de Hidrocarburos, aún sin aprobar definitivamente, se ha dado una mayor demanda de autonomía en algunas comarcas del país.

La consulta popular celebrada en Bolivia el 18 de julio llegaba como solución tras los trágicos acontecimientos de octubre de 2003, cuando la sociedad boliviana protestó en contra del intento del ex presidente Sánchez de Lozada de exportar gas a través de Chile, país con el que mantiene una tensa relación. Los resultados del referendo, con un 80% de la sociedad a favor del proyecto del Gobierno, establecieron un aumento de la participación del Estado en el proceso de explotación y un incremento de los impuestos a las empresas extranjeras. El 18 de julio, los bolivianos también votaron a favor de la utilización del gas como recurso estratégico para lograr una salida al Pacífico. Hay que recordar que Bolivia perdió sus quilómetros de costa en 1879. Partiendo de la idea de que Chile necesita proveerse del gas boliviano, el Gobierno de Carlos Mesa pretende utilizar este recurso para conseguir una salida al mar, lo que le abriría puertas al mercado exterior y económicamente le resultaría muy positivo.

Los resultados favorables permitieron al Gobierno presentar ante el Congreso el proyecto de la nueva Ley de Hidrocarburos que sustituiría a la actual.

El principal objetivo de la nueva ley, según manifestó el Gobierno, es recuperar la soberanía y la propiedad de los hidrocarburos. Hasta ahora, han sido las empresas las que han mantenido la propiedad de estos recursos, y por lo tanto, las que fijaban las condiciones para su comercialización.

Otro de los puntos destacados de la que se ha denominado “ley Mesa”, es el fortalecimiento de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), empresa que por lo que establecía la ley de hidrocarburos no podía participar en el proceso de explotación ni de comercialización; sólo podía suscribir contratos con las empresas transnacionales. La ...

Cronología año   2004

16 de febrero. Bolivia rechaza la privatización de Arica, ya que viola el tratado de 1904, que establece el libre tránsito de mercaderías bolivianas por puertos chilenos. Bolivia demandará a Chile en La Haya si no cede en Arica.

23 de marzo. El país conmemora los 125 años de la pérdida del litoral. Movilización nacional.

6 de abril. Kirchner y Mesa firman un acuerdo por el cual Bolivia vende gas a Argentina.

23 de abril. Chile congela las negociaciones con Bolivia para la ampliación del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 22), en protesta por el contrato que impide la reexportación del gas desde Argentina a Santiago de Chile.

3 de mayo. Movilizaciones, huelgas e hambre y bloqueo de caminos de sectores sociales y sindicales.

20 de mayo. Se anuncian las preguntas que conformarán el referendo sobre la soberanía del gas.

14 de junio. Chile descarta la posibilidad de conceder a Bolivia una salida soberana al mar.

5 de julio. Senadores y diputados aprueban la legalidad de la consulta. El clima social de agita con bloqueos, toma de rehenes.

18 de julio. Día del referendo.

20 de julio. Mesa anuncia que se exportará el gas y elige a Perú como socio.

19 de agosto. Nueve regiones demandan un referéndum de autonomía (para el próximo año).

20 de agosto. La Comisión Mixta de Desarrollo propone una ley que legisle sobre los hidrocarburos.

21 de agosto. Mesa anuncia que no promulgará ninguna ley mientras el Congreso insista el rechazar el proyecto del referéndum del gas.

29 de septiembre. La Comisión Mixta aprueba la ley del gas y da todo el poder a YPFB. La nueva estatal tendrá el control de toda la cadena del gas.

1 de octubre. Chile privatiza el puerto de Arica, al margen del Tratado de 1904. Chile eleva en un 300% el costo del paso de mercaderías bolivianas.

20 de octubre. Conmemoración del centenario del Tratado de 1904. el canciller J.Ignacio Siles anuncia que el país no lo denunciará ni lo revisará.

5 de diciembre. Elecciones municipales. Fuerte apoyo de la población al Movimiento Indígena.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull