Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Sáhara Occidental
La dimisión de Baker aleja aún más la solución al conflicto
Neus Contreras

Bloqueado, paralizado, estancado, enquistado; punto muerto, eterna cuenta atrás, callejón sin salida; atolladero diplomático, acuerdo inalcanzable, espinoso problema. Hace tiempo ya que el repertorio de palabras para referirse al conflicto del Sáhara Occidental se agotó. Y, lo que es peor, hace tiempo ya que estas expresiones, a fuerza de repetirse una y otra vez, se vaciaron de significado. En vísperas del treinta aniversario del inicio del conflicto, sería difícil imaginar un panorama menos alentador.

La larga travesía por el desierto del plan Baker

Así lo admitía, en cierto modo, el propio Kofi Annan, en su último Informe del Secretario General sobre la situación relativa al Sáhara Occidental, que presentó al Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 20 de octubre. “Cuando presenté mi informe anterior en abril de 2004 -asegura Annan-, las partes no habían llegado a un acuerdo sobre el plan de paz para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental. Hoy día ese acuerdo parece aún más distante”. El escepticismo del secretario general de Naciones Unidos parece justificado, sobre todo si se tiene en cuenta que tras la dimisión, el pasado mes de junio, del que fuera su enviado especial para la zona durante siete años, el norteamericano James A. Baker III, el abismo que separa a las partes enfrentadas no ha hecho más que acentuarse.

Desde la perspectiva actual, no se puede decir, sin embargo, que 2004 empezara con mal pie en lo que al conflicto en la antigua colonia española se refiere. Así, a principios de enero trascendió que el 23 de diciembre de 2003 Marruecos había remitido a Baker una contrapropuesta al denominado Plan de Paz para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental (más conocido como plan Baker II o simplemente como plan Baker), que el entonces enviado especial de Annan para la zona elaboró a principios de 2003 y que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó por unanimidad el 31 de julio de 2003.

En esta contraoferta -resultado de las presiones que venía ejerciendo Annan desde octubre de 2003, cuando censuró a Rabat por rechazar el plan Baker sin presentar ninguna alternativa-, Marruecos ofrecía revisar su Constitución tomando en consideración “disposiciones constitucionales vigentes en los Estados geográfica y culturalmente cercanos al Reino”, como por ejemplo España, para conceder al Sáhara Occidental una autonomía. Con tal propósito, los dirigentes habrían creado incluso una célula de reflexión sobre una reforma regionalizadora de la Carta Magna.

Pero lo que Marruecos presentaba como una concesión no logró el respaldo de Baker. Al fin y al cabo, la propuesta del reino alauí sólo contemplaba una autonomía limitada para la antigua colonia española, mientras su plan de paz prevé la celebración de un referéndum de autodeterminación tras una etapa de como máximo cinco años durante la cual el territorio tendrá estatuto de autonomía dentro de Marruecos y estará administrado por un Ejecutivo y una Asamblea Legislativa provisionales. Un extremo, el del ...

Cronología año   2004

11 de enero. Marruecos envía a la ONU una contrapropuesta al plan Baker que sólo contempla una autonomía limitada para la antigua colonia española.

19 de enero. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, propone prorrogar la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso) tres meses más, hasta el 30 de abril.

20 de febrero. Marruecos ofrece cambiar su Constitución, inspirándose en el modelo de España, para conceder al Sáhara Occidental una autonomía. El representante especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, James Baker, sin embargo, considera insuficiente esta concesión.

9 de abril. Marruecos remite una carta a Baker en la que rechaza “elementos esenciales” del plan Baker y le comunica que sólo aceptará una autonomía limitada para la antigua colonia española.

23 de abril. Annan propone prorroga la MINURSO diez meses, hasta el 28 de febrero de 2005.

24 de abril. El Frente Polisario se muestra decepcionado ante la propuesta de Annan de prorrogar hasta febrero de 2005 la Minurso.

2 de mayo. El Polisario critica al presidente de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, por alinearse con Marruecos.

3 de mayo. El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, se reúne con Buteflika en Argelia, donde reafirma su intención de que todas las partes implicadas en el contencioso saharaui lleguen a un acuerdo en un plazo de seis meses.

8 de junio. Mohamed VI se reúne con Bush en la Casa Blanca y le pide que no imponga el plan Baker.

11 de junio. Annan envía una carta al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU anunciándole que había aceptado la dimisión de James Baker.

12 de junio. El ministro de Exteriores de Marruecos, Mohamed Benaissa, atribuye la dimisión de Baker a la “tenacidad” de su país.

13 de junio. Annan confirma a los medios la dimisión de Baker y su sustitución por el diplomático peruano Álvaro de Soto.

22 de junio. De Soto defiende en Madrid la validez del plan de paz diseñado por James Baker.

14 de julio. Zapatero reclama en Argelia una nueva resolución de la ONU que respete la autodeterminación saharaui pero no menciona la celebración de un referéndum, como prevé el plan Baker.

30 de julio. El rey de Marruecos afirma en el Discurso del Trono que quiere una solución política para el Sáhara en un plazo de cinco años.

4 de agosto. Buteflika envía una carta a Annan en la que rechaza cualquier intento “de enmarcar el problema del Sáhara Occidental en un contexto argelino-marroquí, porque Argelia no puede ni quiere sustituir al pueblo saharaui en lo concerniente a su porvenir”.

6 de septiembre. Mohamed VI recibe al nuevo representante de la ONU para el Sáhara Occidental en su palacio de Meknes.

12 de septiembre. De Soto viaja a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), donde se reúne con los dirigentes del Polisario.

15 de septiembre. Sudáfrica reconoce la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y de inmediato establece con ella relaciones diplomáticas. Poco después, el reino alauí llama a consultas su embajador en Pretoria.

16 de septiembre. Marruecos califica de “parcial e inoportuna” la decisión de Pretoria.

21 de septiembre. Mohamed VI reitera en su discurso en la Asamblea General de la ONU su compromiso de cooperar con Naciones Unidas en la solución del conflicto.

22 de septiembre. También en Nueva York, la cúspide diplomática de la RASD critica duramente las gestiones que el Gobierno español realiza para lograr un acuerdo sobre el Sáhara.

24 de septiembre. Marruecos envía a Annan un memorando de 28 puntos en el que comunica al secretario general de la ONU que no aceptará un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental y acusa a Argelia de haber obstaculizado sistemáticamente las propuestas para solucionar el conflicto.

28 de septiembre. Argelia reacciona a las acusaciones de Marruecos y rechaza cambios en el segundo plan Baker.

11 de octubre. El ministro de Exteriores argelino, Abdelaziz Belkhadem, descarta que la tensión existente entre Rabat y Argel por el conflicto en el Sáhara Occidental puede derivar en un conflicto armado entre ambos países.

13 de octubre. Moratinos anuncia, durante su tercera visita a Marruecos desde su nombramiento, que propondrá a la ONU una nueva resolución para el Sáhara Occidental.

15 de octubre. Zapatero se reúne con el presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, y acuerdan iniciar una “cooperación diplomática” para “contribuir a encontrar una solución en el marco de la ONU” para la antigua colonia española.

18 de octubre. El Comité de Política Especial y Descolonización de la Asamblea General de la ONU aprueba, con numerosas abstenciones, un proyecto de resolución elaborado por Argelia que respalda el plan de paz de Baker para la autodeterminación del Sáhara Occidental como la mejor solución política para el conflicto. El ministro de Exteriores marroquí,, Mohamed Benaissa, afirma en Nueva York que el contencioso es “sin duda entre Argelia y Marruecos”.

20 de octubre. Annan afirma en su informe sobre la situación en el Sáhara Occidental que la solución del contencioso “parece aún más distante” y recomienda prorrogar la Minurso seis meses más, hasta el 30 de abril de 2005.

26 de octubre. Fuentes diplomáticas afirman que Estados Unidos propuso reducir en un 16% la dotación militar de la Minurso en la reunión del Grupo de Amigos del secretario general de la ONU para el Sáhara.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull