Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Sri Lanka
Un maremoto sin precedentes deja en segundo plano el estancado conflicto con los tamiles
Eva Álvarez

diciembre de 2004, dichos enfrentamientos marcaban la agenda política de un país convulso por las desavenencias entre la presidenta y su primer ministro hasta abril de este año, Ranil Wickremesinghe, por la resolución del conflicto con los tamiles.



Adelanto de las elecciones

Los resultados de las elecciones parlamentarias de Sri Lanka, que tuvieron lugar en abril de 2004, no dieron a la presidenta actual los 115 escaños necesarios para gobernar en solitario, pero Chandrika Kumaratunga se mantuvo en el poder, con 105 escaños y con el apoyo de los partidos minoritarios. Mahinda Rajapakse, (perteneciente a la Alianza del Pueblo -BNP- , en coalición con el Partido de la Libertad de Sri Lanka, SLFP, de la presidenta ), se convirtió en el nuevo primer ministro cingalés.

La decisión de anticipar las elecciones, dada la crisis que enfrentaba a la presidenta Kumaratunga con el hasta entonces primer ministro, Ranil Wickremesinghe, del opositor Partido Nacional Unido (UNP), desde que éste ganara en diciembre de 2001 las legislativas y forzara a la presidencia a la cohabitación política, se convirtió en un referéndum sobre el proceso de paz con los separatistas tamiles que había comenzado en 2002 y sobre el que no consiguen llegar a un acuerdo.

El complejo sistema cingalés, mezcla de sistema presidencialista y parlamentario, permite una cohabitación política que complica la toma de decisiones. Esta situación enfrentaba en el poder a la presidenta y al primer ministro hasta el punto de desestabilizar al país.

El enfrentamiento histórico que la presidenta Kumaratunga y el primer ministro Wickremesinghe sostienen (se conocen desde la infancia y sus familias se profesan una abierta animadversión) se recrudeció en torno a la resolución del conflicto con el LTTE, que ya se ha cobrado la vida de 65.000 personas. Kumaratunga, dado que los atentados no cesan -ha sido víctima de un intento de magnicidio en el que perdió la visión de un ojo-, es partidaria de la intervención armada para la resolución del conflicto y rechaza el proyecto de autogobierno presentado por el LTTE, mientras que Wickremensinghe, favorable a un sistema federal que diera competencias a los tamiles, aceptaba la propuesta tamil como base para reanudar las negociaciones de paz, rotas tras el despliegue de las tropas por parte del Gobierno, obviando el alto el fuego implantado en 2001 bajo la supervisión de Noruega.

Al no llegar a un acuerdo con el primer ministro sobre un nuevo ...

Página anterior

Cronología año   2004

7 de febrero. La presidenta Kumaratunga disuelve el Parlamento y abre la vía para la anticipación de las elecciones a abril.

11 de febrero. Kumaratunga destituye a 39 miembros del Gobierno provisional encabezado por el primer ministro Ranil Wickremesinghe del Partido Nacional Unido (UNP).

6 de marzo.Los Tigres tamiles destituyen al coronel Muralieharan, conocido como “comandante Karuna” acusándole de sedición.

4 de abril. El resultado electoral da la victoria a Kumaratunga por mayoría relativa.

6 de abril. El nuevo primer ministro, Mahinda Rajapakse, jura su cargo.

10 de abril. Los enfrentamientos entre guerrilleros tamiles partidarios de “Karuna” y los Tigres se saldan con nueve muertos.

12 de abril. Los tamiles disidentes y el LTTE ponen fin a su guerra interna.

23 de abril. Noruega accede a mediar nuevamente en el conflicto entre el Gobierno y los tamiles.

3 de mayo. Encuentro entre la delegación mediadora noruega y los representantes de los Tigres tamiles.

24 de junio. El Gobierno admite la implicación del Ejército en la ayuda a la facción disidente del LTTE.

25 de julio. Un atentado reivindicado por los Tigres tamiles asesina a ocho personas, entre ellas un soldado.

26 de octubre. Presión internacional por parte de la Unión Europea, EE.UU., Japón y Noruega para acelerar la reanudación de la paz entre el Gobierno cingalés y los tamiles.

26 de diciembre. Un movimiento sísmico provoca un maremoto sin precedentes que asola el sur asiático y deja al menos 30.000 muertos en Sri Lanka.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies