Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Polonia
Polonia ingresa en la UE en medio de una grave crisis política
Laura Gamundí

polaca rezume confusión, desencanto, nostalgia de un tiempo pasado en el que había protección social y pleno empleo.

También debemos considerar los beneficios que, a largo plazo, reportará a Polonia su entrada en el club europeo.



Pros y contras de la integración

A priori, la entrada de Polonia en el club europeo se revela como una inversión de futuro. El ingreso supone un salto a la modernidad y adquirir un estatus que le permita competir con el resto de países que integran la UE. Sin embargo, el no estar a la altura de las exigencias de la Unón (como es el caso) ocasionará al país pérdidas millonarias, pese a que tiene hasta 2012 como plazo límite para cumplir con la normativa europea. Además del blindaje de las fronteras impuesto a la emigración del Este, entre las medidas que plantean más dificultades de ejecución destaca la normativa medioambiental sobre desechos domésticos e industriales. Según un dato extraído del diario El País, el 85% de la basura se almacena en lugares que no cumplen con la normativa europea. Por esta razón, Polonia no tendrá más remedio que disminuir el volumen de desechos, y ello implicará, además del cierre de instalaciones y más costes en los nuevos sistemas de selección de basura.

La mayoría de la población desconoce los beneficios que les reportará su entrada en la UE pero se espera que a raíz de la incorporación Polonia mejore su agricultura e industria y proliferen las medidas de apoyo a las granjas. Polonia, que es un país fundamentalmente agrícola, está en buenas condiciones de aportar alimentos a la Unión Europea. Aunque lo cierto es que a los agricultores les sigue inquietando su ingreso, porque la mayoría recibirá entre 200 y 300 euros de ayudas al año, unas cifras que se revelan insuficientes. A esto hay que sumar el férreo control sanitario a que serán sometidos los alimentos polacos.

La crisis política enturbió el ingreso de Polonia en el club europeo el 1 de mayo de 2004. Polonia es el país con mayor peso demográfico (49 millones de habitantes) en comparación al resto de países que se incorporaron a la UE (Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Letonia, Lituania, Chipre y Malta). Por este motivo, Polonia será la que reciba la mitad del dinero de la UE destinado a ayudar a los 10 nuevos socios.

El ingreso de Polonia en la UE suscita el rechazo de la jerarquía católica, cuyo papel para demoler el comunismo fue decisivo. Continúa agitando el fantasma del comunismo y ...

Página anterior


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies