Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Rusia
Putin avanza hacia la concentración de todo el poder en Rusia
Eloy Pardo

Rusia está inmsersa en un proceso de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), tras más de quince años de decadencia en la economía, en el Estado y en la sociedad. Años de descontrol económico, que vieron el ascenso de los llamados Siete Magníficos, un grupo de oligarcas que aprovecharon su posición cercana al establishment del último período de la URSS, para, una vez caída esta, hacer dinero rápido de la nada. Entre otras operaciones, estos oligarcas fueron especialistas en convertir las subvenciones que recibían las empresas estatales en dinero en efectivo. Organizar subastas en beneficio propio, comprar petroleras por una fracción de su valor (caso de Sibneft, por parte de Roman Abramóvich) y, sobre todo, influir legislativa y políticamente para favorecer sus negocios privados fueron sus principales obras. La revista “Newsweek” señaló además la baja productividad de las empresas controladas por los oligarcas -en cuyas manos se estima que está entre el 35 y el 60% de la industria rusa, petróleo, metalurgia y banca eminentemente. Mal reparto del dinero generado y mala organización del trabajo son las gangrenas de la economía rusa actual. La inoperatividad de este modelo, hecho a medida de la corrupción oligárquica, ha llevado a Rusia a una quiebra social absoluta, con un renta per cápita que ronda los 1.500 dólares anuales, un número inferior al de Namibia, Panamá y Tailandia.

Parece claro que, bajo la tutela de Vladímir Putin, reelegido presidente este año, Rusia se encamina hacia un mejor control de los ingentes recursos energéticos del país. Pero esta voluntad intervencionista no ha gustado en EE.UU, país con el que Putin mantiene un idilio desde el 11-S que parece estar llegando a su fin. EE.UU teme que el liberalismo, en su versión norteamericana, ceda el paso a un control más racional de la economía. La pena de cárcel contra un oligarca corrupto, Mijail Jodorkovsky, y los sonados exilios en Londres de dos de los oligarcas que más influencia política tuvieron, Boris Berezovsky y el gobernador de Chukotka Roman Abramóvich, son síntoma, sin duda, del inicio de una nueva política económica en Rusia. Sergei Gláziev, un economista próximo a los círculos presidenciales, opinaba en febrero que, para acrecentar su influencia mundial, Rusia debía encaminarse hacia el fortalecimiento del rublo -la moneda de Rusia- y poner fin al período de excesiva dependencia del dólar.

La razón está, por el momento, del lado de Putin, que desde que preside Rusia ha obtenido un balance económico positivo para el Estado. En 2004, el crecimiento de Rusia (país con 144 millones de habitantes) ha sido de 7,3% con respecto a 2003. Su producto interior bruto (PIB) alcanza los 571.800 millones de dólares, cifra en todo caso menor que la de España (40 millones de habitantes) que alcanzó, según una estimación de “The Economist”, 931.000 millones de dólares. Pese a que la cifra rusa es menor que la de países con menos recursos demográficos y energéticos, el auge del PIB logrado por Rusia este año ha ayudado a sufragar, finalmente, la deuda externa contraída por el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los créditos que ésta institución concedió a Moscú, tras el ocaso de la Unión Soviética, introdujeron la economía de mercado en suelo ruso, pero crearon una enorme dependencia económica con el FMI, a causa del pago de la deuda, que aplazó el crecimiento real de la economía rusa y provocó un colapso en 1998. En 2004, sin embargo, Rusia ha logrado reducir la cifra a tan sólo 3.900 millones de euros. El presidente del FMI, el español Rodrigo Rato, acudió en noviembre a Moscú para, prácticamente, felicitar a Vladímir Putin.

Y es que las reservas de oro y divisas logradas por Rusia este año han crecido cerca de 87.000 millones de euros, gracias, sobre todo, a las exportaciones de petróleo y de gas al extranjero. Rusia ha logrado cobrar de las ...

Cronología año   2004

18 de enero. El sida amenaza con infectar al 1% de la población rusa.

2 de marzo. Dos espías rusos acusados por Qatar de matar a un ex presidente checheno en Doha.

12 de marzo. Victoria electoral de Vladímir Putin con el 71% de los votos.

13 de marzo. Un alto funcionario de los EEUU en Moscú expresa su frustración tras la victoria de Putin.

26 de marzo. Jacques Chirac afirma que la UE debe defender mejor los intereses de Moscú.

4 de abril. Gerhard Schröder se entrevista con Vladímir Putin en Novo Ogarevo.

1 de mayo. Entra en vigor la nueva frontera entre Rusia y la UE, y las tres repúblicas bálticas entran en la OTAN.

9 de mayo. Putin promete en su discurso de investidura como presidente que que mejorará las libertades individuales.

11 de mayo. Una bomba mata al presidente de Chechenia, Ahmed Kadirov, avalado en 2003 por el Kremlin.

29 de mayo. Comienza el proceso contra Mijaíl Jodorkovsky, ex dueño de Yukos.

8 de julio. La justicia rusa libera a dos talibanes que pasaron dos años en Guantánamo.

8 de agosto. Suprimidas todas pensiones heredadas de la URSS, que beneficiaban a 30 millones de ciudadanos rusos.

28 de agosto. Alú Aljanov, nuevo presidente de Chechenia, descarta el empleo del diálogo con la guerrilla independentista.

3 de septiembre. Mueren 339 personas en una escuela de Beslán, Osetia, tomada por terroristas.

4 de septiembre. Putin advierte que Rusia perseguirá a los terroristas en cualquier parte del mundo. La supresión del sufragio universal en 89 repúblicas, primera medida de Putin tras los sucesos de Beslán.

17 de septiembre. La UE critica las reformas electorales de Putin y EE.UU las califica de asunto interno.

18 de septiembre. El lider nacionalista checheno Masjádov dispuesto a “ceder en todo” ante Rusia.

20 de septiembre. Mil hombres son enviados a una operación antiterrorista en Chechenia

para capturar a Aslán Masjadov y Shamil Basáyev.

14 de octubre. China y Rusia sellan alianzas para una paz fronteriza. Hu Jintao apoya el ingreso de Rusia en la Organización Mundial del Comercio.

23 de octubre. La Duma aprueba el Protocolo de Kyoto.

11 de noviembre. Los ingresos del petróleo sufragan la deuda externa rusa. La balanza del comercio alcanza los 74.000 millones de dólares, un 32,1% más que en 2003.

20 de noviembre. Elevada a 15.000 millones de dólares la deuda de Yukos. Yuganskneftegaz, valorada en 6.640 millones de dólares, será vendida.

25 de noviembre. Cumbre entre la Unión Europea y Rusia, en medio de la crisis ucraniana. Los intereses puestos en Ucrania crispan la relación entre ambos bloques.

24 de diciembre. Putin se defiende de los lemas antirrusos oídos en Ucrania y promete trabajar con el vencedor de las elecciones.

26 diciembre. Vendido el 63% de las acciones de Yuganskneftegaz, la mayor empresa de Yukos. La compra la realizó Baikafinancegroup, una firma ligada al Estado ruso.

31 de diciembre. Rusia aprueba la construcción de un oleoducto entre Siberia y el mar de Japón. La operación pretende abastecer el mercado japonés.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull