Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Afganistán
Los afganos legitiman a Karzai como presidente, pero el país sigue controlado por los “señores de la guerra”
Ana Navarro

Afganistán ha conseguido durante este año dos avances importantes en su camino hacia la democracia: la celebración en octubre de las primeras elecciones democráticas, que mantuvieron a Hamid Karzai como presidente, y la aprobación de la Constitución en enero, condición previa para la cita electoral. La Carta Magna combina el respeto a las normas del islam con derechos marcadamente occidentales.

La Constitución afgana

Las elecciones presidenciales legitimaron a la persona elegida por Estados Unidos para devolver la estabilidad a un país marcado por más de veinte años de guerras y de regímenes autoritarios de carácter fundamentalista. Tras los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas, y el posterior ataque estadounidense para derrocar a los talibanes, el reto de Estados Unidos y de la ONU ha sido instaurar la democracia en este país centroasiático. Para ello se designó en 2002 un Gobierno interino que trabajara junto a los estadounidenses hasta que las condiciones de seguridad permitieran la celebración de los comicios presidenciales y legislativos, que en la conferencia interafgana de 2002, en Bonn, se fijaron para este junio.

Pero la escalada de atentados a principios de año y el retraso en la elaboración del censo provocaron que en febrero los comicios presidenciales se pospusieran hasta octubre. En enero, la ONU y la Unión Europea, que participaron activamente en la organización del proceso electoral, sugirieron a las autoridades estadounidenses y afganas que se retrasara la cita electoral. Pero Estados Unidos y una parte del Gobierno interino, entre la que se encontraba el presidente, insistían en respetar los plazos de Bonn. Aunque estos acuerdos estipulaban que tanto los comicios presidenciales como los legislativos se celebrarían antes de junio, las autoridades estadounidense y afganas retrasaron las votaciones al Parlamento hasta abril de 2005.

Analistas políticos interpretaron la prisa de Estados Unidos para que los afganos eligieran a su presidente como una maniobra electoral de George Bush, quien, antes de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre, quería presentar las elecciones en Afganistán como un triunfo de su política exterior. Por su parte, el presidente interino Karzai necesitaba que los afganos le legitimaran cuanto antes al frente del país.

Pocos dudaban de la victoria de Karzai, el preferido por los occidentales, y los primeros recuentos ya le señalaban como el ganador. Y es que después de tres años en el Gobierno, era el más conocido de los candidatos y muchos afganos le ven como la única persona con capacidad para mantener la paz y modernizar el país. El reto de Karzai era movilizar a los ciudadanos de todas las etnias para conseguir más del 50 por ciento y evitar la segunda vuelta, y los resultados finales le otorgaron el 55,4 por ciento de los votos. Aunque él es pashtun, el grupo mayoritario que ...

Cronología año   2004

1 de enero. Casi la mitad de los miembros de la Loya Yirga o Gran Asamblea de las tribus abandonan la reunión en la que se consensuaba la Constitución porque no están de acuerdo con varias cuestiones, como los poderes que tendrá el presidente o las lenguas oficiales.

2 de enero. Un enviado especial de Naciones Unidas se reúne con los delegados de la Lorga Yirga que se niegan a aprobar la Carta Magna afgana.

4 de enero. La Gran Asamblea de Afganistán aprueba por consenso la Constitución, que establece un régimen presidencialista laico.

7 de enero. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, advierte que el actual clima de violencia podría poner en peligro las elecciones programadas para junio.

26 de enero. El presidente Karzai firma la Constitución de Afganistán en una ceremonia celebrada en Kabul.

6 de febrero. Los ministros de Defensa de la OTAN acuerdan ampliar el número de soldados desplegados en Afganistán de cara a los próximos comicios.

10 de febrero. Un oficial de la ONU afirma que, aunque Karzai tome medidas legales para prevenir el comercio del opio, las autoridades regionales permiten su cultivo.

18 de febrero. El enviado especial de Naciones Unidas para Afganistán afirma que todavía no es posible fijar la fecha de las elecciones previstas para este verano, a causa de la inseguridad y del retraso en la elaboración del censo.

25 de febrero. El presidente interino afgano se reúnen con el secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld.

17 de marzo. El secretario de Estadio estadounidense, Colllin Powell, y el presidente interino afgano se reúnen en Kabul.

28 de marzo. Karzai anuncia que las elecciones presidenciales, previstas para junio, se celebrarán en septiembre.

5 de abril. Unas mil personas que se dedican al cultivo del opio se manifiestan al este de Afganistán. Afirman que han recibido una escasa compensación a cambio de la destrucción de sus campos de cultivo de la adormidera. El embajador estadounidense en Afganistán declara que ha advertido al Gobierno paquistaní que si ellos no son capaces de controlar su frontera, lo harán las tropas estadounidenses.

12 de abril. Nueve jugadores de la selección afgana de fútbol desparecen de la concentración del equipo en la ciudad italiana de Verona.

5 de mayo. El portavoz militar de Pakistán se queja por la incursión de tropas estadounidenses en territorio pakistaní.

2 de junio. Cinco voluntarios de Médicos sin Fronteras son asesinados por un grupo de talibanes. Un día después esta ONG anuncia su retirada del país.

15 de junio. El presidente de Estados Unidos, George Bush, recibe al presidente Karzai en Washington.

6 de julio. El portavoz de Karzai afirma que las elecciones parlamentarias y las presidenciales no se celebrarán el mismo día. También anunció que los comicios presidenciales se retrasaran hasta finales de octubre.

7 de septiembre. Comienza la campaña electoral de los 17 candidatos a la presidencia de Afganistán. Masuda Jalal, la única mujer que se presenta a la elecciones, realiza el primer mitin electoral, cerca de Kabul.

16 de septiembre. Un cohete cae cerca de una escuela del sueste de Afganistán, donde el presidente interino Karzai tenía previsto aterrizar en helicóptero.

1 de octubre. Los refugiados afganos que viven en Pakistán (unos 800.000) y los de Irán (alrededor de 600.000) empiezan a registrarse para las elecciones presidenciales.

5 de octubre. Karzai celebra su primer mitin electoral en Ghazni, al sur de Kabul.

6 de octubre. El “número dos” de Karzai, Ahmad Zia Masud, sale ileso de un atentado cuando durante un mitin electoral.

9 de octubre. Se celebran las elecciones presidenciales en Afganistán. Durante la jornada electoral, la mayoría de los candidatos anuncian que van a boicotear los comicios porque la tinta que marcaba a los que ya habían votado se diluía con facilidad y se podía votar más de una vez.

10 de octubre. Se crea una comisión independiente para investigar las quejas de los candidatos a la presidencia de Afganistán.

11 de octubre. Los gobiernos y organismos internacionales avalan las elecciones en Afganistán, aunque reconocen que hubo algunas irregularidades como el error en la elección de la tinta que se utilizó para marcar a los que habían votado, que no era endeble.

13 de octubre. El secretario de Estado norteamericano, Donald Rumsfeld, pide a los ministros de la OTAN que estudien la integración de la fuerzas de la OTAN y las estadounidenses en Afganistán.

14 de octubre. La Comisión Electoral central da luz verde para comenzar oficialmente con el escrutinio de los votos Algunos medios de comunicación internacionales ya hablan de una alta participación y de la posible victoria de Karzai.

24 de octubre. El portavoz del candidato Yunis Qanuni afirma que aceptará los resultados de las elecciones por el interés de la nación y para evitar otra crisis interna.

5 de diciembre. Karzai es proclamado vencedor de las elecciones presidenciales de Afganistán.

7 de diciembre. Hamid Karzai jura su cargo como presidente de Afganistán en una ceremonia a la que acudieron dos de los políticos estadounidenses más importantes, Dick Cheney y Donald Rumsfeld, para mostrar su apoyo al primer presidente afgano electo.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull