Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Uzbekistán
Una ola de brutales atentados convierten Uzbekistán en un campo de batalla del “terrorismo internacional”
Ana Navarro

Del 29 de marzo al 1 de abril se produjeron los ataques más sanguinarios de la historia de Uzbekistán. Según las autoridades uzbekas, 47 personas murieron, incluidos 33 terroristas, y una treintena resultaron heridas a causa de las explosiones y enfrentamientos entre la policía y los terroristas, pero los medios de comunicación internacionales señalan que las pérdidas humanas fueron mayores. Y es que es difícil saber qué pasó exactamente durante esos días ya que, desde el primer momento, el Gobierno de Karimov puso trabas a los medios para que cubrieran los hechos y ofrecieron pocos detalles sobre lo sucedido.

La versión oficial señaló al terrorismo internacional, vinculado a la red terrorista Al Qaeda, como el responsable de los atentados en Tashkent, la capital uzbeka, y en la ciudad de Bujara, en el suroeste del país. Justificaron estas conclusiones por la particularidad del modus operandi: nunca antes habían actuado terroristas suicidas en el país, y fueron dos mujeres kamikaze quienes sembraron el terror en un mercado de Tashkent y en una parada de autobús. Las acciones, que se produjeron con pocos minutos de diferencia, tenían como objetivo asesinar a los policías que allí se encontraban. Tres agentes de seguridad y un niño murieron. Ese mismo día se produjeron varios tiroteos, que se saldaron con el asesinato de otros tres policías en la capital uzbeka y varias explosiones en Bujara que, al menos, causaron la muerte a 10 personas y heridas a otras 26. Durante los días posteriores continuaron los enfrentamientos entre la policía y los extremistas islámicos. Sobre estos incidentes, las autoridades uzbekas ofrecieron pocos detalles a los medios de comunicación. Esto dio pie a especulaciones de medios internacionales que, citando el testimonio de ciudadanos uzbecos, explicaban que el conflicto se extendió a Adnijan, una ciudad del Valle del Fergana, donde los grupos fundamentalistas islámicos tienen el apoyo de la población. Este es el motivo por el cual los habitantes de esta zona han sido marginados por Tashkent, y los niveles de pobreza y de desempleo son superiores a los del resto del país. Además, el régimen de Karimov aplica allí una mayor represión policial que en otras zonas de Uzbekistán.

Los comentarios sobre los autores de los hechos eran confusos. El presidente Karimov, mediante un discurso televiso, hacía responsable al terrorismo internacional, sin especificar el nombre de ningún grupo armado. Por otra, parte el fiscal general y funcionarios del Ministerio de Interior y de Asuntos Exteriores anunciaron que los terroristas pertenecían al Movimiento Islámico de Uzbekistán (MIU), grupo terrorista vinculado a Al Qaeda que también actúa en las vecinas repúblicas de Tayikistán y Kirguistán, y a Hizb ut Tahrir, una asociación política ilegal que intenta establecer un califato en los países centroasiáticos. Ninguna organización se atribuyó la autoría de los hechos.

Durante esos días, una treintena de musulmanes fueron detenidos, provocando las quejas de los ciudadanos y de ONG, que acusaban al Gobierno de arrestar al azar a ciudadanos de ...

Cronología año   2004

7 de enero. El Banco de Desarrollo Asiático concede a Uzbekistán un préstamo de casi 75 millones de dólares para la reconstrucción del sistema de regadío.

19-20 de enero. El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, visita Kuwait con el objetivo de potenciar el comercio con este país.

2 de febrero. El nuevo embajador estadounidense, John Robert Purnell, declara que su país no reducirá las ayudas a Uzbekistán aunque la Secretaría de Estado haya criticado el estado de los derechos humanos.

9 de febrero. El presidente de Uzbekistán se reúne con sus ministros para comentar los resultados económicos y el desarrollo social del año 2003.

11 de febrero. Los vicepresidentes de Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán se reúnen para determinar la puesta en práctica de las medidas pactadas en enero para controlar el flujo del río de Syrdarya.

14 de febrero. El presidente Karimov envía una carta a su homólogo kazako en la que culpa a Kirguistán de los problemas del río de Syrdarya.

15 de marzo. Un sacerdote residente en Uzbekistán denuncia que el Ministerio de Justicia ha rechazado dos veces en tres meses la petición del registro de una Iglesia en ese país.

23 de marzo. Karimov recibe al presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en la capital uzbeka. Durante el encuentro se trataron temas relacionados con las redes regionales de energía y medidas para consolidad la seguridad centroasiática.

28 de marzo. Dos mujeres se inmolan en Tashkent causando varios muertos y heridos. También se produjeron varias explosiones que se atribuyeron a actos terroristas perpetrados en diversos lugares del país.

29 de marzo. La organización islámica radical Hizb ut-Tahrir niega su implicación en los actos terroristas ocurridos en Uzbekistán.

1 de abril. El ministerio de Interior anuncia que una célula de Al Qaeda está detrás de los atentados terroristas.

2 de abril. El fiscal general uzbeco, Rashid Qodirov, anuncia que en los días anteriores murieron 33 terroristas, 10 policías, y cuatro civiles. Además, 35 personas resultaron heridas en Tashkent.

6 de abril. El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) anuncia que ha decidido limitar sus actividades en Uzbekistán debido a la falta de iniciativas del gobierno uzbeco para ejecutar las reformas económicas sugeridas.

9 de abril. El fiscal general uzbeco anuncia que 54 personas han sido detenidas y que otras 45 están en libertad con cargos en relación con las acciones terroristas.

15 de abril. La compañía uzbeka Uzbekneftegaz y la rusa Gazprom firmaron por 15 años un acuerdo para producción y extracción compartida del gaseoducto de Shakhpakhty, en Uzbekistán.

29 de abril. El presidente Islam Karimov afirma que los responsables de los incidentes del 29 al 31 son de origen paquistaní.

30 de abril. Estados Unidos concede medio millón de dólares al Ministerio de Defensa uzbeco para mejorar la seguridad en el país.

12 de mayo. El ministro de Defensa de Rusia visita Uzbekistán para entrevistarse con su homólogo, con el presidente del país y el ministro de Exteriores.

1 de junio. Estados Unidos entrega al gobierno de Uzbekistán un millón de dólares que se destinará a reformas judiciales y mejoras para la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Las fuerzas de seguridad uzbekas evitan que activistas de la oposición celebre una manifestación en Tashkent que pedía la dimisión de Islam Karimov. Esta hubiera sido la primera manifestación contra el presidente en una década.

4 de junio. La hija del presidente, Gulnora Karimov, declara que, por el momento, no tiene previsto dedicarse a la política.

10 de junio. El embajador estadounidense anuncia un paquete de ayudas a Uzbekistán que superan los 7 millones de dólares.

15 de junio. Karimov y el presidente chino, Hu Jintao, se reúnen en Tashkent.

16 de junio. El presidente ruso, Vladimir Putin, visita Tashkent para reunirse con el presidente de Uzbekistán.

7 de julio. Islam Karimov firma un decreto para crear una Cámara de Comercio en Uzbekistán.

26 de julio. Se celebra el juicio contra quince personas por su presunta implicación en los atentados del 28 de mayo al 1 de junio.

30 de julio. Las embajadas de Estados Unidos e Israel y la oficinal del Fiscal General en Tashkent se convierten en el nuevo objetivo de los terroristas suicidas. Las explosiones, que tuvieron lugar de manera simultanea, mataron a tres personas e hirieron a otras ocho. Una desconocida organización, “Grupo santo islámico de la guerra en Uzbekistán", se atribuye la autoría de los atentados en su página web.

31 de julio. Karimov señala a Hizb ut-Tahrir como la organización responsables de los atentados.

9 de agosto. El fiscal general afirma que dos de los tres terroristas suicidas eran extranjeros, pero no aclara sus nacionalidades.

6 de septiembre. Empieza el juicio en Bujara contra las dieciséis personas involucradas en las explosiones de finales de marzo.

11 de octubre. El canciller alemán, Gerhard Schroeder, se reúne con el primer ministro uzbeko, Shavkat Mirziyoev.

8 de octubre. El gobierno de Gran Bretaña retira a su embajador en Uzbekistán, Craig Murria, que días antes criticó abiertamente al Gobierno uzbeco por no respetar los derechos humanos.

18 de octubre. Rusia se une a Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán en la Organización para la Cooperación de Asia central.

20 de octubre. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop, se reúne con el presidente de Uzbekistán.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull