Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Argentina
Un paso más de Kirchner para la reconstrucción del país
Adriana Garay

La Argentina de hoy se enfrenta a uno de sus mayores retos: recuperar la confianza perdida desde la crisis. Confianza que el pueblo otorgó a Kirchner quizás porque era el mal menor, aferrándose a éste como un clavo ardiendo. El año finaliza con datos que muestran una mejora de la situación económica pero el pueblo argentino es exigente y no parará de reivindicar todo aquello que la corrupción, el clientelismo y los amiguismos en el sistema político le arrebataron.

La reforma política que no llega

El problema económico que atraviesa Argentina desde la crisis de 2001 es una de las mayores preocupaciones para el Gobierno de Kirchner pero no la única. Más allá de la recuperación económica del país, dirigida por una buena gestión del Ministro de Economía, Roberto Lavagna, la Argentina de hoy sigue con muchos, por no decir con todos los problemas del ayer. El caudillismo de la mayoría de gobiernos provinciales llega hasta límites más cercanos a un sistema feudal que a lo que debiera ser una democracia participativa. Durante décadas, las provincias han estado marcadas por una mala gestión. En palabras del politólogo Julio Burdman, “formas políticas como el caudillismo, el clientelismo y el nepotismo describen una cultura política primitiva que en muchas provincias argentinas no hemos logrado cambiar”. Kirchner también ha dado, en este sentido, un paso más. El Gobierno ha dirigido durante este año una serie de medidas encaminadas a reconstruir los carcomidos gobiernos de estas provincias.



Caudillismo provincial: ¿el inicio del fin?

Santiago del Estero es uno de los ejemplos más claros de caudillismo político en Argentina. La provincia ha estado durante 50 años dominada por el matrimonio Juárez. Carlos Juárez y la popularmente conocida como “Nina” Aragonés, su esposa, han tejido durante años el entramado de corrupción, abuso de poderes y tráfico de influencias que han hecho de la provincia situada al norte del país una zona al margen de la ley. Las reivindicaciones sociales que reclamaban justicia hicieron que, ya en 1993, la provincia fuese intervenida por el Gobierno central. En marzo de este año, el Ejecutivo decidía realizar la que ha sido la segunda intervención en la provincia, aunque en esta ocasión no ha sido la presión social la desencadenante. La sospecha de violaciones a los derechos humanos ha impedido que el Gobierno de Kirchner siga mirando hacia otro lado. El proceso tiene su inicio en febrero de 2003, con el doble crimen de dos adolescentes en el que podrían estar implicadas autoridades políticas de la provincia, entre las que se encuentran el matrimonio Juárez. Por este delito sólo se realizó la detención del ex jefe de la Inteligencia provincial, Antonio Musa Azar. “Nina” Aragónes, por aquel entonces gobernadora, nombró a su esposo, de 87 años, Carlos Juárez, ministro de Economía de la provincia con el fin de asegurar su inmunidad judicial, lo que llevó al punto álgido del conflicto. Kirchner puso al mando de la provincia ...

Cronología año   2004

9 de enero. Reunión con el titular del FMI, Horst Köhler, en Monterrey. Kirchner ratifica que su gobierno no aumentará el monto destinado este año para pagar la deuda ni modificará la oferta pública a los acreedores privados en default.

10 de enero. El FMI aprueba la revisión del acuerdo del préstamo de 600 millones de dólares.

15 de enero. Se pide exención fiscal que deje a los productos argentinos al margen de los alcances de la reforma fiscal.

25 de enero. Reforma en el Senado. Creación de comisiones para evitar amiguismos; profunda reforma administrativa; voto electrónico obligatorio y transmisión de las sesiones por televisión con el objetivo de alcanzar una mayor transparencia.

27 de enero. El Gobierno suizo incluye al ex presidente Menem en una lista especial integrada por una docena de ex líderes políticos de todo el mundo investigados por presuntos vínculos con hechos de corrupción y lavado de dinero.

29 de enero. El FMI aprueba la primera revisión del acuerdo (358 millones de dólares).

5 de febrero. El G-7 exige a Argentina “que inicie un diálogo constructivo y de buena fe” con el conjunto de acreedores, con quienes Argentina debe canjear bonos en “default” por valor de 90.000 millones de dólares.

19 de febrero. Los tres bancos extranjeros que actuarán como organizadores del canje de la deuda tendrán una comisión de 178 millones de dólares.

20 de febrero. El Gobierno lleva al Congreso un proyecto de ley que obliga a realizar análisis de ADN a supuestos hijos de los desaparecidos durante la dictadura militar.

22 de febrero. El Gobierno empieza a trabajar de forma activa en la provincia de Santiago del Estero. Ha instalado dos oficinas dependientes del Ministerio de Justicia que ya reúnen más de 100 denuncias por presuntas violaciones de los derechos humanos, corrupción o brutalidad policial.

28 de febrero. Viaje presidencial a Venezuela. Kirchner busca respaldo en el Grupo de los 15 para la renegociación de la deuda con los acreedores.

Reunión con Lula para diseñar una estrategia conjunta ante los organismos financieros.

5 de marzo. Köhler renuncia de su cargo. Ana Krueger le reemplazará temporalmente.

6 de marzo. Krueger palneta al ministro de Economía, Roberto Lavagna, algunas condiciones para aprobar al segunda revisión del acuerdo.

10 de marzo. Tras varias semanas de negociaciones, el Gobierno y el FMI alcanzan un acuerdo para que el organismo financiero apruebe la segunda revisión del programa a tres años firmado en septiembre de 2003.

13 de marzo. Brasil acepta reducir la venta de productos textiles en Argentina.

20 de marzo. Kirchner acompaña a un grupo de ex detenidos durante la dictadura militar al ESMA, que en su día fue centro de torturas.

27 de marzo. Kirchner analiza la aplicación de la primera gran medida destinada a frenar los cortes de energía eléctrica.

1 de abril. “Los Juárez” son detenidos por el Juez Toledo. Se aprueba en el Congreso la intervención federal de la provincia de Santiago del Estero.

2 de abril. El ex secretario de Justicia, Pablo Lanusse, es designado interventor de Santiago del Estero.

6 de abril. Carlos Juárez declara como imputado en una causa por la desaparición de varios dirigentes políticos entre 1974 y 1976.

10 de abril. El ministro de Economía, Roberto Lavagna, anuncia un proyecto del ley que favorece la compra de bienes para la producción.

17 de abril. El Comité Global de Bonistas acepta la negociación con el Gobierno.

19 de abril. Aumentan los cortes de gas en la industria.

24 de abril. Las provincias piden cambios en el Plan estratégico de seguridad. (Este plan podría introducir fuerzas federales en los municipios, lo que los gobernadores no están dispuestos a admitir).

2 de mayo. Ciudadanso de la provincia de San Luis se manifiestan en reclamo de la intervención federal.

4 de mayo. 4ª visita de Kirchner a EE.UU. Se tratará el tema de la crisis energética y la negociación de la deuda.

1 de junio. Lavagna presenta la nueva oferta a los acreedores.

11 de junio. Llega una misión del FMI a Argentina y arranca la tercera revisión del acuerdo.

19 de agosto. Rodrigo Rato visita Argentina para presionar por las reformas (pide avances en materia fiscal, en tarifas, en el sistema bancario y en la salida del “default”).

1 de septiembre. Rato pide a Argentina que pague más a los acreedores; insistió en reclamar un mayor superávit y Kirchner se negó de manera tajante.

2 de septiembre. Se anuncia un incentivo para los bonistas que acepten el canje.

22 de septiembre. En la ONU, Kirchner pide un rediseño del FMI.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull