Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Somalia
El Gobierno vuelve a casa
Marta Cuatrecasas

El Gobierno Federal de Transición de Somalia, exiliado en la vecina Kenia por razones de seguridad, volvió el 13 de junio a su país. El retorno del Gobierno provocó una fuerte pugna entre el Ejecutivo y el Parlamento. Desde hace meses, los principales debates oscilan alrededor de cuál o cuáles serán las ciudades que alberguen a esas instituciones. Por un lado, el presidente de Somalia, Abdullahi Yusuf, y el primer ministro, Mohamed Gedi, establecieron la sede del Gobierno en la ciudad de Jowhar a la espera de que en la capital, Mogadiscio, se reúnan las condiciones de seguridad adecuadas para recuperar las instituciones. Contrario a esta posición, el Parlamento insiste en que las nuevas autoridades deben instalarse en la capital. El Gobierno ha quedado dividido: en Jowhar se encuentra en estos momentos la mitad del Gobierno y la mitad del Parlamento. El resto de representantes del país siguen repartidos entre Mogadiscio, Nairobi y otras ciudades de la región.

El acuerdo de Nairobi

Mogadiscio está controlada principalmente por el Partido Republicano Unido Somalí, encabezado por el jefe guerrillero Abdinur Ahmed Darman, hombre de negocios y dirigente político que no reconoce la autoridad del nuevo Gobierno. Darman se autoproclamó presidente de Somalia en julio del 2003 y fue acusado por Naciones Unidas de estar implicado en falsificación de moneda. La situación en Jowhar, ciudad situada en el sur del país, es más tranquila pero en absoluto menos peligrosa. La ciudad está dominada por el caudillo Mohamed Omar Habeb, quien, desde 1991, cuando el Gobierno de Siad Barre fue derrocado, se hace llamar alcalde de Jowhar y, aunque es una persona aparentemente pacífica, tampoco reconoce al nuevo Gobierno. El establecimiento de la nueva Administración sufre la constante amenaza de estos grupos rebeldes cuya única preocupación es destrozar el acuerdo político.

El nuevo Gobierno se constituyó con la toma de juramento del presidente Abdullahi Yusuf en octubre del 2004, e integra a líderes de clanes y representantes de la sociedad civil. El Gobierno fue formado bajo la égida de los países de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, organización formada por Yibuti, Somalia, Kenia, Eritrea, Etiopía, Uganda y Sudán), un organismo regional africano. El 13 de enero de este año el Parlamento somalí, liderado por el “señor de la guerra” Sharif Hassan Adan, aprobaba el Gabinete de Somalia desde Nairobi. Sharif Hassan se describe en las entrevistas como un mulá afable y serio pero se pasea por Mogadiscio en un vehículo militar dotado de artillería antiaérea. La gran obsesión del presidente somalí es que el Gobierno sea reconocido no sólo por la comunidad internacional, sino también por el propio país. No es fácil saber si la elección de Abdullahi Yussuf, ex militar e influyente “señor de la guerra”, compañero de andanzas, primero, y luego opositor -incluso con las armas en la mano- de Siad Barre, vaya a conseguir sacar a Somalia del marasmo en el que está inmersa.

Se da la circunstancia de que, desde el punto de vista étnico, Somalia es uno de los países más homogéneos de África, ya que todos los somalíes comparten cultura, religión y lengua. Las principales divisiones son de origen clánico. En sus primeros años de independencia, los diferentes clanes vivieron relativamente en paz, hasta que, tras una serie de magnicidios e intentos de golpe de Estado, el general Mohamed Siad Barre se hizo con el poder el 21 de octubre de 1969. En ...

Cronología año   2005

6 de enero. El nombrado de nuevo primer ministro de Somalia, Ali Mohammed Ghedi, creará un Gabinete reconstituido.

13 de enero. El Parlamento aprueba el Gabinete de Somalia. La presidencia y el Parlamento somalíes se encuentran en Nairobi debido a la falta de seguridad en Somalia

11 de marzo. Más de 100 refugiados mueren ahogados cuando viajaban ilegalmente desde Somalia con destino a Yemen

30 de abril. Por primera vez desde el año pasado, el primer ministro, Ali Mohamed Ghed, está en Mogadiscio para concluir con la reubicación del Gobierno de Somalia.

3 de mayo. Al menos 8 personas han muerto y miles han resultado heridas tras una explosión en el estadio de fútbol de Mogadiscio que iba dirigida al primer ministro.

5 de julio. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) suspendió el envío de asistencia humanitaria a Somalia tras del secuestro este fin de semana de un barco carguero que transportaba víveres

12 de junio. El Gobierno de Somalia vuelve a casa.

16 de junio. El caudillo Mohamed Omar Habeb, que controla la ciudad de Jawhar, rechaza repentinamente el establecimiento del Gobierno transitorio.

18 de junio. El primer ministro somalí sitúa la administración del Gobierno en Jawhar.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull