Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Indonesia
La tragedia del tsunami lleva a la desmovilización de la guerrilla independentista de Aceh
Joan Colàs

El 15 de agosto de 2005 fue la fecha en la que el Movimiento por la Liberación de Aceh (GAM, en sus siglas en el idioma indonesio) decidió poner fin a la lucha armada para la defensa de la independencia de esta provincia de Indonesia. Ese día, en Helsinki, el ministro de Justicia indonesio, Hamid Awaladiin; el líder del grupo independentista, Malik Mahmud, y ex el presidente de Finlandia Martii Ahitsaari (quien colaboró para llegar al acuerdo), firmaron el tratado de paz que acordaron el mes anterior.

Cincuenta años de conflicto

La amenaza del integrismo islámico en Poso

En este documento, llamado “Memorándum de Entendimiento”, ambas partes se comprometían a poner fin a las hostilidades que han asolado la provincia de Aceh y han causado la muerte de más de 15.000 personas en 30 años. El documento establece que Indonesia concede una amplia autonomía a Aceh, que contará con un Gobierno regional, una bandera y un himno. Además, el Gobierno de Yakarta también permitirá la miembros relacionados con el grupo independentista puedan entrar en política formando parte de algún partido, de manera que podrán participar en las próximas elecciones legislativas de abril de 2006. El GAM renunció, por su parte, a su objetivo de independizarse de Indonesia y de establecer un Aceh independiente. En este pacto se establecía que todos los presos políticos del GAM se beneficiarán de una amnistía general; así, los guerrilleros podrán integrarse en la vida ciudadana e incluso el Gobierno se comprometió a entregarles tierras de cultivo y otras ayudas especiales.

En el ámbito económico, el GAM ha logrado bastantes más libertades para Aceh, ya que esta provincia del sur del país podrá establecer y gestionar las diferentes modalidades de impuestos. Y a partir de 2009 Aceh pasará a controlar la mayoría de sus recursos naturales y podrá administrar el 70% de los beneficios generados por el gas natural y el petróleo (en la actualidad, tan sólo controla un 55% del gas natural y se beneficia de un 40% de sus reservas de petróleo). Aceh también podrá pedir préstamos extranjeros así como atraer inversiones de fuera del país, siempre y cuando se establezcan dentro de los parámetros dictados por el Banco Central Indonesio. Incluso el Estado cederá a miembros del GAM tierras de cultivo para que puedan iniciar una nueva vida alejados de las armas.

Pero el Gobierno no puede dejar impunes a todos aquellos que han participado en este conflicto nacional, de modo que, según el acuerdo firmado en Helsinki, para que éste se cumpla es necesario que en Aceh se establezca un tribunal especial para juzgar posibles violaciones de los derechos humanos, así como una Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Esta comisión contará con un tribunal de apelación en la misma provincia. Del mismo modo, Yakarta pasará a ser la responsable de la seguridad nacional, de las relaciones internacionales y del sistema monetario y fiscal de Aceh. Mientras, los cuerpos de seguridad dejarán de perseguir a los miembros del GAM, excepto a aquellos que aún continúen en posesión de ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull